Desirée, violada hasta la muerte.

Desirée, violada hasta la muerte.

Reportajes

Desirée, violada hasta la muerte durante 10 horas por 12 senegaleses: el crimen que conmociona Italia

Italia amanece conmocionada cada mañana desde que se encontró el cuerpo de Desirée Mariottini. La joven, de 16 años, fue encontrada en un edificio ocupado de Via dei Lucani, en el histórico barrio de San Lorenzo de Roma. Fue violada por una docena de hombres durante 10 horas y después asesinada. Los agresores, al taparle la boca para que no gritara, la mataron por asfixia. Aunque, por el momento, se investiga hasta a 10 personas, sólo hay dos inmigrantes ilegales de origen senegalés detenidos.

Matteo Salvini, vicepresidente del Consejo de Ministros de la República, acudió inmediatamente al barrio de San Lorenzo y condenó lo ocurrido, haciendo un alegato por su política de inmigración, por su plan de desalojos y culpando a“estos negros”, como se les está llamando despectivamente en Italia, de lo ocurrido. 

Matteo Salvini llega a San Lorenzo.

Matteo Salvini llega a San Lorenzo.

Desirée fue encontrada en la llamada ‘Casa de la droga’, donde se vende y consume heroína. Entre las causas que podrían haberla llevado hasta allí: tratar de recuperar un móvil robado (o que había intercambiado por droga) o que directamente quería comprar drogas. Esas sospechas existen porque era consumidora habitual. De hecho, desde agosto, la víctima estaba inscrita en el programa público ofrecido por el sistema nacional de salud para desintoxicarse.  

Causas aparte, Desirée entró allí el jueves 18 de octubre y su cuerpo se encontró un día después, el 19. Allí, los presuntos autores del asesinato, la violaron durante 10 horas, abusaron de ella y la mataron asfixiada tras taparle la boca para que no gritara. Una llamada anónima informó de que dentro del edificio había una niña muerta. Allí llegaron los servicios de emergencia, pero no pudieron entrar hasta que llegaron la Policía y los médicos. 

Desirée, violada y asfixiada por dos senegaleses.

Desirée, violada y asfixiada por dos senegaleses.

Allí, se la encontraron tirada en el suelo. No pudieron hacer nada por salvarla. Estaba muerta. Los agentes, después, detuvieron por el crimen a cuatro senegaleses. Dos de elos, conocidos: Mamadou Gara, de 26 años, y Brian Minteh, de 43 años. Están acusados por violencia sexual en grupo, cesión de drogas y homicidio voluntario con la circunstancia agravante de crueldad. 

El caso ha dejado a Italia en shock. Desde que se conoció la muerte de Desirée, cientos de personas han dejado mensajes de solidaridad: velas, pancartas, flores…