Cada vez es más común cuidar de la alimentación, reducir los excesos y evitar los dulces. Por eso, Mercadona ha decidido lanzar un nuevo producto que incita a sus consumidores a llevar una vida más saludable, sin dejar de disfrutar en ningún momento. Lo ha conseguido eliminando por completo el azúcar de una de las golosinas que generalmente se creaban a raíz de ella: los caramelos. No es la primera vez que la cadena valenciana sorprende con sus productos, la última vez lo hizo con los chicles que te prometen adelgazar o los tequeños de queso que hasta entonces se comían en el Goiko.

Noticias relacionadas

Los nuevos caramelos se venden en una bolsa de 100 gramos e incluyen seis sabores distintos: naranja, fresa, limón, melón, cereza y mora. Cuestan 0,95 euros

Lo que ha sorprendido a los clientes de Juan Roig es la ausencia de azúcar y gluten, dos ingredientes que al quitarlos, contribuyen en una alimentación más sana y apta para todo tipo de personas con cierta intolerancia. Los seguidores de la cadena han mostrado su emoción en redes sociales con comentarios como "Están buenísimos, me encantan" o "Están riquísimos y sacian las ganas de algo dulce", como también cuenta Consumidor Global. 

Se aconseja guardarlos en un lugar seco y fresco y no consumir de manera excesiva. Se comercializan bajo la propia marca de Hacendado e incluyen edulcorantes.

Su origen

Al principio de su existencia se usaban para darlos a las personas enfermas a modo de medicamento, después era un alimento únicamente para las personas adineradas.

Caramelos

Diversas historias aseguran que su origen está asociado a los hombres de las cavernas, a quienes les gustaban comer paneles de miel. A medida que la civilización comenzó a desarrollarse, se convirtió en un producto altamente comercializado.

Aquí es cuando surgen los caramelos, por la necesidad de encontrar un alimento ligero que sirviese de sustento para los viajes.

Finalmente, fue en la India donde aparecieron los primeros caramelos creados con azúcar, se produjo por primera vez el azúcar sólido. Solo los ricos tenían el lujo de consumirlos, ya que en el siglo XV y XVI el azúcar tenía un precio realmente elevado.

También te puede interesar...

El nuevo producto de limpieza de Mercadona que "huele genial y en toda la casa": cuesta 0,95 euros

Los dos nuevos yogures líquidos de Mercadona para este verano: cuestan 1,10 euros

Las novedades de Lidl para limpiar tu coche en vacaciones: desde 6,99 euros