Goofy es uno de los personajes clásicos más populares de Disney

Goofy es uno de los personajes clásicos más populares de Disney

La Jungla Dibujos animados

¿Goofy es un perro o una vaca? El debate que ha vuelto loco a Twitter

En La Jungla. En mitad del debate sobre qué animal es el mítico amigo de Mickey, buscamos entre las notas de su dibujante para salir de dudas.

Noticias relacionadas

Inmersos en el dilema de saber si alguien conseguirá ponerse al frente del Gobierno de una vez por todas, muchos ciudadanos buscan otros debates un poco más ligeritos en los que invertir su tiempo y en los últimos días uno de ellos ha destacado por encima del resto: ¿Goofy es una vaca? Sí, la polémica envuelve esta vez al popular personaje que Disney creó en 1932 y que todos teníamos asumido que era un perro con rasgos humanos.

Como casi todo en estos tiempos, el origen de la controversia hay que ir a buscarlo a Twitter. Concretamente, al tuit que publicó Mel (@melissabm96) el 14 de septiembre con un vídeo que lleva más de 1,4 millones de reproducciones:

En las imágenes se ve cómo el chico que buscaba en Google para resolver el misterio se quedaba con la primera búsqueda que afirmaba que Goofy era, en realidad, una vaca. Se trata de un enlace que nos lleva a un artículo de la revista satírica Reel Rundown publicado en febrero de este año. Por esas fechas y por culpa de esa información, el mismo debate ya se produjo en Estados Unidos.

El artículo, que se presenta como una investigación, contiene información veraz sobre la historia del personaje consiguiendo con eso que mucha gente se lo creyera. Sin embargo, está lleno de exageraciones y especulaciones porque está escrito con una clara intención humorística. Así, bajo el prisma de estar descubriendo una teoría de la conspiración, defendían la hipótesis de que el personaje era una vaca a la que habían hecho pasar por un perro.

Goofy, el inmigrante

El autor del artículo argumenta que Goofy era una vaca del tipo Aberdeen-Angus y había nacido fuera de Estados Unidos. Como llegó al país en los años 30, en un clima de hostilidad política, en Disney se vieron obligados a ocultar su origen porque el nacionalismo estaba en auge el aquel momento y habría "acabado con su carrera justo cuando comenzaba a despegar".

No contentos con esta teoría hilarante, la revista siguió dándole a Goofy señas de identidad reales asegurando que nació bajo el nombre de Dipalwa Dawala, hijo de inmigrantes egipcios en Escocia y que fue "descubierto por los cazatalentos de Disney durante una venta de ganado". Es más, llegan a afirmar que Goofy tuvo un hijo que murió por el mal de las vacas locas.

La gente que leyó todo el artículo, obviamente se dio cuenta de que se trataba de una broma, pero el problema -como el chico del vídeo viral- es que muchos se han quedado con el titular convencidos de que era una vaca y llevaban todo este tiempo viviendo en la ignorancia ante tamaña información.

Su creador lo dejó bien claro

Art Babbit dibujó a Goofy en la década de los treinta y apareció por primera vez el 25 de mayo de 1932 en una pieza animada que se titulaba Mickey Revue. En aquel momento se llamó Dippy Dawg y era un personaje secundario del corto. Después sufrió algunas modificaciones y varios cambios de nombre, pero no hay constancia de que se hubiese llamado Dipalwa Dawala.

Otro de los argumentos que se presentan para defender el origen bovino de Goofy es que tuvo algunos romances con Clarabelle la vaca, también llamada Clara, una de las mejores amigas de Minnie Mouse. Pero, en este punto, no hay que olvidar que ella también fue novia de Horace Horsecollar (Horacio, el caballo) por lo que las parejas en Disney no tienen por qué ser de la misma especie.

Sin embargo, al margen de todas estas aclaraciones que ya de por sí son bastante nítidas, el propio dibujante del personaje dejó escrito en sus notas que era un perro. En su análisis, que puede consultarse en la web del animador Michael Sporn, Babbit precisó que Goofy es "un optimista eterno, un buen samaritano crédulo, un ingenioso, un niño inmutable y de buen carácter, y un cabrón a la vez".

Añadió además que "es cierto que existe una vaga similitud en la construcción de la cabeza de Goofy y de Pluto [el perro naranja del que no hay duda de su especie]. El uso de los ojos, la boca y las orejas son completamente diferentes. Uno es perro, el otro es humano. (...)". Con esto se constata la evidencia de que es un can antropomórfico. Además, en la descripción que hace Disney, también inciden en que "fue creado como un personaje humano a diferencia de Pluto, que era una mascota, así que él caminaba erguido y tenía una voz que hablaba".

Y, por esto, nuestro protagonista saca a pasear asiduamente al segundo y nadie lo pasea a él, aunque algunos lo pongan en tela de juicio:

Misterio resuelto.

[Más información: Resolvemos el misterio viral del momento: ¿tiene vida propia este Buzz Lightyear?]