Tráfico recibirá los datos minuto a minuto de la velocidad media con la que circulan los coches en determinadas vías.

Tráfico recibirá los datos minuto a minuto de la velocidad media con la que circulan los coches en determinadas vías.

Reportajes

Así controlará Tráfico la velocidad de tu coche a través de tu móvil: tramos 'vigilados' al minuto

El organismo ha contratado los servicios de dos empresas; INRIX y RACC, para que faciliten los datos de la velocidad media de los vehículos.

Noticias relacionadas

Uno de los mayores factores de riesgo en la carretera es el exceso de velocidad. La actitud de los conductores al volante, así como la educación vial recibida son fundamentales para hacer un buen uso de la calzada. Es decir, para mantener una circulación estable y segura. A pesar de las advertencias que la DGT lleva tiempo proporcionando, todavía hay una gran cantidad de conductores que no dudan en pisar el pedal del acelerador -y en muchas ocasiones sin control-. Así, ponen en peligro su propia seguridad y la del resto de los usuarios de la vía. 

Para mejorar el control en las carreteras, el Servicio Catalán de Tránsito ha contratado a la empresa INRIX y el RACC para que le faciliten los datos minuto a minuto de la velocidad media a la que circulan los vehículos en determinados tramos. Para obtener esta información, las dos empresas trabajarán a partir de diversos datos, incluidos los que recogen las compañías telefónicas al realizar un seguimiento de los móviles de los conductores. 

[Ampliar información: Estos son los 50 radares de la DGT que más multan: los mapas por comunidades de dónde están ubicados].

Para llevar a cabo una buena conducción habrá que adecuar la velocidad al tipo de vía, así como a las condiciones del momento. De esta manera, se evitarán las multas por exceso de velocidad. Las sanciones van desde los 100 a los 600 euros y pueden conllevar la retirada de hasta seis puntos del carné. Asimismo, cabe recordar que superar el límite de velocidad reglamentario de 60 kilómetros/hora en vías urbanas y 80, en interurbanas, es constitutivo de delito. 

Es cierto que el programa "en ningún caso" utilizará los datos personales, si no que se harán con la información que proviene de los vehículos conectados, de los sistemas de navegación incorporados a ciertos automóviles, así como de otros dispositivos como los Tom Tom. Así, RACC trabaja en tramos de más o menos un kilómetro y en periodos de un minuto, donde se calcula la velocidad media de cada automóvil. Con estos datos, el Servicio puede saber, al minuto, el estado del tránsito y saber si está pasando algo, como por ejemplo una avería, accidente, desprendimiento... 

[Ampliar información: Así se le puede ganar la batalla a la DGT: tres casos en los que recurrir sirvió para no pagar la multa].

En ningún caso esta iniciativa sustituirá la función de los radares, ya que estos datos solo ofrecen un promedio y no informan de la velocidad de cada vehículo. El objetivo no será multar, sino controlar el estado del tráfico y aumentar, así, la rapidez de actuación. 

Respecto a si los datos personales pasarán de ser anónimos a conocidos, la respuesta es clara. "El riesgo es inherente al avance la sociedad digital y está en todos los sectores. Pero, por nuestra parte, la información que nos llega y que compramos a través de un concurso público, nunca es personal (…) solo nos llega un promedio de las velocidades”, afirmó Òscar Llatje, coordinador del Servicio, en la Cadena Ser. “Si la empresa que los recoge sí que puede tener ciertas identificaciones ya no lo sé, pero en cualquier caso tampoco podría vender esta información porque sería saltarse la ley de privacidad”, puntualizó.