Manoli

Manoli

Reportajes La vida de las víctimas

Manoli, la camarera maltratada por sus dos últimas parejas hasta que una la mató

  • La vida de las víctimas (38): Había puesto dos denuncias por malos tratos. Su pareja actual la asesinó asestándole 10 cuchilladas.
  • Los vecinos los habían escuchado discutir mucho en bares y en su casa. Es la quinta víctima por violencia de género de esta semana. 
  • Maguette, asesinada delante de sus hijos

Noticias relacionadas

María Manuela Castillo, más conocida como Manoli, de 44 años, había denunciado hasta en dos ocasiones malos tratos –de dos hombres diferentes–. Da igual. Uno de ellos, su último pareja, la asesinó la pasada madrugada. A las 3:20 horas, los vecinos escucharon ruidos en el interior de su vivienda en El Morche, una pedanía de Torrox (Málaga), y llamaron a la Policía Local. Pero fue demasiado tarde. A su llegada, los agentes vieron una gran cantidad de sangre salir por del balcón. Esperaron la llegada de la Guardia Civil y entraron en la casa. Se encontraron a la mujer muerta en la terraza. A su lado, pendía un cuchillo, arma que habría utilizado el presunto asesino.

Detenido el presunto asesino de una mujer en Málaga


La mujer se encontraba en el suelo, con diez cuchilladas –varias de ellas en el tórax y en los brazos–, muchas de ellas para defenderse. El crimen lo habría cometido, presuntamente, su pareja, con la que convivía en la pedanía de Málaga. El hombre, que tenía una orden de alejamiento de la mujer, habría huido tras asesinarla y fue detenido al borde del mediodía, a las 13:20 horas, en una vivienda en la localidad de Vélez Málaga. La primera hipótesis que maneja la Policía es que se trata de un caso de violencia de género, pero tampoco descarta otro tipo de escenarios.


Manoli, que había trabajado como limpiadora y muchas veces de camarera en la hostelería, se había trasladado a El Marche hace año y medio, aunque era natural de Vélez Málaga. Allí, habría convivido durante algún tiempo con el que era su presunto asesino, que trabajaba de hamaquero en la pedanía. Ambos, eso sí, habían tenido problemas conyugales. Los vecinos, en conversación con EL ESPAÑOL, reconocen que era muy frecuente verles discutir. Lo hacían en los bares, en la calle o donde fuera.

Terraza donde fue asesinada.

Terraza donde fue asesinada. EFE


Por esa razón, ella había presentado una denuncia de malos tratos, la segunda que ponía –la otra fue con su anterior pareja–. A él le habían puesto una orden de alejamiento. Y ella, todo eso, lo estaba sufriendo. Tenía problemas con las drogas y con el alcohol y acababa viéndolo una y otra vez. Los vecinos recuerdan que decía “que no podía estar sin él”. Y, la pasada madrugada, él acabó con su vida. Discutió con ella en la vivienda y la acuchilló.


La Policía poco pudo hacer por ella. Se la encontró en el suelo, muerta, sin nadie. Lo que no se ha hecho público es dónde están sus dos hijos, uno de tres y otro de 16 años. Ambos quedan huérfanos y se suman a una lista suficientemente extensa. En total, 27 menores se han quedado sin padres en el último años, algunos de ellos recientemente.


Esta semana ha sido una de las más negras en violencia de género. En total, han muerto tres mujeres –contando a Manoli– y dos niñas asesinadas por su padre como venganza a su exmujer. En total, el número de víctimas por la violencia de género asciende a 38 en 2018. Y, en todos los casos, como confirma Timanfaya Hernández, psicóloga sanitario y forense, responde a los mismos cánones: “No hay un perfil del agresor y el maltrato es progresivo. No se produce de un día para otro”.

Los agentes esperan en la puerta de Manoli.

Los agentes esperan en la puerta de Manoli. EFE


De Maguette a Manoli

Maguette Mbeugou fue la primera en fallecer esta semana, en la madrugada del lunes al martes. La mujer, de 25 años, senegalesa, fue degollada presuntamente por su marido y permaneció durante 24 horas muerta delante de sus hijas. Un mes y medio antes, había presentado denuncias por maltratos. De hecho, se había ido a vivir a otro piso. Pero volvió y, en su propia casa, su pareja la asesinó.


Ese mismo día, un hombre mayor de 48 años acabó con la vida de sus dos hijas de tres y seis años. También lo hizo de madrugada. Estaba separado y lo habría hecho, según las primeras hipótesis de la Policía, por venganza. Poco después también se hizo público el fallecimiento de Nuria Alonso, vecina de Maracena (Granada), que acababa de separarse de su marido y dejó huérfano a un niño de 12 años. Este jueves se conoció la última víctima del total de 38, Manoli.

Manoli Castillo es la trigesimooctava víctima por violencia de género. En España, en 2018, también han sido asesinadas Maguette Mbeugou, de 25; Nuria Alonso, de 39 años; Nerea y Martina, de 6 y 4 años; María de los Ángeles Egea, de 41 años; Jhoesther López, de 32 años,Yésica Domínguez, de 29 años; Dolores Mínguez, de 60 años; Ivanka Petrova, de 60 años; Ana Belén Varela Ordóñez, de 50; Leyre González, de 21; María Isabel Alonso, de 62; María Judith Martins Alves, de 57; Paula Teresa Martín, de 40; Cristina Marín, de 24; Ati, de 48 ; María Isabel Fuente, de 84; Martha Arzamedia de Acuña, de 47; Raquel Díez Pérez, de 37; Jénnifer Hernández Salas, de 46; Laura Elisabeth Santacruz, de 26; Pilar Cabrerizo López, de 57; María Adela Fortes Molina, de 44 años; Paz Fernández Borrego, de 43; Dolores Vargas Silva, de 41; María del Carmen Ortega Segura, de 48 años; Patricia Zurita Pérez, de 40; Doris Valenzuela, de 39; María José Bejarano, de 43; Florentina Jiménez, de 69; Silvia Plaza Martín, de 34,; María del Mar Contreras Chambó, de 21; Vanesa Santana Padilla, de 21; María Soledad Álvarez Rodríguez, de 49; Josefa Martínez Utrilla, de 43; Magdalena Moreira Alonso, de 47, y una mujer de 40 años que no ha podido ser identificada.