El Instagram de la Muerte que oculta una campaña del gobierno de Nueva Zelanda

El Instagram de la Muerte que oculta una campaña del gobierno de Nueva Zelanda

La Jungla

El Instagram de la Muerte que oculta una campaña del gobierno de Nueva Zelanda

En la Jungla. La Muerte está todo el día trabajando, pero de vez en cuando también tiene derecho a un poco de tiempo libre. Pero la pobre tiene que trabajar hasta cuando se va a la playa...

Todo el mundo tiene Instagram. Personas o empresas que quieran potenciar su negocio ¿y quién tiene un negocio más potente que La Muerte? La parca también quiere tener su hueco en el social media. Iamtheswimreaper ("la segadora nadadora", en castellano, un juego de palabras que hace referencia a la expresión "the grim reaper", que significa la parca segadora y que se suele referir a la muerte) es una cuenta con más de 60 mil seguidores en la que podemos ver a la Muerte en situaciones playeras que harían morir de envidia a cualquier influencer de moda.

Ver a la muerte en estas situaciones, fuera de su salsa, es divertido. Pero ¿realmente está tan fuera de su salsa? Y es que en realidad esta cuenta no es otra cosa que una curiosa campaña del gobierno de Nueva Zelanda.

La imagen de la Muerte vigilando a los bañistas desde el puesto de socorrista es una tremenda ironía que apunta directamente a las intenciones de la campaña. Con mucho humor negro y espíritu troll, quiere usarse esta cuenta para concienciar a los bañistas de los riesgos de bañarse sin tomar las precauciones adecuadas.

Aunque no sabemos de qué nos querían concienciar con una imagen de la parca leyendo 50 sombras de Grey. ¿Querrían que nos acordásemos de acordar una palabra de seguridad?

Además, ver a la Muerte con el mismo flotador que Paquirrín es algo que, posiblemente, nunca hubieras esperado:

El humor troll no se limita únicamente a las fotos, también a los comentarios. "Matando el tiempo, esperando a que alguien se ponga a hacer cosas idiotas en el agua. Preparado para cuando tú no lo estés". 

"Esto es lo que yo llamo zumo para nadar. Tómate unas de estas y relájate hasta el ahogamiento". Dicho así, suena convincente.