'Stath Lets Flats', la mejor comedia de los Premios BAFTA 2020.

'Stath Lets Flats', la mejor comedia de los Premios BAFTA 2020. Filmin

Plataformas Filmin

Las claves de 'Stath Lets Flats', la serie que venció a 'Fleabag' en los BAFTA, y que ya se puede ver en Filmin

Filmin trae a España una de las últimas grandes comedias británicas, ganadora del premio a Mejor Comedia en los BAFTA 2020, triunfo que consiguió superando a 'Fleabag' y 'Derry Girls'.

25 abril, 2021 03:03

Noticias relacionadas

Fleabag fue la gran ganadora de los Premios Emmy de 2019. Se llevó seis estatuillas, entre ellas mejor comedia, guion, dirección y, por supuesto, mejor actriz protagonista, para su creadora, Phoebe Waller Bridge. Cualquiera habría apostado que repetiría la hazaña en los BAFTA de 2020, pero la ganadora de los premios británicos fue una comedia llamada Stath Lets Flats.

Esta producción original de Channel 4, que acaba de llegar a Filmin, fue la mejor comedia del año pasado para los votantes por delante de Fleabag, Derry Girls y Catastrophe, tres series que nos encantan o que al menos suenan, si todavía no se ha tenido la suerte de verlas. Aunque es una gran desconocida para el púbiico español, ya había conseguido llamar la atención de los BAFTA en su primera temporada, con la que consiguió dos nominaciones en 2019 y la tercera está pendiente de estreno.

Con un título difícil de recordar y unas imágenes promocionales que abrazan la cutrez y el patetismo, Stath Lets Flats no lo tiene fácil para llamar la atención en ningún catálogo, pero llega avalada por los premios, así que algo deberá tener. Y lo tiene, aquí os contamos cómo es la serie y qué la hace especial. 

Entre el humor incómodo de 'The Office' y la cutrez de 'Colgados en Filadelfia'

Tráiler - 'Stath Lets Flats' - Filmin

En la línea de The Office (la original), tiene un estilo de humor muy británico, de ese que lleva la incomodidad al paroxismo. Alarga los silencios hasta llevarnos al límite y nos hace sufrir de vergüenza ajena en su máxima expresión.

Con los momentos en los que se recrea en la absurdidad, lo patético y lo cutre nos recuerda a algunos personajes de Colgados en Filadelfia, y sin ser ni la una ni la otra, encuentra un cómodo punto medio entre ambas, porque es difícil definirla o encasillarla.

Pero ¿qué es ‘Stath Lets Flats’?

El protagonista es Stath, uno de los agentes inmobiliarios de Michael & Eagle, una agencia familiar de alquiler de pisos situada en el norte de Londres. Y también hijo del jefe, un señor que ya se habría jubilado si Stath no fuera un auténtico inútil. La serie es una comedia de oficina que nos muestra el día a día de este negocio inmobiliario mientras explora las vidas personales de sus más que peculiares trabajadores.

Quiénes hacen la serie

Jamie y Natasia Demetriou, hermanos en la ficción y en la vida real.

Jamie y Natasia Demetriou, hermanos en la ficción y en la vida real. Filmin

Como la agencia Michael & Eagle, la serie Stath Lets Flats también es un negocio familiar. Los hermanos en la ficción lo son en la vida real y entre el resto de personajes hay compañeros de piso y amigos de toda la vida. Los guiones los escribe Jamie Demetriou, el actor que interpreta al protagonista de la serie. Si os suena su cara al ver la foto, no le deis más vueltas es, hablando de Fleabag, el hombre con dientes de castor que aparecía en la primera temporada de la serie de Phoebe Waller-Bridge.

Su hermana en pantalla y en la vida real, es Natasia Demetriou, a quien conocemos como Nadja en Lo que hacemos en las sombrasAl Roberts (Feel Good), que aquí interpreta a Al, es el compañero de piso de Natasia en la vida real; y a Katia la interpreta Ellie White (The Other One), mejor amiga tanto en la ficción como en la vida.

Sus puntos fuertes

Si alguna vez habéis intentado alquilar un piso ya conocéis de sobra los eufemismos utilizados en las descripciones de los anuncios. Y sabéis que hay material de sobra para desarrollar escenas cómicas en una visita con la inmobiliaria. El mundo del mercado de los alquileres en las grandes ciudades es un terreno sin explotar que esta serie ha sabido aprovechar muy bien, pero no se queda ahí.

Sus mejores momentos, si podéis lidiar con la vergüenza ajena, son esos en los que los personajes actúan de forma que nos hacen querer cavar un agujero para escondernos. Sus interacciones, y ese estar permanentemente en la inopia, como si vivieran en un plano de realidad diferente, es fuente de mucho humor físico y de patetismo incómodo que produce risa nerviosa. Puede que después de verla no sepáis articular si os ha gustado o todo lo contrario, pero la experiencia, desde luego, os dejará huella. 

También te puede interesar...

Así es 'Doctor Portuondo': visitamos el rodaje de la esperada primera serie original de Filmin

• Crítica: ‘The Assistant’, mucho más que la película sobre los abusos de Harvey Weinstein