Mapa con todos los nuevos radares de la DGT dispuestos este verano.

Mapa con todos los nuevos radares de la DGT dispuestos este verano.

Reportajes

El multaradar CD, el ojo de la DGT que todo lo ve: más de 800 listos para la Operación Salida

También conocido como 'multicarril', capta imágenes en seis carriles, entre -20 y 60ºC y hasta a 300 kilómetros por hora.

Noticias relacionadas

Fijos, móviles, camuflados, en cascada, con láseres o incorporados en helicópteros. Todos ellos son temidos por los conductores, y más en pleno periodo vacacional, en la segunda operación salida de la DGT, en la que se prevén más de 90 millones de viajes por carretera. El 'multaradar CD', desapercibido hasta ahora, es uno de los más empleados en las carreteras y de los más eficaces. Cientos de radares de este tipo son capaces de cubrir velocidades comprendidas entre 20 y 300 km/h, en seis carriles distintos y en ambos sentidos. Descubrimos el 'multaradar CD', o también conocido como 'multicarril'.

Este medidor de velocidad es, según el portal todoradares.com, el segundo más empleado por la DGT, por detrás del veloláser. Se emplea en 35 de cada 100 controles que se realizan en España. En total, y en base a los datos ofrecidos por el RACE, hay más de 2.000 radares activos. Pues bien, 800 del total serían 'multaradar CD'.

Lo primero que llama su atención es su segundo nombre. El 'multicarril' puede controlar hasta seis carriles al mismo tiempo, independientemente del sentido de su marcha. Si se traspasan los límites de velocidad estipulados, puede -según asegura el medio especializado- capturar imágenes de manera continua, arrojar flashes cada medio segundo y almacenar hasta un total de 40.000 imágenes a color.

Desde 20 hasta 300km/h

Para el 'multaradar', la temperatura ambiente tampoco es un inconveniente, ya que sobrevive tanto a -20ºC como a 60ºC, soportando tanto el frío como el calor. Está equipado con filtros anti-reflejos, por si alguien intenta hacer trampa, y es capaz de discernir de qué tipo de vehículo se trata, si de un turismo, de un camión o de una motocicleta. Todo ello, para analizar a qué limite de velocidad puede viajar cada conductor y si infringe la norma.

Los técnicos de cinemómetros pueden manejarlos por control remoto, ya que posee conexión a Internet. Lo mejor de todo (o lo peor si somos infractores) es el rango de velocidad que es capaz de captar: entre 20 y 300 kilómetros por hora. Su precisión contempla un margen de error de un kilómetro por hora para velocidades menores a 100 km/h, o de un 1 % para casos superiores, aunque en España, por norma, se contempla un margen más amplio.

Según muestra en imágenes la web todoradares.com, este tipo de radar puede ir colocado tanto en las cabinas de radar habituales, como camuflado en coches de la Guardia Civil, de manera que es casi imperceptible al ojo humano a grandes velocidades.

La gran pregunta que queda por resolver es, ¿dónde están ubicados? Por desgracia, la DGT ofrece en detalle dónde están colocados todos sus radares, pero no concreta de qué tipo son cada uno de ellos. Este mes la entidad dio a conocer la colocación de 20 nuevos radares de tráfico en puntos fijos. Atendiendo a la misma media utilizada anteriormente, cabe esperar que, como mínimo, seis de estos radares fuesen 'multaradar CD'. O incluso más, debido a sus prestaciones y a su efectividad.

Ubicación de los últimos 20 radares instalados.

Ubicación de los últimos 20 radares instalados.

Operación Salida

A mitad de julio, estamos inmersos en plena época de desplazamientos de largo recorrido. Este fin de semana, además, coincide con el inicio de la segunda quincena de julio, momento en el que muchos conductores aprovecharán para comenzar sus vacaciones o regresar de ellas.

Además, la DGT pretende llevar a cabo una operación especial entre los días 13 y 14, en los los agentes prestarán mayor atención a los adelantamientos a ciclistas y llevará a cabo labores de concienciación para evitar este tipo de accidentes.

Tanto los radares, como los agentes de tráfico, como los demás elementos disuasorios, persiguen un objetivo: reducir el número de víctimas mortales. El año pasado, la cifra ascendió hasta las 260 víctimas mortales (129 en julio y 131 en agosto), o lo que es lo mismo: 4 muertes al día. Del total de víctimas, 23 eran peatones, 8 eran ciclistas y 58, motoristas. Además, el año pasado hubo 940 heridos graves.