Arespacochaga, el líder de Vox en Nueva York

Arespacochaga, el líder de Vox en Nueva York

Reportajes

Arespacochaga, el líder de Vox en Nueva York que envía fotos de abortos al gobernador

Es el nieto del ex alcalde de Madrid a finales del franquismo Juan de Arespacochaga. Trabaja en la banca de EEUU y dice que la futura cartera de Exteriores debe ser para el partido de Abascal.

A Juan de Arespacochaga algunos lo recordarán por ser uno de los últimos alcaldes predemocráticos de Madrid de 1976 a 1978. Sin embargo, su nombre no ha vuelto a la actualidad por razones municipales, sino gracias a Pablo Casado, después de que el líder popular ensalzara la Ley del Aborto de 1985 como modelo al que regresar, aseverando que aquella norma se aprobó por consenso.

Las hemerotecas se han encargado de recordar que esto no es cierto, y que fue precisamente Juan de Arespacochaga, entonces portavoz de Alianza Popular en el Senado, quien personificó el rechazo de su grupo a esta “ley de muerte”, tal y como él la calificó. Ahora su nieto, Juan Antón Arespacochaga, retoma el testigo de su abuelo desde las filas de VOX como coordinador en Nueva York de la formación de Santiago Abascal que, tras Andalucía, prepara una nueva reconquista, en este caso, la de América.

“Era mi abuelo materno y mi padrino. Era un señor, un caballero español de esos que ya no ves. A sus nietos nos hacía llamarle mi coronel. Él nos decía que éramos sus capitanes. Teníamos que saludarle dándole la mano. Nos daba una educación muy marcial. Sentía un gran amor por la familia y por España”, recuerda a EL ESPAÑOL su ahijado, abogado y trabajador de banca.

A él y al resto de sus nietos dedicó el exregidor madrileño una autobiografía publicada en 1994, que tituló Carta a unos capitanes.

Aunque para Antón Arespacochaga su abuelo fue un modelo, su interés por la política no le llegó por la vía familiar. “Al contrario. Mi abuela siempre nos decía que nunca nos metiéramos en política, porque les había costado más disgustos que alegrías”, comenta.

Para Antón Arespacochaga su abuelo fue un modelo

Para Antón Arespacochaga su abuelo fue un modelo

Este madrileño, el mayor de seis hermanos, siguió esta recomendación al pie de la letra. Hizo carrera en el sector de la banca y en 2014 se mudó a los EEUU cuando le ofrecieron una oportunidad en Nueva York. Una vez allí, empezó a desconectar de lo que pasaba en España. “Estuve un tiempo sin ver las noticias porque me hervía la sangre. Me llamó un amigo hace tres meses para que me leyera el programa de VOX. Fue la primera vez que me sentí tan representado por un partido. No con todo, pero sí con mucho”.

El detonante que le empujó a implicarse en el partido de Santiago Abascal fue “la deriva que estaban tomando partidos como Ciudadanos y el PP, por una serie de declaraciones en temas clave”, según explica a este periódico Antón Arespacochaga. Entre otros, la “tibieza” de estas formaciones ante “los ataques a la religión católica y a las tradiciones, el aborto o la situación en Cataluña”.

Precisamente en la lucha contra el aborto retoma el legado político de su abuelo. “Él comulgaría hoy con VOX al cien por cien. Planteaba dar soluciones alternativas al embarazo sin acabar con la vida”, asevera.

En su batalla “pro vida”, según sus propias palabras, este madrileño no duda ni siquiera en plantarle cara al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, o a la mismísima Hillary Clinton. “Es un tema que me toca mucho”, confiesa. “En este estado acaban de aprobar una ley que es una absoluta abominación, porque permite el aborto hasta el último día del embarazo. Incluso el día antes del parto”.

En concreto, Antón Arespacochaga se refiere a una norma aprobada el pasado 22 de enero que extiende de las 24 semanas a los nueve meses el plazo para interrumpir el embarazo, y flexibiliza los supuestos, extendiéndolos a casos de riesgo para la vida o la salud de la madre, así como para las situaciones de inviabilidad del feto.

“Es una barbaridad”, zanja. “Cada día le envío por Twitter al gobernador Cuomo una fotografía de un niño abortado tal y como sale, desmenuzado. Y a Hillary Clinton, también, por la posición del Partido Demócrata. Es una foto dura”, señala.

Tal es su oposición a la interrupción de los embarazos, que casi le lleva a pasar del programa de VOX, al considerarlo demasiado laxo. “Alguien del partido me dijo una vez que no era capaz de decirle a una mujer violada que no aborte. Yo soy más extremo. El niño no tiene la culpa”, añade.

Aunque su postura es “más radical” que la de la formación de Abascal, señala que finalmente se quedó convencido cuando le indicaron que VOX quiere “ir eliminando las situaciones que conducen al aborto, buscando ayuda y consuelo para esa madre sin necesidad de matar al niño”. “En España, lo primero que te preguntan cuando dices que estás embarazada es si es deseado, cuando lo que deberían decir es enhorabuena”, opina.

Tras comprobar que sus valores coincidían con los del nuevo partido, Antón Arespacochaga entró en LinkedIn, contactó con un miembro de la formación y manifestó su interés por ayudar. “Lo hice directamente. Pasé unas entrevistas y me convertí en coordinador del partido para el estado de Nueva York”, relata.

Desde entonces empezó a tejer una red de apoyos en los EEUU. Su esposa, Teresa Pastor, también se animó. Pese a ser odontóloga de profesión y carecer de experiencia política, empezó a ayudar en temas de comunicación y márketing. “Ella no quiere aparecer mucho porque hemos recibido correos electrónicos muy duros. Me ayuda y está estableciendo relación con otras mujeres de VOX. La mujer está cobrando fuerza en el partido con Rocío Monasterio”, afirma el coordinador.

VOX cuenta con otros delegados estatales en Florida y en Texas, y quiere seguir creciendo para contactar con toda la colonia española.

CAPTANDO EL VOTO EN EEUU

“En EEUU calculamos que hay cerca de 200.000 españoles expatriados. En Nueva York serán entre 50.000 y 60.000. Nadie se ha acercado a ellos. Eso es lo que estamos haciendo nosotros, conocerlos y captarlos”, admite.

De momento, Antón Arespacochaga ha recibido más de 300 solicitudes de información y ya ha organizado dos convenciones en el estado, una con 50 asistentes en Rye, en el condado de Westchester, y otra con más de cien en Manhattan, en el restaurante español Socarrat.

Vox dice que ha recibido más de 300 solicitudes de información para unirse a Vox

Vox dice que ha recibido más de 300 solicitudes de información para unirse a Vox

A esta última cita esperaban más de 200 personas, pero algunas se echaron atrás al ver una protesta organizada a las puertas del local. “Era un grupo de 15 o 20 energúmenos llamándonos fascistas. La mayoría no eran españoles, sólo había un par de catalanes. Gritaban en castellano pero con acento americano. Yo creo que estaban pagados”, comenta este abogado.

Al margen de esta labor de reclutamiento, en el corto plazo el partido quiere también entrar en las asociaciones de españoles en EEUU, como el Consejo de Residentes en el Exterior.

Y mientras crece la lista de simpatizantes, y a la espera de un buen resultado en las próximas elecciones, los coordinadores también ejercen de una suerte de embajadores de España con la misión de “rebatir las fake news de los separatistas ante los medios de comunicación, y vender la imagen del país”, dos labores que, a su juicio, la Embajada no realiza con éxito.

“El 12 de Octubre en Nueva York es el día de Italia. Nadie se ha preocupado en 40 años de hacer una labor divulgativa sobre la hispanidad. Y nadie se ha encargado de aclarar que no masacramos a los indios. En EEUU no se ve un apache, y si vas a México verás que existe la comunidad indígena. Sin embargo, se ha vendido al mundo anglosajón una mentira que ningún gobierno ha sabido desmentir”, protesta.

Por ello, considera que si VOX llega a formar gobierno en el futuro, Exteriores sería un ministerio adecuado para su partido, e incluso postula a un candidato: “Gente como Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido, es lo que necesita la administración. Personas que sepan lo que es pedir una licencia, un préstamo o pagar a proveedores. Alguien que haya vivido en el exterior, que hable idiomas y que venda bien España. El PP no tiene a nadie así”. 

CATALUÑA Y EL PP

Volviendo a la figura de su abuelo, su nieto resalta de su etapa en la política local las reformas en los barrios periféricos de la capital, así como por la construcción de las polémicas Torres de Colón, ubicadas en la misma plaza en la que VOX, PP y Ciudadanos se manifestaron el pasado 10 de febrero por la unidad de España.

Precisamente, la situación en Cataluña fue lo que acabó por alejarle del partido de su padrino, fallecido en 1999. “El PP me ha decepcionado. Mi abuelo fue de Alianza Popular mucho tiempo y ayudó a muchos de sus miembros. Muchos vinieron a la presentación de su libro. Yo les he votado toda mi vida. Ahora los llamo los hombres de corcho. Se dejan llevar por la marea de las tendencias. Y hay una serie de valores que no se pueden abandonar”.

Su mujer Teresa Pastor también se ha animado a unirse al partido

Su mujer Teresa Pastor también se ha animado a unirse al partido

A su juicio, que “el PSOE negocie con los independentistas” y que el PP “tampoco fuera capaz de defender a los constitucionalistas” será determinante para muchos electores. “El 60% de los catalanes no pueden ni decir lo que piensan sin miedo. Y eso lo han consentido estos partidos”, critica.

FAMILIA: DE FRANCO A LOS ERES

Juan de Arespacochaga no es la única conexión familiar con el franquismo del coordinador de VOX en Nueva York. Su bisabuelo fue Juan Antonio Suanzes, ministro de Industria y Comercio con Franco de 1945 a 1951, y fundador del Instituto Nacional de Industria (INI). “El 50% de las empresas que hay hoy en el Ibex las fundó el INI”, subraya su bisnieto.

Pese a esta relación con la dictadura, deja claro que no se considera afín a aquella época ni tiene ninguna vinculación con las asociaciones que ensalzan al dictador. “No lloro por las esquinas porque saquen a Franco de la tumba. No soy un loco del franquismo. Es historia. La guerra fue una desgracia para España que dividió al país. Hay que olvidarlo y mirar adelante”.

Sobre su abuelo, sí matiza: “En 1976 Franco no pintaba ni cortaba nada. Supongo que es correcto decir que fue un alcalde franquista, pero con ideología liberal. Entonces había ya un proceso de preparación de la Constitución. Él estaba junto con Fraga involucrado en el proceso del cambio. Era franquista, pero no del núcleo duro”.

La notoriedad de su familia no se queda en aquellos años. Alcanza al presente, aunque sea con “noticias escabrosas”, como él las define. Una búsqueda de su apellido en Google lo conecta con Joaquín Arespacochaga, uno de los implicados en el caso Bahía Competitiva, una trama de corrupción que defraudó presuntamente más de 25 millones de euros de subvenciones del Ministerio de Industria para un plan de desarrollo para la Bahía de Cádiz. La responsabilidad de estos fondos era la la Agencia IDEA de la Junta -la misma involucrada en el caso de los ERE- y del Gobierno central. Según las últimas informaciones publicadas al respecto, la causa sigue en vía judicial.

El partido de Abascal ya mantiene contactos con la formación conservadora estadounidense

El partido de Abascal ya mantiene contactos con la formación conservadora estadounidense

En toda familia hay ovejas negras. Hay un tío mío que tuvo un follón en Andalucía, Joaquín Arespacochaga. Está siendo investigado junto a su hijo por unas  ayudas. No estoy informado, porque no tengo relación con esa parte de la familia. Imagino que al entrar en política me lo sacarán, pero no tengo nada que ver. Que lleve el mismo apellido que yo no implica nada”, aclara.

De vuelta a Nueva York, allí Antón Arespacochaga es actualmente residente estadounidense y está sopesando pedir la ciudadanía, “pero conservando la española”. Pese a su condición de inmigrante, no ve contradicción alguna con la postura de dureza de su partido en esta materia. “A mí Trump no me disgusta. Como él, VOX no está en contra de la inmigración, pero queremos elegirla nosotros. Tienen que aportar, adaptarse, y pasar un periodo de prueba”, opina. Además, apuesta por introducir extranjeros -inmigrantes o refugiados- de países hispanos en lugar de otros de mayoría musulmana.

EN VOX Y 'REPUBLICANO'

Si finalmente se hace con la ciudadanía, podrá votar en las próximas presidenciales norteamericanas. “Tomaría la decisión en el momento, pero probablemente elegiría al partido republicano”.

De hecho, el partido de Santiago Abascal ya mantiene contactos con la formación conservadora estadounidense, con la que comparte ciertos aspectos programáticos. Además, VOX se ha reunido con Steve Bannon y cuanta con un colaborador que fue oficial del Pentágono y analista de la CIA, Ron Aledo.

“Tenemos contactos con ellos. De hecho Iván Espinosa de los Monteros y Javier García, responsable de coordinadores en el extranjero, se han reunido hace poco con miembros de la administración Trump”, apunta. En concreto, la formación informó recientemente de que ha mantenido encuentros con la secretaria de Transporte, Elaine Chao, y con la de Educación, Betsy DeVos. “La idea es aunar posturas. No acercarnos a Trump, el hombre más poderoso del mundo... sería de idiotas”, resume.