Alejandra Martínez de Miguel Poetry Slam Madrid

La Jungla

La canción feminista a partir de versos machistas que ganó un certamen poético

En la Jungla. Una joven poetisa se plantea un difícil reto: componer un poema a partir de canciones machistas que no solo tenga coherencia, también debía reivindicar el feminismo. Además de conseguirlo, ganó un certamen poético.

Escribir poesía no solo es un ejercicio de creatividad, también de imaginación, sentimiento y, por qué no, de reivindicación. Armando versos cuentas historias, cómo ves la vida, cómo te gustaría que esta fuera... Y puedes combinar todas estas premisas dentro de un poema que, además, esté erigido a partir de canciones muy conocidas. Esto fue lo que hizo Alejandra Martínez de Miguel, una joven poetisa, actriz, directora y estudiante de psicología de 23 años.

El objetivo de Alejandra era el de armar una poesía feminista escrita a partir de retazos de canciones machistas. Si analizáramos las letras de lo que escuchamos habitualmente descubriríamos la enorme cantidad de tópicos, descalificaciones y denigración de la mujer que incluyen las canciones. Eso fue lo que hizo nuestra poetisa: eligió frases reconocibles de canciones como Carolina de M-Clan, Despacito de Luis Fonsi, Soldadito marinero de Fito & Fitipaldis o 19 días y 500 noches de Joaquín Sabina. 

Alejandra compuso el poema en unos dos meses, como nos cuenta Verne en un artículo donde la entrevistan. Presentó su creación en un certamen poético en vivo con un resultado apabullante: el público eligió el collage poético y musical otorgándole el primer premio. Y más apabullante está siendo la respuesta en redes sociales del vídeo con su actuación: Alejandra no solo le pone sentimiento, también recita criticando el papel tan machista que recibe la mujer en la música. 

Los pedazos de canción están elegidos con maestría y encajados en el poema de tal manera que este es capaz de contar una historia tristemente reconocible. Según cuenta Alejandra a Verne, crear esa historia fue lo más complicado de componer la pieza; que terminó rematando con unos versos propios para remarcar su acertada reivindicación feminista.

Alejandra ganó el Poetry Slam de Madrid, un torneo poético mensual en el que se retan distintos autores recitando sus obras en menos de tres minutos.