La Jungla

Beatriz Talegón también hace el ridículo explicando la vía eslovena

En la Jungla. Beatriz Talegón ha querido resumir la independencia de Eslovenia en un solo tuit y eso no podía salir bien.

Una guerra de hace 27 años vuelve a estar de actualidad gracias a Quim Torra y su apuesta por la vía eslovena en su carrera por lograr la independencia de Cataluña. No es la primera vez que se plantean paralelismos con el país de los Balcanes, ya se hicieron comparativas cuando Puigdemont suspendió la declaración a los siete segundos de realizarla.

Si Torra y Puigdemont son los encargados de animar las noticias en días aburridos, Beatriz Talegón hace lo propio en Twitter, donde sus piruetas mentales ya son material de leyenda. La última, una peculiar lección de historia en la que todo mal.

La cosa es que explicado así, la cosa queda un poco distorsionada, por no decir que poco o nada tiene que ver con la realidad.

El primer error es confundir Serbia con Yugoslavia, que estaba formada por Serbia, Croacia, Eslovenia, Bosnia, Montenegro y Kosovo. Todo esto ocurrió en el contexto de la desintegración de la URSS y del bloque comunista. El 8 de mayo de 1989, Slobodan Milošević fue proclamado presidente de la República de Serbia con un programa ultranacionalista que buscaba la cristalización de la Gran Serbia, planes que incluirían lindezas como limpiezas étnicas.

Este plan no fue bien recibido ni en Croacia ni en Eslovenia, donde se celebraron elecciones que ganarían los partidos favorables a la independencia. El 23 de diciembre de 1990 se celebró un referéndum en el que que participó el 93,2% de la población-bastante más que en Cataluña- y logró un apoyo del 95%. 

Como Puigdemont, los eslovenos dejaron en suspenso la declaración de independencia durante seis meses en los que intentaron negociar con Belgrado sin mucho éxito, tal y como explica Talegón. Lo que no explica es que también se aprovechó para movilizar las Fuerzas de Defensa Territorial, unas fuerzas de defensa gestionadas por los gobiernos locales que Tito había organizado temiendo una posible invasión soviética y que Milosevic pretendía desmantelar, preparándose para una guerra de guerrillas.

La Guerra de los 10 días comenzó el 27 de junio de 1991, cuando Yugoslavia envió al ejército regular tras hacerse efectiva la declaración de independencia, y se prolongó hasta el 6 de julio. Hubo 74 muertos: 44 soldados yugoslavos, 18 eslovenos y 12 ciudadanos extranjeros. Recordemos que para Talegón los "muertos fueron cosa serbia".

Además, Talegón también obvia el incidente de Holmec. La cadena austriaca ORF grabó como un grupo de soldados yugoslavos se acercó un puesto fronterizo con las manos alzadas y una sábana blanca, momento en el que se escuchan unos disparos y estos caen. El gobierno esloveno aseguró que los soldados no fueron heridos y que se tiraron al suelo para protegerse, sin embargo la acusación de crímenes de guerra siempre ha flotado sobre el suceso.

Pero todos estos detalles no deben importar a una persona que defiende la homeopatía usando como prueba una entrevista al presidente del Colegio de Homeópatas.