30

30

Reportajes Sucesos

El descuartizador del táper llevaba dos días comiéndose a su madre: la escena dantesca

Los restos mortales estaban repartidos por toda la casa almacenados en táperes. El detenido tenía antecedentes por malos tratos contra su madre. 

La situación fue del todo dantesca y esperpéntica. Los agentes entraron al domicilio y advirtieron un escenario que jamás habían visto. Alberto, de 26 años, había matado y posteriormente descuartizado en minúsculos trozos a su madre, de 66 años. Además, se la había estado comiendo junto a su perro. 

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, una amiga de la mujer pudo hablar con ella el pasado martes y no apreció que fuera a pasar nada. Sin embargo, la denuncia la puso otra amiga que alertó a las autoridades de que hacía aproximadamente un mes que no la veía. 

Los agentes acudieron al domicilio, situado en el barrio Salamanca (Madrid), tras el aviso de una amiga de la víctima. El propio autor narró a los agentes cómo había descuartizado a su madre en "trozos muy pequeños". Los restos mortales estaban repartidos por toda la casa almacenados en tuppers que había ido guardando en diferentes espacios. Sánchez Gómez cuenta con 12 antecedentes por malos tratos. 

El suceso se trata de un caso claro de canibalismo, según han admitido fuentes policiales a EL ESPAÑOL. 

La amiga de víctima acudió con mucha preocupación a la comisaria del distrito de Salamanca para advertir de que no la había visto hace un mes. También contó a los agentes que la víctima vivía con su hijo, al que definió como una persona que había causado problemas anteriormente en la familia. 

Puerta de la vivienda en la que Alberto Sánchez Gómez tenía a su madre.

Puerta de la vivienda en la que Alberto Sánchez Gómez tenía a su madre. E.E.

Una vez se percataron de todo lo que había sucedido en el domicilio a lo largo del mes, los agentes procedieron a detener a Alberto como presunto autor de la muerte de su madre. Tras la detención fue trasladado a dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, donde mantuvo una actitud muy fría y se negó a declarar sobre lo sucedido. 

Ahora, se encuentra en los calabozos de la comisaría de Policía de Tetuán, desde donde será trasladado al registro central de detenidos en Moratalaz. Según han revelado fuentes policiales,  este sábado será puesto a disposición judicial.