Varios MIR manifestándose en la calle.

Varios MIR manifestándose en la calle. EFE

Reportajes

Presión, sobrecarga de trabajo y la Covid como detonante: los suicidios crecen entre los MIR

En los últimos siete meses, dos médicos residentes de segundo año se han quitado la vida. "Nadie cuida de nuestra salud mental, estamos solos", denuncian. 

2 agosto, 2021 01:03

Noticias relacionadas

Desde hace décadas, el colectivo sanitario ha advertido de cómo el estrés y la sobrecarga laboral han afectado de forma constante a su salud mental. Una llamada de auxilio, no obstante, que, según reflejan los últimos datos, ha sido siempre ignorada. Según un estudio del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), en los últimos diez años, la tasa de suicidio entre los facultativos ha aumentado. Tanto que el porcentaje de quitarse la vida es superior entre los profesionales médicos, con un promedio del 1,3% frente al de la población en general. ¿La principal causa? Las condiciones laborales. 

Si la salud mental de nuestros sanitarios era un problema importante en la que ahora muchos denominan prepandemia, el coronavirus ha terminado por agravar todavía más dicha situación. La enorme presión y el estrés al que han estado, están y estarán sometidos —según indican las últimas cifras del virus— médicos, enfermeros y auxiliares en centros de salud y hospitales, han desencadenado en este personal las peores consecuencias psicológicas y mentales.

También en aquellos facultativos que recién salidos de la carrera y el examen MIR (Médico Interno Residente), comenzaban su residencia para formarse como médicos y, de pronto, han tenido que hacer frente al virus sin ningún tipo de experiencia previa. Y con ello, a toda la tragedia que ha dejado a su camino en los hospitales. Como prueba de ello, en los últimos siete meses dos residentes de segundo año se han quitado la vida. 

En diciembre, una residente de Anestesia del Hospital de Salamanca se suicidó y este jueves, otro compañero suyo, de la misma especialidad médica, en el Hospital Nuestra Sra. de Candelaria de Santa Cruz de Tenerife, hacía lo mismo. Dos fallecimientos que, lejos de pasar desapercibidos, han puesto sobre la mesa los problemas de salud mental que pueden estar teniendo los sanitarios a causa de la pandemia, y especialmente los MIR

"Ahora que está tan en boga la salud mental, algo estamos haciendo muy mal cuando en un plazo de seis meses se suicidan dos residentes de anestesia en nuestro país.

Hoy ha sido un R2 de mi hospital, y no hay palabras para expresar el sentimiento ante esta gran tragedia. Descansa en paz". Esta era la denuncia que el jueves hacía Miguel Díaz Fuentes, anestesista del mismo hospital en el que trabajaba el residente fallecido. 

"No nos cuida nadie"

Según cuenta este médico, en conversación con EL ESPAÑOL, el residente era un joven de 28 años muy querido en el servicio, pero "nadie supo ver a tiempo el problema". "No había manifestado ningún signo de alarma". 

En su opinión, no solo se trata de dos casos en siete meses, sino de un problema que afecta a todos los sanitarios desde hace años. "Ahora que se habla tanto de la salud mental, es importante que se sepa que para los sanitarios no existe; nadie cuida de nuestra salud mental, no hay un solo departamento que se encargue de ello en hospitales o en centros de salud, estamos solos".

En cualquier caso, Díaz Fuentes admite que la pandemia ha sido el detonante para muchos residentes. "Han tenido que hacer frente a la presión asistencia, al estrés propio... Y la situación, pese a lo que muchos dicen, es cada vez peor. En mi hospital, la UCI, que tiene 35 camas, está totalmente llena de casos Covid. Esto no es ninguna tontería", denuncia. 

Los dos MIR que se quitaron la vida eran residentes de Anestesia. Una especialidad que se sitúa, según varios estudios, en el top de los médicos que decicen quitarse la vida a causa de su trabajo, seguida de los cirujanos y los facultativos de los servicios de Urgencias y Emergencias. Miguel Díaz explica que esto se debe a que los "anestesistas padecen estrés a un nivel superior que se ha agravado por el peso de los enfermos covid en los dos últimos años y además tienen más facilitad al acceso de fármacos y saben cómo administrarlos". 

Una realidad 

Para la Asociación MIR España, que lucha por mejorar las condiciones laborales de los residentes españoles, los problemas de salud mental en el colectivo no son ninguna sorpresa, sino "una realidad". 

"La ansiedad y la depresión son problemas mentales con muchísima extensión no solo en los MIR, sino también en los estudiantes de Medicina y en los médicos adjuntos. Todo está ligado a la presión, la sobre carga de trabajo, las guardias de 24 horas sin apenas descansos, lo que se espera de nosotros...", cuenta Alex Mayer, presidente de la Asociación MIR.

Según una encuesta realizada por esta organización, el 50% de los MIR que participaron admitieron haberlo pasado "mal o muy mal" tras haber trabajando durante la pandemia. "El suicidio entre los MIR existe, es una realidad. Y no solo eso, también hay casos menos llamativos de residentes que cogen la baja por enfermedad, que tienen brotes, que abandonan su plaza o que directamente la rechazan. Si ya veníamos de unas malas condiciones que afectaban a nuestra salud, el covid ha sido el detonante", concluye.