Una niña ataviada con el famoso parche para el ojo vago

Una niña ataviada con el famoso parche para el ojo vago Shutterstock

La Jungla REDES SOCIALES

El hilo que explica por qué ya no se ve a ningún niño en España con parche en el ojo

En La Jungla. Si tú también creciste en los ochenta y los noventa recordarás que había niños con parche en el ojo. Y si no los recuerdas es que eras tú.

Noticias relacionadas

Los niños que fueron a EGB quizás sean una de las generaciones más nostálgicas de la historia de la humanidad. Vivimos en un permanente revival de los ochenta y los noventa sin saber muy bien por qué. El último coletazo hasta el momento ha llegado a las redes sociales de la mano de una tuitera que decidió desenterrar uno de los objetos más odiados de la época: el parche color carne para el ojo vago.

Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que aquel pedazo de plástico arruinó la infancia a un buen puñado de niños. No bastaba con que se les llamase cuatro ojos por llevar gafas, sino que además eran una suerte de piratas de saldo sin que nadie entendiese muy bien el motivo. Vamos, que no nos hubiera extrañado que los parches hubiesen salido del mercado por incitar al bullying

Porque, como observa la tuitera con mucha ironía, prácticamente ya no se ven en los niños y niñas de ahora:

Y es que aquellos parches parecían ser la única solución para el llamado ojo vago o amblopía, un desarrollo visual anormal en los primeros años de vida. Es decir, que uno de los dos ojos tiene problemas de visión como miopía o hipermetropía y el cerebro se decanta por usar el que ve mejor, o sea, el dominante.

Pero, ¿es que ya no existen niños con ojo vago o han inventado algo mejor que los parches? Pues por supuesto que sigue existiendo esa problemática ocular y no, los parches siguen sirviendo para su tratamiento. Lo que pasa es que hay modelos mucho más variados que el uniforme e inquietante color carne:

Eso sí, según este tuitero vemos muchos menos niños con ellos porque son métodos un tanto anticuados:

Aunque, de todas las teorías que intentan explicar, hemos elegido quedarnos con la siguiente por motivos obvios:

Las torturas ochenteras

Con más de 7.000 retuits, el mensaje de Sara se hizo viral y suscitó cientos de comentarios. Muchos de ellos quisieron ahondar en otras torturas por las que tuvieron que pasar los niños y niñas de esas generaciones. Leerlas parece la tienda de los horrores:

Leyendo estas cosas no nos extraña la pregunta de este tuitero:

[Más información: Acusan a Paula Vázquez de 'pelotear' al nuevo Gobierno y ella responde con un 'zasca' a Herrera]