Vuela a Japón sin escalas

Vuela a Japón sin escalas

Con la colaboración de

Sociedad

Japón empieza a bordo de los aviones de Iberia, ahora cinco días a la semana

  • La aerolínea aumenta su frecuencia a Tokio de tres a cinco vuelos semanales y hasta 150.000 asientos en 2019.
  • La apuesta supondrá un crecimiento del 60 por ciento con relación a 2017
  • Además, ha diseñado un servicio a bordo que introduce a los pasajeros en el mundo oriental durante el propio vuelo

La capital japonesa se encuentra más cerca de nosotros que nunca. Desde el pasado 20 de octubre, Iberia vuela cinco veces a la semana a Tokio, en la que es la única conexión directa entre España y Japón. Esta ruta se inauguró en 2016 con tres frecuencias semanales y, justo dos años más tarde, la aerolínea casi duplica su apuesta por el mercado nipón.

A partir de ahora, los pasajeros podrán disfrutar de vuelos con destino a Tokio desde 519 euros ida y vuelta, todos los martes, jueves, viernes, sábados y domingos, en una oferta que superará los 150.000 asientos en 2019 y que supondrá para los pasajeros el inicio de una nueva experiencia. 

Una nueva experiencia con aire oriental, pues Iberia ha diseñado un nuevo servicio a bordo exclusivo en esta ruta, para así hacer sentir la cultura japonesa desde el mismo vuelo. 

Una cultura que nos adelanta la propia aerolínea en su mini reportaje #IberiaMayors, un serial que lanzó en su canal de youtube con curiosidades de los destinos a los que vuela y que en esta ocasión nos introduce en Tokio de la mano de David Esteban.

Uno de los aspectos más atractivos de la cultura japonesa es la gastronomía, y por ello el menú a bordo de Iberia en esta ruta se ha impregnado de los productos más característicos. El pato braseado en soja, langostinos y pollo katakuriko o timbal de cangrejo con wasabi y hoja de shisho con hinojo marino, son algunas de las novedades que se ofrecen en clase business.

Y en el caso de la turista, el toque oriental llega con curry japonés de cerdo con arroz choi sum y shitake o noodles yakisoba salteados con verduras y pollo, además de incorporar alimentos básicos a otros menús como la sopa de miso o la salsa de soja. 

Tanta cultura japonesa ha querido asumir la aerolínea que hasta un avión lleva su nombre. Como homenaje a este destino que tan buena acogida ha recibido desde el principio en ambos mercados, Iberia bautizó un A330-200 como Tokio, por lo que se puede decir que la cultura nipona ya se lleva en la piel, o en este caso en el fuselaje. Este modelo es el que normalmente opera esta ruta, con un alcance de 11.500 kilómetros y que, desde Madrid, constituye el vuelo más largo que realiza en toda su red.