La Jungla

El emotivo homenaje a un donante de órganos en los pasillos del hospital

En la Jungla. Le llaman "paseo del respeto" y es la forma que ha escogido el personal de este hospital para mostrar su agradecimiento a los donantes de órganos. 

Cuando la muerte es inevitable, el generoso gesto de salvar vidas donando nuestros órganos es digno de admiración. Esta es la premisa que ha llevado al personal del St. Luke’s Hospital de Meridian, en Idaho (Estados Unidos) a rendir 'honores' a aquellas personas que fallecen en sus instalaciones siendo donantes. 

Le han llamado "el paseo del respeto", un recorrido desde el área de Cuidados Intensivos hasta la mesa de operaciones donde se le extirparán los órganos. Las sobrecogedoras imágenes del homenaje que se llevó a cabo el pasado 27 de septiembre se han hecho virales. Los datos que han trascendido, con el consentimiento de la familia, es que se trataba de un hombre de 53 años. 

No sabe cuál fue la causa de su muerte, qué órganos ha donado ni quién los ha recibido, pero sí que el paciente había estado en la UCI durante algún tiempo, lo suficiente para que se estrecharan lazos entre él, su familia y el personal médico. 

En riguroso silencio

Habitando en un mundo tan ruidoso como el nuestro, el silencio conmueve sobre manera y, precisamente, es lo único que se escucha en el vídeo. Dos mujeres del personal empujan la camilla mientras el resto de trabajadores se agolpan a ambos lados del pasillo con gesto emocionado:

"El personal se detiene en los pasillos de la UCI para mostrar respeto por el segundo paciente de esta semana que dona sus órganos para salvar vidas. Gracias a la familia por permitirnos honrar y compartir", escribieron en su Facebook, desde donde compartieron el vídeo que se ha visto más de 316.000 veces. 

Estos paseos "del respeto" son habituales en los hospitales St. Luke's de Idaho. Todos los profesionales dejan a un lado las tareas que están realizando en ese momento y se suman al homenaje silencioso.