Escena de Los Simpson en la que parodian las adaptaciones musicales.

Escena de Los Simpson en la que parodian las adaptaciones musicales.

La Jungla

De Spiderman a La mosca: los musicales más absurdos de la historia

En la Jungla. Los musicales son una industria multimillonaria y, como a todas las industrias, les gusta aprovechar las historias de éxito para ducharse en dinero. El problema es que hay algunas historias que no encajan con ver a sus personajes cantando.

No cabe duda de que los musicales son un referente cultural. Primero sobre los escenarios, y luego siendo un pilar de la edad de oro de Hollywood. Visitar Nueva York y no ir a una de las obras de Broadway es casi un insulto para algunos. Las tablas neoyorkinas han dado grandes clásicos, sin embargo también hemos visto una tendencia a adaptar todo tipo de historias y franquicias a musicales. 

Es difícil saber cuándo comenzó esta tendencia. En cualquier caso hay alguien que, ya supo verla mucho antes de que el resto de la humanidad nos llevásemos las manos a la cabeza:

La mítica escena del musical de El planeta de los simios protagonizado por Troy McLure pertenece al episodio 19 de la séptima temporada, emitido originalmente el 24 de marzo de 1996. 20 años después tenemos musicales incluso de Bob Esponja. Por que siempre quisiste ver la canción de la introducción con una producción espectacular.

Pero tranquilos, que hay cosas mucho más raras:

Carrie

La película de Brian DePalma basada en una novela de Stephen King es un auténtico clásico del terror. Pero que la historia girase entorno a una chica con poderes psíquicos que acaba totalmente zumbada por culpa de una madre opresiva y montando una auténtica masacre en el baile de graduación no fue un impedimento para que llegase a Broadway en 1988.

Rocky

La saga protagonizada por Sylvestre Stallone tiene grandísimos momentos musicales, como sus entrenamientos a ritmo de Gonna Fly Now o The Eye of the Tiger. Pero posiblemente no pensásemos nunca que una saga que se resuelve a mamporro limpio pudiera dar para un musical, pero un grupo de teatro de Hamburgo no pensó lo mismo en 2012. Y sí, acabamos viendo a Rocky Balboa cantando. Y en la película le costaba decir "Adrian" con una voz medionormal...

Spiderman

Uno puede pensar que con la actual fiebre de Marvel cualquier cosa es buena para exprimir la fiebre de superhéroes, pero estamos hablando de 2011, cuando la bola todavía no era tan grande -ese año se estrenaron Thor y Capitán América, y la última cinta de Spiderman era de 2007-. En su momento fue la producción más cara realizada por Broadway y contaba con canciones compuestas por Bono y The Edge -sí, los de U2-. Pero todo fue bastante desastroso: las espectaculares piruetas causaron cinco accidentes graves que obligaron a retrasar el estreno -el protagonista cayó 10 metros partiéndose 3 vértebras, la clavícula y el cráneo, pero se recuperó- y en New York Times lo calificó como uno de los peores musicales de la historia. Y es que ver al Duende Verde tocar el piano no es ni medio normal.

Superman

Pero Spiderman no fue el primer superhéroe en volar sobre las tablas de Broadway. Ese honor va para el héroe entre los héroes, el hombre de acero, Superman, que tuvo su primera adaptación musical en 1966 en Broadway y que podemos ver entero en YouTube gracias a la versión televisiva que emitió la ABC en 1977.

Las brujas de Eastwick

La película basada en la novela de John Updike no fue gran cosa pero en su momento tuvo un cierto éxito gracias a contar con nombres como Cher, Susan Sarandon, Michelle Pfeiffer y Jack Nicholson en su reparto. El problema es que su momento fue 1987 y no 2010 cuando alguien (el productor Cameron Mackintosh) decidió que sería buena idea hacer un musical sobre estas aburridas mujeres que invocan al diablo. Sobra decir que la cosa no fue del todo bien.

La mosca

La mosca de David Cronemberg es una de esas películas pegajosas, una película que busca perturbar al espectador, con bastante éxito, habría que añadir. Por eso hay pocas razones para pensar que podría ser un buen musical, pero eso no frenó a la producción en 2008 de esta versión basada en la banda sonora original de Howard Shore. En un momento dado, el protagonista trepaba hasta el techo del teatro, pero más allá de eso las críticas la destrozaron bastante.

Big

Estrenada en 1988, Big es una de esas películas que han marcado infinidad de infancias, con una de sus escenas más icónicas -la del piano gigante-, vinculado estrechamente a la música, pero más allá de eso poco había para justificar una adaptación musical como esta de 1996. Las críticas que recibió no fueron terribles, pero poca gente fue a verla.

Bonus track 1: Juego de Tronos

En 2015 buena parte del reparto de Juego de Tronos se unió a Coldplay para realizar este sketch televisivo que formaba parte de un especial de la NBC para recaudar fondos para la Cruz Roja. Con la voz de Liam Neeson como narrador podemos presenciar los ensayos para el musical basado en la serie. Un musical en el que al final moriría hasta el público.

Bonus track 2: Star Wars

Sí, el vídeo es una parodia realizada por fans, pero aceptémoslo: Star Wars ahora es Disney y a Disney le encantan los musicales. Es cuestión de tiempo: va a ocurrir.