Gema era natural de Fuenlabrada (Madrid) y tenía 22 años

Gema era natural de Fuenlabrada (Madrid) y tenía 22 años E.E.

Reportajes

Gema, la dependienta de Zara que se fue a Alemania a buscarse la vida y acabó asesinada por su novio

La vida de las víctimas (39): Tenía 22 años y se disponía e empezar sus estudios en una prestigiosa universidad alemana.

Fuenlabrada (Madrid) estará de luto oficial dos días esta semana tras conocerse la muerte de Gema, de 22 años. Murió, supuestamente, a manos de su ex novio, Florian, siete años mayor que ella. El crimen, cuyas circunstancias aún investiga la policía alemana, ocurrió en Mannheim, a unos 2.000 kilómetros de la población del sur madrileño. A esta ciudad del oeste germano se había desplazado Gema en 2016 para hacer su vida. Estaba dando pasos muy importantes para su futuro. Había encontrado allí un empleo a tiempo parcial y se disponía a empezar sus estudios en una prestigiosa universidad alemana de una ciudad cercana.

Casi tres años llevaba Gema aprendiendo alemán en Mannheim, donde también había encontrado una fuente de ingresos. Trabajaba tres días a la semana en una tienda de Zara en el centro de la ciudad. La semana pasada, la Universidad de Heidelberg le confirmaba que podría comenzar allí próximamente sus estudios de inglés, alemán y español. Sus planes de futuro, sin embargo, quedaron sesgados el pasado viernes, cuando apareció muerta a puñaladas.

Florian, de quien se sospecha que cometió el crimen, se lanzó al vacío desde el quinto piso del edificio en el que se encontraba el apartamento al que él y Gema se mudaron no hace tanto, en la Neuhofer Straße, una calle situada a media hora en transporte público de la tienda donde trabajaba ella. Florian, que quedó entre la vida y la muerte tras caer al suelo desde una docena de metros, se encuentra ingresado en una clínica de la ciudad. Su caída, cuando daban las seis y media de la tarde del viernes, causó la alerta que condujo al descubrimiento del cuerpo sin vida de Gema en un dormitorio ensangrentado. La joven había recibido “docenas de puñaladas”, según la descripción que ha ofrecido el diario alemán Bild.

Dicho periódico informaba el domingo de que las peleas entre Gema y Florian había sido recurrentes en el apartamento al que se mudaron juntos. Al parecer, esas disputas tenían mucho que ver con los celos que sentía él. “Ella lo echó del apartamento. Siempre estaba muy celoso”, explicaba al Bild una de las vecinas del edificio. La ruptura de la relación, deseada por ella, fue “su condena de muerte”, según los términos con los que ha explicado el crimen el periódico más leído de Alemania.

Gema trabajaba a tiempo parcial en la marca de Inditex

Gema trabajaba a tiempo parcial en la marca de Inditex E.E.

Gema, sin embargo, lo tenía todo para vivir y hacer planes de futuro en Mannheim. Había conseguido forjarse una familia en el Zara donde trabajaba cuando las clases de alemán se lo permitían. “Desde el sábado se nota en el ambiente de trabajo aquí que hemos perdido a Gema”, dicen entristecidos a EL ESPAÑOL trabajadores del equipo de la tienda ropa. “A través del trabajo, Gema hizo muchos amigos, y los amigos se convirtieron pronto en algo así como casi una familia”, añaden.

Desde el día de prueba en el que pisó el Zara del centro de Mannheim para trabajar, Gema supo convencer a los responsables del establecimiento. “Estuvo cuatro horas de prueba aquí y la contratamos en seguida. Era una persona llena de energía, con mucho temperamento y siempre sonriente, reía mucho, cuando estaba aquí estaba siempre al 100%”, afirman en la tienda.

Una campaña para poder enterrar a Gema en España

En el establecimiento dicen estar profundamente afectados por la muerte de la joven compañera de trabajo española. Por eso han lanzado una campaña a través de la plataforma de Internet gofundme.com que busca poder organizar la repatriación de su cuerpo sin vida. “Por desgracia le han arrebatado la vida demasiado pronto a nuestra Gema con un acto increíblemente cruel, justo cuando se supone que en su vida todo parecía que iba a empezar”, se lee en el texto que acompaña la petición de ayuda financiera. Esta irá en beneficio de la familia de la chica española. “Los padres de Gema viven en España y quieren enterrar a su hija cerca, pero les faltan los medios económicos”, abunda dicho escrito. En apenas un día, 221 personas han contribuido con casi 7.000 euros. El objetivo es lograr 15.000 euros.

A falta de que se resuelva el regreso de Gema a España, su ciudad, Fuenlabrada, tiene previsto acompañar en el luto a los familiares y amigos de la joven. Las banderas ondearán allí a media hasta por Gema. Este martes hay prevista una concentración en la plaza de la Constitución convocada por el Consejo Local de la Mujer. El alcalde de Fuenlabrada, el socialista Francisco Ayala, manifestaba el domingo el pésame a los allegados de la víctima de “la violencia machista”.

En Alemania, sin embargo, aún quedan por esclarecerse cuestiones claves del crimen. En el momento de escribir estas líneas, aún debía de informarse sobre la autopsia que debía practicarse al cuerpo de la víctima. También se ha de interrogar al supuesto autor del asesinato. Se desconoce el motivo por el cual el ex novio de Gema se encontraba el viernes por la tarde en el apartamento que compartió con la joven de Fuenlabrada. Se especula con que fuera allí para recoger sus cosas, aunque lo único que parece haberse llevado es la vida de Gema.

Gema es la trigésimo novena mujer asesinada este año por su pareja o expareja. En España, en 2019, también han sido asesinadas Nicole, de 21 añosEva, de 47 años; Riet, 54 años; María del Carmen, de 45 años; Elena, de 54 años; Mónica BorrásMonika Asenova, de 29 años;  Piedad, de 51 añosJuana Ureña, de 47 años; Irene LópezNelea, de 22 años;  María Soledad Bobet; Gloria Tornay Naranjo, de 58 años; María José Aboy Guimarey, 43 años; Estrella Domínguez, 63 años; Sheila Chazarro Moyano29 años;Daría Oliva Luna, 20 años; Rosa María Concepción Hernández, 60 años; Rosa Romero Rueda, 69 años;Rebeca Santamalia, de 47 años; Romina Celeste, de 28 años; Leonor Múñoz González, de 47 años; Rebeca Alexandra Cadete,de 26 años, Manuela B.B., de 61 años, Maisu, de 47, Maruchi de 52 y Pilar de 49 años..La serie 'La vida de las víctimas' contabilizó 47 mujeres asesinadas en 2018 y 53 mujeres en 2017.