La Jungla

Cómo trollear al empleado de una joyería hasta (casi) el infarto

En la Jungla. Hay bromas que llevan la tensión arterial a los límites de su capacidad, y esta es una de ellas. Y es sencilla, pedir una probarte una joya cara y dirigirte al espejo más cercano... corriendo.

Ser dependiente de una joyería parece algo muy glamuroso, siempre moviéndote entre diamantes, oro y plata. Sin embargo, si trabajar en una tienda donde el producto más caro cuesta 50€ ya te hace estar atento a ver si algún cliente tiene las manos largas, imaginad cuando la baratija más asequible se mueve en los varios miles de euros.

Una cadena de televisión asiática ha querido poner a prueba el ritmo cardiaco de estos sufridos empleados. El modus operandi fue sencillo: pedir probarse algo muy caro y, al momento, salir corriendo... hasta un espejo. La reacción de los dependientes es espectacular.

Su reacción se divide en dos partes, primero es la reacción inmediata de salir corriendo tras el "ladrón", algunos de ellos haciendo parkour y saltando por encima del mostrador como un héroe de acción de los 90. La segunda, que posiblemente sea la más ridícula, es el momento en el que tienen que disimular que estaban persiguiendo al cliente como si ahí no hubiera pasado nada. "¿Saltar por encima del mostrador? No, señora, es yoga, política de empresa para mantenernos en forma...".

El vídeo fue compartido por la página de Facebook @ttiandouyin, perteneciente al canal de televisión que realizó el vídeo, donde ya ha superado los 10 millones y medio de reproducciones. Más tarde fue compartido en Twitter por la revista neoyorkina Complex -no sabemos si con permiso o sin él- donde ya suma otros cinco millones de visualizaciones y se convirtió en tendencia en la red social del pajarillo azul.

Ningún empleado de la joyería sufrió daño alguno durante el rodaje.