La Jungla

Una bailarina erótica actúa en una guardería para abrir el curso escolar

En la Jungla. Los padres de los pequeños, de 3 a 6 años, no daban crédito cuando vieron la actuación de una sensual bailarina en la fiesta de comienzo del trimestre.

Los niños y niñas de un jardín de infancia en la ciudad china de Shajing, al sur del país, asistían junto a sus familias a una fiesta en las instalaciones para dar la bienvenida a un nuevo trimestre; pero lo que sucedió sobre el escenario es de las cosas más surrealistas que pueden ocurrir en un acto de estas características. 

Una bailarina de pole dance, ataviada con taconazos y ropa sexy, empezaba su sensual baile encaramada al poste ante la mirada atónita de los presentes. Las críticas y la indignación no tardó en surgir, acompañadas de las correspondientes quejas que se elevaron hasta la Oficina de Educación del distrito de Bao'an.

Las autoridades educativas han dejado claro, incluso a través de sus redes sociales, que este tipo de bailes "no es apropiado", recoge The Telegraph. Las imágenes de lo ocurrido no han tardado en hacerse virales:

Pero además, otras situaciones cuestionables que se han dado en Xinshahui Kindergarten y también han llegado a Twitter de la mano del escritor estadounidense Michael Standaert:

El hombre, cuyos hijos asisten a esa escuela infantil, aseguró que ya les había parecido extraño que antes de las últimas vacaciones, los pequeños hubiesen estado "diez días" haciendo "actividades militares", donde se incluían exhibiciones de armamento. 

Ahora, lo de la bailarina es la gota que colma el vaso: "¿quién puede pensar que esto era una buena idea? Estamos tratando de sacar a los niños de la escuela", comentó. Lai Rong, la directora, declaró que su objetivo era enseñarles a los niños distintos tipos de danzas.

"Los niños son inocentes, no pensarían nada malo sobre eso, simplemente que es increíble que alguien pueda volar sobre un poste de esa manera", se defendió, alegando además que había sido malinterpretado y que se carrera se había visto truncada por cinco minutos de actuación. La presión de los padres para que tomaran medidas ha acabado con Rong en la calle.