La Jungla

Ropa especial para invitados gordos, la locura viral de una novia caprichosa

En la Jungla. Esta novia pretende que sus invitados de más peso vayan vestidos de negro para que no se les vea y también ha comprado un detector de mentiras para la fiesta.

Las invitaciones de muchos eventos vienen acompañadas por una tarjetita donde se especifica qué código de vestimenta deben de seguir los invitados. "Mujeres con vestido de cóctel y hombres con esmoquin", por poner solo un ejemplo. Lo que no es común, ni mucho menos de recibo, es que se recomiende ir de una manera u otra dependiendo del peso de las personas que reciben el convite.

Pues esto, precisamente, es lo que ha hecho una novia que espera celebrar en 2019 su boda por todo lo alto en Hawaii y que los más entrados en carnes pasen desapercibidos en la fiesta, "una de las más especiales a las que serás invitado en tu vida", dice ella, cuyo nombre no ha trascendido pero sí sus estúpidas pretensiones.

Así, esta lumbrera publicó un post en su Facebook en el que explicó que el código de vestimenta es "muy específico" con el objetivo de "crear un efecto visual increíble", pero claro, solo con personas delgadas. Así, si las invitadas pesan más de 72,5 kilos o los invitados más de 90,7 tendrán que ir vestidos de negro para pasar desapercibidos y parecer "camuflados".

El resto de las mujeres tendrán que gastarse una pasta en unos tacones Louboutin porque, según la anfitriona, "cuando giren y levanten los pies el efecto les sorprenderá". El estilismo deseado en el enlace también pasa por una bufanda Burberry, un jersey de terciopelo verde y pantalones naranjas. Los hombres delgados, por su parte, tendrán que lucir una chaqueta morada con brillo, un sombrero para acoplar latas a los lados y unas zapatillas deportivas blancas con accesorios brillantes.

Los niños irán de rojo de los pies a la cabeza porque "formarán un corazón en la coreografía". La novia también pretende que los invitados lleven un segundo atuendo en el que se hayan gastado "al menos mil dólares".

Su despropósito de hizo viral

Como era de esperar, el post de la mujer saltó a otras redes sociales y no tardó en popularizarse por lo surrealista que resultaba todo. Ella se enfadó hasta tal punto que avanzó que, además de toda la parafernalia de los trajes, haría una segunda celebración con un detector de mentiras para descubrir a la persona que difundió su mensaje.

Así, en una segunda publicación, la novia aseguró que había comprado el detector en Amazon y que si por algún casual no podías ir a esa fiesta "serás considerado sospechoso, al menos que puedas dar una excusa válida"; pero "si eres inocente no tienes nada por lo que preocuparte. Una vez que se termine la búsqueda y hayamos encontrado a la rata que hizo esto lo celebraremos con bebidas y bocadillos".