Leonor y Sofía junto a Felipe VI y Letizia antes del discurso de Nochebuena.

Leonor y Sofía junto a Felipe VI y Letizia antes del discurso de Nochebuena.

Reportajes

Tensión en Zarzuela: el Rey aplaza la grabación de su mensaje ante el riesgo de una investidura exprés

Su discurso navideño lo grabará finalmente el lunes, sólo un día antes de Nochebuena. En Palacio “temen” una investidura el 28, con ERC de socio.

Miguel Ángel Mellado Cristina Coro

Noticias relacionadas

Los termómetros en el alfombrado Palacio de la Zarzuela suelen marcar entre 21 y 23 grados, que es la temperatura programada en la caldera de gas renovable atendiendo a criterios de sostenibilidad medio ambiental, así como al gusto de la reina Letizia. Sin embargo, la sensación térmica en las últimas semanas es varios grados superior.

La máxima tensión que se respira en el recinto provoca que el ambiente parezca más caldeado. Porque tampoco allí, donde vive y trabaja el Jefe del Estado, se sabe qué pasará en los próximos días: si empezaremos el año nuevo con el consiguiente bloqueo político, o si, como parece, habrá investidura exprés y nuevo presidente de Gobierno antes de que finalice 2019, para lo cual solo quedan 13 días desde este miércoles.

Hay un detalle que vale más que mil palabras para comprender el clima de incertidumbre que reina en Palacio. Según una regla no escrita, el discurso de Nochebuena del Rey se graba el jueves de la semana anterior al 24 de diciembre. Así ha sido desde los tiempos de Juan Carlos I, y especialmente desde que reina Felipe VI. Según ha sabido EL ESPAÑOL, como Felipe VI tenía un compromiso inaplazable para este jueves, se decidió fijar la fecha de grabación para el viernes 20 de diciembre.

El equipo de TVE, con su productor, sus dos cámaras y el periodista habitual para asuntos de la Casa Real, Alejandro de Riego, estaba convocado para este viernes. La reina Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, seguirían en directo la grabación del discurso de Felipe VI, como han hecho otros años. Finalmente, a última hora, se ha decidido posponerla hasta el lunes 23.

Felipe VI, durante la grabación de su mensaje de Nochebuena en 2018.

Felipe VI, durante la grabación de su mensaje de Nochebuena en 2018. EFE

El discurso de Nochebuena del Jefe del Estado son los '10 minutos de oro' anuales del monarca, durante los que se mete en el salón de millones de casas. La audiencia que acumula año tras año es considerable, entre seis y ocho millones de televidentes, una cantidad nada despreciable si se compara, por ejemplo, con el seguimiento que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene en sus entrevistas televisadas: generalmente, no pasa de 1,5 millones de espectadores; es decir, cinco veces menos que el Rey.

Pero la contrariedad en el entorno del Rey no es tanto por la precipitación con la que se grabará este discurso –sólo 24 horas antes de la Nochebuena, sin precedentes-, sino porque a estas alturas, un mes y siete días después de las elecciones del 10-N, no se sabe por dónde va a salir el sol: si va a salir con la investidura de Pedro Sánchez, la única posible por el momento.

En realidad, el sol siempre sale por el este. Y, la elección de Pedro Sánchez, de producirse en los próximos días, se deberá a la abstención en el Congreso de los Diputados de 13 votos procedentes del este de España, los de los diputados de ERC.

¿Investidura el 28, día de los inocentes?

Fuentes próximas al Palacio de la Zarzuela no descartan que el acuerdo entre el PSOE de Pedro Sánchez y ERC esté muy cerca y se formalice en los próximos días. Llegaría como el turrón (amargo) con la Navidad. Tanto es así que un colaborador de Zarzuela aventura que la investidura de Sánchez comenzaría el 28 de diciembre.

Como es imposible que salga en primera votación, sería elegido presidente del Gobierno el 29 o 30 de diciembre por mayoría simple, en segunda votación, con la abstención de ERC. Según el santoral católico, la investidura de Sánchez comenzaría en una fecha cargada de significado: el día en el que se conmemora la Degollación de los Santos Inocentes. De ser así, arderán las redes sociales con memes evocadores.

Un colaborador de Zarzuela, al referirse a que podría precipitarse la investidura para el 28 de diciembre, lo decía con un aprensivo “nos tememos”. Téngase en cuenta que pese al respeto constitucional, máximo y estricto, que existe en Zarzuela en el proceso democrático de armar mayorías suficientes, si Pedro Sánchez se mantiene en la Moncloa sería gracias a los votos abstenidos de ERC, un partido republicano, que en Cataluña ha declarado al Rey “persona non grata”.

“Los de Podemos no nos preocupan. Cuando se produce la ronda de consultas con el Rey, se nota el talante de los líderes. La relación entre Felipe VI y Pablo Iglesias siempre es muy cordial, relajada, hablan de todo, incluso coinciden en algunos gustos”, dice esta fuente de Zarzuela. El Rey y el líder de Podemos, en su último encuentro, charlaron de la gran serie de Netflix que ambos están viendo con sus parejas: The loudest Voice

Como es sabido, Esquerra Republica de Catalunya no asiste a la ronda de consulta al despreciar el papel del monarca. ERC es un partido especialmente activo contra la Familia Real. El pasado 4 de noviembre, día de la entrega de los premios Princesa de Girona, en Barcelona, los manifestantes prendieron hogueras y quemaron retratos de Felipe VI al son de Els Segadors. El acto no pudo celebrarse en la ciudad de Puigdemont al ser terreno vedado para los Reyes, un boicot promovido, entre otros separatistas, por afines a ERC.

Algunos manifestantes independentistas  agreden a los invitados a los premios Princesa de Girona.

Algunos manifestantes independentistas agreden a los invitados a los premios Princesa de Girona.

Un discurso de Nochebuena "contundente"

El contenido del discurso de Nochebuena del Rey siempre es un secreto, pero este año lo es incluso para el mismo Felipe VI. Dependerá de lo que pase en los próximos días, antes del mismo 24 de diciembre. Cataluña, como sucedió el año pasado, y más aún en el discurso de la Nochebuena de 2017, estará muy presente.

Sólo tres meses antes, el 3 de octubre, Felipe VI había condenado los sucesos del referéndum ilegal del 1-O, en lo que ha sido el discurso más importante, esperado, valiente y arriesgado de su reinado. Aquel alegato antiseparatista por el que los independentistas hicieron cruz y raya de por vida al monarca y a la Familia Real.

Parte del discurso que oiremos el próximo 24 de diciembre ya está pergeñado: el cambio del clima, las personas que viven lejos, los jóvenes, el paro y la falta de oportunidades. También se referirá al debut de su hija Leonor como heredera en los premios Princesa de Asturias… Pero falta por escribir lo mollar, según lo que suceda en las próximas horas: el bloqueo político y, desde luego, la convivencia y el futuro de Cataluña y, por tanto, de España.

“Trataremos sobre la necesidad de diálogo, de pensar todos unidos en un futuro para el país. De la convivencia guiados por la Constitución y el respeto hacia ella como norma de funcionamiento”, dice una fuente de Zarzuela. Felipe VI pedirá responsabilidad a los políticos, convertidos en la segunda preocupación del país, según el CIS.

“El Rey no va a tirar de las orejas a nadie, pero sí, con contundencia, pedirá responsabilidad a los políticos para que estén a la altura de las circunstancias”, añade el edecán. “Va a ser un discurso contundente pero amable. Es para la Nochebuena, los espectadores serán familias. No tiene nada que ver con su discurso del 3 de octubre”, añade.


Sí se sabe cómo acabará, deseando Feliz Navidad en español, en euskera, en gallego… y en catalán. Recuérdese que en su mencionada intervención del 3 de octubre de 2017 no dijo ni una palabra en catalán, lo cual resultó doblemente afrentoso para algunos. La decisión de no hablar en catalán, en aquella intervención que comenzó con un “estamos viviendo momentos muy graves para la democracia” y acabó enfatizando “mi compromiso como rey con la unidad y la permanencia de España”, fue una duda que se mantuvo hasta el último segundo.

Felipe VI, durante su discurso el 3 de octubre de 2017, tras referéndum ilegal.

Felipe VI, durante su discurso el 3 de octubre de 2017, tras referéndum ilegal.

Pedro Sánchez piensa en Pedro Sánchez

La tensión se palpa en el Palacio de la Zarzuela. La niebla de Somontes en este otoño frío no parece levantarse en todo el día en Palacio, preso de la incertidumbre. La sensación de aislamiento se agrava por la falta de sintonía con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, muy centrado en él y solo en él.

Hace un par de días, Sánchez se encontró con un ayudante de Felipe VI en la cumbre de ministros de Exteriores que se celebró en Madrid y el presidente, asombrado, le preguntó:

-¿Pero qué haces tú aquí?

-¿Qué hago aquí? Pues llegué a las 8 de la mañana, por la inauguración del Rey.

Pedro Sánchez y Felipe VI, en Marivent.

Pedro Sánchez y Felipe VI, en Marivent. EFE

¿No sabía el presidente del Gobierno que Felipe VI era quien inauguraba la cumbre? ¿Fue un despiste? Hay quien asegura que Pedro Sánchez sólo piensa en Pedro Sánchez. Desde junio de 2018, fecha en que se convirtió en presidente del Gobierno, tras ganar la moción de censura contra Rajoy, ha concedido una decena de entrevistas a diferentes televisiones.

Pedro Sánchez, en su ensimismamiento y en su decisión de lograr una mayoría suficiente aunque sea con ERC, no debe de tener en alta estima una de las frases clásicas de Montesquieu: “Nunca haré nada por Francia si hace daño a Europa, nunca haré nada por Europa si hace daño a la Humanidad”. Una frase que encaja con el espíritu que quiere transmitir Felipe VI cuando se refiere a España y a la Constitución y que podría utilizar en Nochebuena.