Jaime murió en una fiesta en Perugia, con tan solo 21 años.

Jaime murió en una fiesta en Perugia, con tan solo 21 años.

Reportajes

El Erasmus cántabro murió por mezclar una bebida fría con alcohol antes de ahogarse

La autopsia ha revelado que el joven, de 21 años y que se encontraba en una fiesta en una piscina en Perugia, murió debido a un shock térmico.

Noticias relacionadas

Jaime -o Jimmy, como le llamaban todos sus conocidos- estaba de Erasmus en Italia cuando le sobrevino la tragedia. El joven, de 21 años y natural de Boo de Piélagos (Cantabria), se encontraba en una fiesta con otros amigos cuando decidió darse un chapuzón en la piscina. El chico se sumergió, pero no volvió a salir. Al verlo, varios compañeros fueron a socorrerle. Pero fue imposible. Ahora, la autopsia ha revelado que su muerte se debió a una hidrocución -o un corte de digestión, como se conoce comúnmente-. ¿La causa? Una bebida fría

El cántabro estudiaba Enfermería en la Universidad de Cantabria y había estudiado su tercer año en Perguia (Italia), gracias a una beca Erasmus. El chico era amante del Real Madrid y de la pesca, a los que dedicaba gran parte de su tiempo libre. Los compañeros con los que compartía esta experiencia internacional todavía no se lo pueden creer. Solamente querían divertirse, celebrar el final de curso, celebrar que habían aprobado todo y que se acababa uno de los mejores episodios de su vida. 

Una bebida fría y el alcohol: las causas de su muerte

El pasado sábado 22 de junio, todos ellos se dirigieron a una granja, situada entre San Martino in Campo y San Martino in Colle. Allí se iba a celebrar una fiesta en la piscina, al aire libre, con un aperitivo y con la fiesta asegurada. Acababan de finalizar el curso académico y esa era la mejor forma de disfrutar de sus últimos días en la ciudad italiana. Sobre las siete y media de la tarde, Jaime decidió darse un baño y se tiró al agua. De la que no saldría nunca. Según explican los medios italianos, el joven se zambulló ante la atenta mirada de sus amigos y su novia, quienes vieron cómo intentaba salir del agua. Pero fue imposible

En los primeros momentos, todos sus compañeros pensaban que Jimmy les estaba gastando una broma. En cuanto se dieron cuenta que el joven se estaba ahogando, decidieron tirarse al agua a por él. Pero no pudieron hacer nada por su vida. Intentaron reanimarle, mientras se ponían en contacto con el servicio de emergencias. Pero Jaime ya había fallecido de un paro cardiorrespiratorio. Los médicos llegaron minutos más tarde y durante más de media hora intentaron reanimarle. Como apuntan diversos medios italianos, los organizadores habían puesto toda su atención en las medidas de seguridad de la fiesta para que no se produjera ningun incidente. Habían fletado un autobús que les llevaría de vuelta a Perugia a las 8:30 de la tarde, justo a tiempo para descansar, antes de que cayera el sol. Una hora antes se produjo la muerte de Jimmy.

Según publica Perugia Today, Jimmy se tomó una bebida muy fría antes de zambullirse en el agua. Esto le provocó, según la autopsia, un cambio de temperatura en su cuerpo, debido al calor que presentaba en un primer momento y que fue contrarrestado por el líquido que ingirió. Además, como apunta el citado medio, durante la fiesta también se había consumido alcohol

Estudiaba Enfermería y era fanático del Real Madrid

Jaime vivía junto a sus padres -que trabajan en una joyería de su propiedad- en Boo de Piélagos, un municipio cántabro de 3.000 habitantes y que se encuentra a poco menos de 15 kilómetros de la capital, Santander. Allí estudió en el Instituto Valle de Piélagos, donde describen al joven como una persona "muy amable". "Estamos muy apenados", afirman desde el centro a EL ESPAÑOL.

Tras cuatro años, decidió cursar el Bachillerato Internacional en Santander, concretamente en el IES Santa Clara. Allí también guardan muy buen recuerdo de Jaime, "un alumno excelente", y que era muy querido por toda la comunidad educativa. "Todo lo que te puedo contar es que era excelente, en todos los aspectos", apunta el Jefe de Estudios del instituto en conversación telefónica con EL ESPAÑOL. El joven tenía varias pasiones, entre ellas el fútbol y la pesca. Era madridista hasta la médula. Pertenecía a la peña blanca Los Montañeses-Parbayón, donde acudía a todos los actos que se celebraban. 

Cuando terminó el Bachillerato y, debido a sus buenas notas, decidió estudiar Enfermería en la Universidad de Cantabria. En Santander cursó los dos primeros años y antes de comenzar el tercero decidió solicitar una beca Erasmus. Una oportunidad que sabía que no se podía perder.

Su destino fue Italia, más concretamente la ciudad de Perugia, capital de la región de Umbría, y situada en el centro de la península itálica. A sus calles empedradas llegó hace un año, donde comenzó una nueva vida. Desde Perugia emprendió distintos viajes a otros puntos de Italia y Europa y a ciudades como Florencia y Roma. A todas ellas viajaba acompañado de sus amigos, los Team Villi, como así se hacían llamar en redes sociales. Estaban siempre juntos. Iban a fiestas, descubrían nuevas culturas y lugares. Siempre de la mano. 

Jaime murió viviendo una de las mejores experiencia de su vida, disfrutando con sus amigos de sus últimos días en una ciudad que le había dado tanto. Sus compañeros están desolados y pasando por un "momento muy duro". Nada hacia presagiar que una tarde de sábado, donde estaban decididos a olvidarse de los problemas y de la universidad, iba a tener un final tan trágico.