Los presuntos violadores llevaron a la chica a la casa de los padres del menor del grupo, que tiene 19 años.

Los presuntos violadores llevaron a la chica a la casa de los padres del menor del grupo, que tiene 19 años. EE

Reportajes

"Agresiones sexuales plenas" mientras la joven grita "parad": el vídeo de La Manada de Alicante

El abogado de la víctima de 19 años de una agresión sexual en Callosa d’En Sarrià (Alicante) ha reconocido, al ver el vídeo grabado por uno de los detenidos, que se trata de una "agresión plena".

También ha insinuado que, a pesar de haber encontrado restos de alcohol y cocaína en los análisis realizados por las autoridades, los presuntos violadores habrían utilizado burundanga para someter a la víctima.

El vídeo al que la defensa ha tenido acceso ha sido encontrado en el móvil de uno de los detenidos, después de que este diese su autorización a la Guardia Civil para inspeccionar el teléfono.

Este martes, el abogado ha explicado el contenido del vídeo en una entrevista en el programa Espejo Público (Antena 3). Ha señalado que la víctima, entre balbuceos debido a su estado semicomatoso, se negaba constantemente a tener actos sexuales diciendo "no, no, parad, parad".

Los hechos ocurrieron en los bajos de un edificio en Callosa d'En Sarrià, municipio alicantino, durante Nochevieja. Tras acudir a una celebración de fin de año en un piso en Benidorm, el propio dueño echó a la calle a los cuatro agresores y a la víctima tras reprocharles su actitud con la joven.

Tras abandonar la vivienda, decidieron trasladar a la joven al municipio de Callosa, a los bajos de la vivienda de los padres del menor del grupo. Fue allí donde se produjo la agresión.

La propia hermana (quien dormía en el interior de la vivienda) fue la que dio la voz de alarma al presenciar la escena y llamó a la Policía.

Los agentes que atendieron a la joven declararon que estaba semidesnuda, que no recordaba lo ocurrido, y que presentaba signos de desorientación, compatible con haber sido narcotizada.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, los cuatro agresores tienen entre 19 y 24 años, han nacido en Ecuador y tres de ellos tienen la nacionalidad española. Fueron detenidos el mismo 1 de enero.