Gabriel Rufián responde a la intervención de Quequé.

Gabriel Rufián responde a la intervención de Quequé.

La Jungla 'La vida moderna'

Rufián, Quequé y la SER sacan los puñales: "Si eres de Melilla te hacemos hueco"; "No hay PRISA"

En la Jungla. El diputado de ERC, el cómico y su programa intercambian cuchilladas sobre independentismo e izquierdas.

Noticias relacionadas

Si usted es de los que tiene por costumbre echar un vistazo en Twitter antes de acostarse para ver qué se comenta, quizás le tocó agacharse para esquivar alguno de los cuchillos que volaron en la noche del martes. Si alguno le rozó, hágaselo mirar, porque el veneno con el que estaban impregnados es ponzoñoso de necesitad. Los protagonistas del rifirrafe nocturno son Gabriel Rufián, diputado de ERC; el cómico Quequé y la cuenta del programa de este último en la Cadena Ser, La vida moderna

Quienes conoces a estos duelistas de las redes saben que golpean a matar. Rufián reaccionaba a un comentario de Quequé durante el programa, recogido en vídeo. En el marco del 1 de mayo los presentadores David Broncano e Ignatius Farray comentaban que nadie se había unido al cómico cuando cantó La Internacional con el puño en alto. Tras comprobar que sus compañeros no conocen la letra del himno socialista ("Nosotros... masacraremos a esos negros"; "No, esa es otra"), Quequé se lanzaba a una reflexión sobre su significado.

"Vamos de muy de rojos y de destroyers pero no nos sabemos ni La Internacional. Se llama la Internacional porque el ideal de la izquierda es que no hubiese naciones... ¿eh, Gabriel Rufián?". Entre las risas cómplices de la audiencia, Quequé continúa: "Es el ideal de la izquierda antigua. No de la izquierda actual, cuqui. De la izquierda normal".

La lección sobre la legitimidad de su causa no sentó bien a Rufián, que recordaba al humorista que "otra cosa de izquierdas es el derecho a la autodeterminación". A continuación pedía permiso para acudir al programa enarbolando uno de sus insultos favoritos, el de "cuñado", para endosárselo a Quequé con el remate de "progre"

Quequé no respondió directamente, sino que propuso burlonamente "un referéndum" a sus seguidores para decidir si se invitaba a Rufián o no. Aunque el intercambio pueda parecer moderado, la antipatía entre ambos es de largo recorrido. "El nacionalismo es un pijo delante de una bandera diciendo chorradas" - tuiteaba duramente el humorista el pasado octubre contraponiendo una fotografía de José Maria Aznar con la de los representantes de Esquerra.

Sin embargo, la respuesta más ácida vino de la propia cadena de radio. Rufián también mantiene un enfrentamiento de largo recorrido con la SER. Recientemente, tras la polémica de vetos y contravetos a los representantes de Podemos en su tertulia política (Hora 25 se negó a aceptar el canje de Irene Montero por Iñigo Errejón), el diputado de ERC denunció que su grupo era el único excluido sistemáticamente de participación. Eso, pese a que él mismo había participado en el programa un mes antes.

La réplica del programa tiró por lo personal, fiel a su humor corrosivo : "Tenemos el aforo lleno hasta el final de temporada. Si eres de Melilla, te hacemos hueco". Es una alusión a los orígenes 'charnegos' de Rufián, de los que nunca ha renegado. Como relató EL ESPAÑOL, su abuelo fue un jinenense destinado en África que, literalmente, enloqueció por volver a España.

Todavía quedaba un pimpampún por delante. Rufián aseguraba no tener PRISA, fabricando el acrónimo del grupo de comunicación que tanto ERC como Unidos Podemos tienen como bestia negra. Desde el programa lo tachaban de "humor del Rancius" y el diputado anticipaba una réplica afeándoles su respaldo al partido de Jordi Pujol que, quizás por manida, no llegó.

¿Quién es el Rancius al que se refiere el programa? Dejemos que se presente él mismo: un personaje creado por Quequé, un "youtuber que no entiende a los youtubers", desfasado y carca. "Todos somos Rancius", canta este individuo que confiesa que "votó por UPyD".  

Todos somos Rancius