Los equipos de rescate trabajan a marchas forzadas.

Los equipos de rescate trabajan a marchas forzadas. Marcos Moreno EL ESPAÑOL

Reportajes

El 'caso Julen' ya está ante la justicia para saber cómo se hizo el pozo y cómo cayó

El Juzgado de Málaga ha iniciado una investigación y ha tomado declaración a todos los implicados para esclarecer los hechos. 

Noticias relacionadas

El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga ha empezado a recibir todas los informes, declaraciones y atestados relacionados con el suceso de Totalán (Málaga), en la investigación abierta desde el mismo momento de la desaparición de Julen al caer en un pozo el pasado día 13. 



El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Vélez-Málaga fue el que tras el aviso de la familia de que el pequeño había caído al pozo dio parte a la autoridad judicial, quien de inmediato abrió diligencias judiciales para investigar las circunstancias del suceso, han informado a Efe fuentes cercanas al caso.



También el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil trata de determinar cómo se hizo el pozo y si contaba con los pertinentes permisos, por lo que han tomado declaración a la persona que lo hizo, así como al dueño de la finca.



La Junta de Andalucía ya informó que no había tramitado ningún permiso para excavar el pozo de más de cien metros y en ningún departamento de Gobierno autonómico consta que se solicitase las autorizaciones pese a que son obligatorios para realizar prospecciones en busca de agua.



Fuentes judiciales han confirmado a Efe que hasta el momento ni el ministerio público ni el instructor han tomado declaración a nadie por este asunto, ni al empresario que efectuó el pozo, Antonio Sánchez, aunque en declaraciones a Efe aseguró que él selló el orificio y que su actuación fue modificada posteriormente.



Esta misma versión ha sido la que facilitó a la Guardia Civil el día que le tomaron declaración.



Los agentes de la Guardia Civil también han interrogado al dueño de la finca y a otras personas relacionadas con los hechos -incluso se intentó localizar a quienes ayudaron en las primeras horas tras la caída de Julen al pozo-, aunque las fuentes no han precisado datos al respecto ya que el caso está judicializado.



Todas los informes, declaraciones y atestados que están realizando los agentes serán remitidos al titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga sin necesidad de que sea requerido por el juez, al igual que la prueba de ADN que se le hizo la semana pasada a un pelo de Julen (encontrado entre la tierra extraída del pozo) que ha sido cotejado con los familiares y con un biberón del menor.



Esta prueba científica no había llegado en los últimos días al Juzgado, según las fuentes, ya que en un primer lugar el resultado se comunicó verbalmente.



Cuando el equipo judicial de la Guardia Civil tenga el informe del ADN lo enviará al juez, al igual que están haciendo los agentes del Seprona con toda la investigación y circunstancias que rodean las obras del pozo.



Los equipos de rescate buscan al menor desde las 14.00 horas del domingo 13 de enero cuando se encontraba con sus familiares en una finca privada en la localidad malagueña de Totalán y se precipitó por el agujero.