De ascendencia británica e india, el protagonista de esta historia estudió Artes Plásticas.

De ascendencia británica e india, el protagonista de esta historia estudió Artes Plásticas.

Reportajes

Este es el universitario español que ha destrozado un Picasso en Londres al grito de "¡Viva Murcia!"

El joven de 20 años se jactó del ataque perpetrado contra el cuadro mediante una nota donde clamaba: “¡Viva Murcia y viva El Mirador!”.

San Javier

Noticias relacionadas

En el IES Ruiz de Alda de San Javier destacaba entre sus compañeros de Bachillerato de Artes Plásticas y Visuales por su complexión física y su característico estilo bohemio a la hora de vestir. Siempre mostraba predilección por los pantalones vaqueros rotos, pero sobre todo por sus particulares ideas artísticas. “Era muy radical en su concepción del arte”, resume de forma gráfica un docente del mencionado instituto.

Sin embargo, a ni uno solo de los miembros de la comunidad educativa de este centro donde Shakeel Ryan Massey cursó sus estudios de Bachiller, se le podría haber pasado por la cabeza que este adolescente acabaría protagonizando un supuesto acto vandálico contra el cuadro ‘Busto de una mujer’, una obra de Picasso que está valorada en 20 millones de libras y que estaba expuesta en la Tate Modern Gallery de Londres (Museo Nacional Británico de Arte Moderno).

“Nos ha sorprendido mucho esta conducta porque nunca se le abrió un expediente disciplinario en el instituto”, resalta a EL ESPAÑOL el mencionado profesor del IES Ruiz de Alda. En este centro se matriculó Shakeel porque es el único de toda la Comarca del Mar Menor de la Región de Murcia que cuenta con Bachillerato de Artes Plásticas y Visuales.

El mundo del arte era la gran pasión de este joven, de 20 años, con ascendencia india y británica, que llegó siendo un crío a la pedanía sanjaviereña de El Mirador. Allí se instaló junto a su familia pasando a formar parte de la nutrida colonia extranjera que atraída por sus bonitas playas y su buen clima reside dentro del término municipal de San Javier.

Shakeel Ryan Massey cursó Educación Secundaria Obligatoria en el instituto Mar Menor y desde que cambió de centro para comenzar sus estudios de Bachiller en el IES Ruiz de Alda, a su profesorado le llamaron la atención varios aspectos de la personalidad de este estudiante: “Era muy independiente, tenía unas ideas artísticas muy personales y algo radicales”.

Así daba muestras cada vez que tenía oportunidad en las clases de fotografía, de dibujo, de técnicas audiovisuales… Prueba de ello es una imagen a la que ha tenido acceso este diario en la que Shakeel aparece fotografiado, con rictus serio, mientras observa fijamente a la cámara y sujeta lo que parece un trozo de lienzo en el que aparece dibujado un pene en erección.

- ¿Alguna vez Shakeel protagonizó algún incidente en el instituto?

- Alguna vez se le llamó la atención por alguna mala respuesta a un profesor, pero nunca pasó de ahí y terminó siendo un buen alumno. En clase no era un estudiante de ‘diez’, de los que destacan por sus notas en los exámenes, pero nunca repitió curso y cuando se presentó a la selectividad aprobó a la primera.

- ¿A qué achaca usted el supuesto ataque de este joven contra la obra de Picasso, titulada ‘Busto de una mujer’, que está expuesta en la Tate Modern Gallery de Londres?

- No sé si le tenía manía al pintor Pablo Picasso. Al profesorado nos ha extrañado mucho que haga una cosa tan bárbara.

El cuadro 'Busto de mujer', de Picasso, antes de ser atacado por el joven murciano.

El cuadro 'Busto de mujer', de Picasso, antes de ser atacado por el joven murciano.

En el seno de la comunidad docente de este centro, el de mayor capacidad de alumnos de la Comarca del Mar Menor, sostienen que nada hacía presagiar que Shakeel perpetraría una acción delictiva de esta envergadura. Este veinteañero no resaltó ni para bien ni para mal por ninguna actuación en este instituto de 2.000 alumnos. No hizo pintadas o grafitis, tampoco protagonizó performance o actuaciones activistas de tipo reivindicativo. Solo estuvo detrás de algún incidente anecdótico: “A veces le daba por pintar ‘pollicas’ en las mesas de clase”.

En el IES Ruiz de Alda tampoco recuerdan que participase en alguna actividad artística excepcional que estuviese fuera del programa formativo de Bachiller de Artes Plásticas y Visuales. “Todo lo que hizo a nivel individual y colectivo estaba dentro de las materias dirigidas a la práctica artística: no entendemos qué le puede haber motivado para actuar así”, insisten sorprendidos varios docentes sin poder dar crédito a lo acontecido en el Museo Nacional Británico de Arte Moderno. “A Shakeel le gustaba dedicarse más a hacer dibujos y cómics”.

No tiene antecedentes

El joven reside con su familia en una barriada de El Mirador y allí tampoco había causado problemas. De hecho, la Policía Local de San Javier confirma a este diario que no constan actuaciones contra este veinteañero. Entre los poco más de 1.900 vecinos de esta pedanía sanjaviereña se conocía a Shakeel por ser un adolescente “con un comportamiento extraño” o “un poco friqui”.

Por lo demás hacía cosas de gente de su edad, como acudir a las fiestas patronales, y había iniciado estudios universitarios en la Región. Hasta hace dos meses era habitual ver por la pedanía a este apasionado del arte que vivió uno de los momentos más duros de su vida cuando perdió a su hermano.

En diciembre voló desde España al noroeste de Londres. Ahora los medios de comunicación de todo el mundo se han hecho eco de su ‘visita’ al Tate Modern Gallery. Desde la BBC británica hasta el periódico norteamericano The Washington Post se hicieron eco del presunto ataque orquestado por este veinteañero contra el cuadro del célebre pintor malagueño.

Investigan el ataque

Fachada de la Tate Modern de Londres, donde presuntamente se perpetró el ataque.

Fachada de la Tate Modern de Londres, donde presuntamente se perpetró el ataque.

En la prensa inglesa relatan que el sábado 28 de diciembre, el joven llegó a las inmediaciones de la ribera sur del río Támesis, donde se ubica la galería londinense. Iba como un visitante más dispuesto a disfrutar de obras de arte de su colección permanente que reúne a gran parte de los artistas más destacados del siglo XX, como Pablo Picasso, Andy Warhol o Salvador Dalí, entre otros.

Una vez dentro, se dirigió a la zona donde estaba expuesto el cuadro ‘Busto de una mujer’, una obra que Picasso pintó en París en 1944, durante la ocupación nazi, y en la que recurre a un estilo semi-abstracto para mostrar a la fotógrafa Dora Maar, con un sombrero y ropa verde, mientras está sentada en una silla de metal negro.

Por motivos que todavía se desconocen y que está investigando la Policía británica, en ese momento este joven presuntamente atacó el preciado retrato valorado en 20 millones de libras y 26 millones de dólares. Así lo han relatado diversos medios ingleses: “Según el museo, ‘Busto de una mujer’ (1944) fue desfigurado por un visitante el sábado 28 de diciembre (According to the museum, Bust of a Woman (1944) was defaced by a visitor)”. El cuadro fue retirado de inmediato de la sala de exposiciones y el joven atacante fue detenido poco después.

Los medios ingleses aseguran que Shakeel Ryan Massey es un residente del noroeste de Londres porque cuenta con pasaporte británico, pero personal docente del IES Ruiz de Alda de San Javier asegura que el joven, de 20 años, se encontraba de visita familiar en la ciudad londinense. Tal extremo también se deberá aclarar durante la investigación que está desarrollando la Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard).

‘El indiako del Mirador’

De momento ha trascendido una delirante nota elaborada supuestamente por Shakeel Ryan Massey en la que reivindica la autoría del ataque contra el cuadro de Picasso y asegura que fue intencionado: “Pensaréis que es impulsivo y de la nada, pero son más de tres años de planificación. Siento no haberme despedido de muchos de vosotros, los de mi pueblo, Salinas, Larios, Pablo Pulpo... La mitad me hubierais asesinado. No creo que llegue a ser uno de los mejores de nuestros tiempos, pero sí el más prolífico y espero volver en un par de años, habiendo conseguido todo lo que creíais que era capaz de conseguir y más".

Esta nota manuscrita a mano, con un bolígrafo negro, y empleando letras escritas en mayúscula, está firmada por un alias con el que supuestamente es conocido este joven entre sus amigos de la pedanía sanjaviereña: 'El Indiako del Mirador'.

: Fachada del IES Ruiz de Alda de San Javier donde Shakeel cursó Artes Plásticas.

: Fachada del IES Ruiz de Alda de San Javier donde Shakeel cursó Artes Plásticas. JGB

Este mensaje ha provocado que la pequeña pedanía sanjaviereña donde reside la familia de Shakeel haya sido ubicada en el mapa mundial, pero a muchos de los vecinos no les ha hecho ninguna gracia darse a conocer por hechos de estas características. “Vaya un friqui del cojón que tenemos en el pueblo”, criticaba molesto un vecino de San Javier. En redes sociales como Twitter también le caen calificativos de todo tipo: “vándalo”, “menudo grillao”…

El estado de la obra

Actualmente se desconoce el estado en el que se encuentra el cuadro porque desde el Museo Nacional Británico de Arte Moderno se han limitado a indicar a la prensa británica que la obra de arte dañada está siendo evaluada por un equipo de conservación. Unos periódicos hablan de que informes iniciales recogen que el ‘Busto de una mujer’ había sido rasgada, otros aseguran que presenta desgarros, que ha sido desfigurada y también están aquellos que sostienen que el presunto ataque del joven afincado en El Mirador consistió en arrancar la obra de arte y tirarla al suelo.

Nota que la policía británica atribuye a  Shakeel en la que reivindica el ataque.

Nota que la policía británica atribuye a Shakeel en la que reivindica el ataque. EL ESPAÑOL

A falta de conocer el alcance de los daños y su coste económico, Shakeel permanece retenido en Londres después de comparecer el pasado lunes 30 de diciembre en los juzgados de Camberwell Green.

“El sospechoso, a quien se le negó la libertad bajo fianza, permanecerá bajo custodia hasta su audiencia previa al juicio, programada para el 30 de enero”, tal y como detalla el periódico The Mirror. La última vez que se produjo un acto vandálico de similares características en la Tate Modern Gallery de Londres fue en 2012, cuando el artista polaco Vladimir Umanets desfiguró una pintura de Mark Rothko, de 1958, titulada: ‘Black on Maroon’. Este hombre reivindicó que su acción fue una "declaración artística" en nombre de su propio movimiento de ‘Yellowism’. Tan disparatada argumentación obtuvo como respuesta una condena de dos años de prisión para Vladimir Umanets.

En el periódico The Guardian aseguran que Shakeel Ryan Massey ha negado los cargos de los que se le acusa. En definitiva, solo este estudiante que cursó con éxito un Bachiller de Artes Plásticas y Visuales, y que se hace llamar a sí mismo 'El Indiako del Mirador', sabe realmente qué pasó por su cabeza aquel sábado para atacar supuestamente una de las obras de un pintor irrepetible.