Reportajes

Seis líos famosos de Juan Carlos con dinero y mujeres: el chantaje como excusa para no investigar

El último ha sido las cintas de Corinna grabadas por el ex comisario Villarejo. Pero antes hubo otros casos como el de Javier De la Rosa o el de Bárbara Rey.

Hegel explicó la doble aparición de los fenómenos y Marx completó esta teoría al afirmar que la historia se repetía siempre dos veces, primero como tragedia y finalmente como farsa. Respecto a los supuestos chantajes al Rey Juan Carlos I (esta semana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a insistir en que “el Estado no admite chantajes” al explicar la posición del Gobierno respecto al recorrido judicial y parlamentario de las llamadas “cintas de Corinna”) estaríamos ante el último episodio de un auténtico drama biográfico: no se conoce en la historia contemporánea un jefe de Estado que haya sufrido en torno a su persona tantas repetidapresiones, reales o supuestas, coincidiendo etodas ellas, siempre, el mismo tipo de elementos: dinero, mujeres y problemas judiciales.

Estas intimidaciones se tienen que basar en hechos reales o falsos, por lo que convendría averiguar la realidad de lo ocurrido. Ocurre, en la mayoría de los casos, que el escándalo ocasionado por la denuncia de una conspiración suele tapar todo lo demás. Esto es, la acusación de la existencia de un chantaje contra el Rey suele ser la coartada para no investigar la verdad de lo acontecido.

En una lista no definitiva, no aparecen todas las que han sido, pero sí son todas las que están, recordamos las 6 denuncias más famosas de los “supuestos chantajes” padecidos por el hoy Rey emérito.  

José María Ruiz Mateos, creador de Rumasa y coleccionista de relojes.

José María Ruiz Mateos, creador de Rumasa y coleccionista de relojes. EFE

1. El supuesto de Ruiz Mateos

Ocurrió en enero de 1984, después de la expropiación de su grupo empresarial (Rumasa) ejecutada por el gobierno socialista de Felipe González el 23 de febrero del año anterior. Diversos medios de comunicación se hicieron eco de las acusaciones del empresario jerezano contra el monarca consistentes “en mantener que transfirió en 1981 tres millones de dólares desde un banco suizo hasta una cuenta del Banco de Nueva York como soborno para lograr la destitución del que era subgobernador del Banco de España, Mariano Rubio, uno de los principales defensores de la necesidad de expropiar el holding de la abeja”. (Artículo “Campaña de Ruiz-Mateos contra el Rey de España, en El País, 26 de enero de 1984). Finalmente, en 1999, el Tribunal Supremo confirmó la absolución del empresario que había dictado la Audiencia Nacional, aunque consideró probadas falsedades e impagos de impuestos.

2. El atribuido a Javier de la Rosa

Otro acontecimiento en el que el nombre de Juan Carlos I quedó públicamente señalado, en relación a un posible chantaje, fue el denunciado por los periodistas Isabel Durán y José Díaz Herrera en 1995. En un reportaje titulado “Jaque al Rey”, los citados periodistas describían cómo el empresario Javier de la Rosa había estado lanzando advertencias a todo aquel que quisiera escucharle sobre los supuestos pagos de hasta cien millones de dólares “al antiguo embajador, Manuel Prado y Colón de Carvajal, por indicación y petición de una alta institución del Estado”. (“Jaque al Rey”, Diario 16, 9 de noviembre de 1995). Las supuestas amenazas del empresario no sirvieron para nada. Fue condenado a tres años de prisión por el delito de apropiación indebida de 68 millones de euros que reconoció en un pacto extrajudicial.

Mario Conde junto al Rey emérito.

Mario Conde junto al Rey emérito.

3. El hipotético de Mario Conde 

En el libro de Jesús Cacho “El negocio de la libertad”, Editorial Foca, Madrid 1995, páginas 265 a 285, se relata con pelos y señales el supuesto chantaje del que fue acusado Mario Conde, ex presidente de Banesto, al haber intentado obtener el archivo de las actuaciones judiciales abiertas contra él a cambio de que no salieran a la luz información sobre la “guerra sucia” contra ETA llevada a cabo por el gobierno de Felipe González. Mario Conde siempre negó estas acusaciones e incluso, en noviembre de ese mismo año, llegó a querellarse contra Diario 16 al publicar este periódico un adelanto del libro de Isabel Durán y José Díaz Herrera “El saqueo de España”, donde se relataban: “Los intentos de chantaje al Rey de Conde y de la Rosa”. Finalmente, el exbanquero fue condenado a 20 años de prisión por delitos de apropiación indebida, estafa y falsedad. El Supremo y el Constitucional confirmaron el fallo. El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo estimó que sufrió falta de imparcialidad.

4. El imaginado a Bárbara Rey

A principios de 2017 volvió a publicarse una historia de hace más de 20 años: la relación sentimental del monarca con la vedette Bárbara Rey. Según varias informaciones, espías del CNI depositaron entre 1996 y 1997 en un banco de Luxemburgo cantidades millonarias de dinero para Bárbara Rey, procedentes de los fondos reservados, para que ella no difundiera vídeos privados con el entonces rey Juan Carlos. La artista desmintió que se beneficiara de semejante suma de dinero, aunque sí desveló que por esas fechas mantuvo una reunión con un agente del servicio secreto español que le propuso su silencio “a cambio de dinero”. Según la versión de Bárbara Rey, ella tuvo miedo a ser víctima de una encerrona del CESID en Luxemburgo y se echó para atrás. “Temí que me detuvieran y luego me liquidaran en la cárcel”, fueron sus palabras.   

5. El presunto de Diego Torres

El 2 de mayo de 2012 el diario El Mundo, dirigido por Pedro J. Ramírez, publicó la siguiente información relacionada con Diego Torrres, socio de Iñaki Urdangarín, yerno del rey Juan Carlos, en el Instituto Nóos: “Torres presiona a los fiscales con amenazas a la Monarquía. El abogado del socio de Urdangarín advierte que sacará 200 e-mails más comprometedores que los ya divulgados, si no hay acuerdo”.

Diego Torres saliendo de la Audiencia. GTRES.

Diego Torres saliendo de la Audiencia. GTRES.

Tan solo unos días después, el mismo periódico ponía cifras y letras al contenido del obsceno cambalache: “Torres exige 10 millones para no perjudicar a la Monarquía. El exsocio reclama también a Urdangarín un trabajo estable y un millón de euros en concepto de honorarios a su abogado”. Para apagar el fuego, al contrario de lo que ha ocurrido en la actualidad, el portavoz entonces del palacio de La Zarzuela, Javier Ayuso, declaró a los medios de comunicación que la “Casa Real no tenía constancia de estar siendo víctima de una extorsión, en relación con las supuestas amenazas lanzadas por la defensa de Diego Torres sobre la existencia de documentos que implicarían al Rey y a la Infanta Cristina en el caso Nóos”. Diego Torres fue condenado a 5 años y 8 meses de cárcel que actualmente cumple en una cárcel de Barcelona. 

6. El asignado actualmente al excomisario Villarejo

Las grabaciones publicadas por EL ESPAÑOL entre la amiga de Juan Carlos I, Corinna Larsen, y el excomisario José Manuel Villarejo ha dado lugar a que el juez de Instrucción de la Audiencia Nacional Diego de Egea abra una pieza separada bajo el nombre de “Carol” donde se investiga la existencia o no de algún tipo de delito en relación con ellas. En dichas grabaciones se afirma que el actual Rey emérito tendría cuentas en Suiza y que cobró comisiones por intermediar en la licitación del proyecto del AVE a la La Meca en Arabia Saudí.

Estos hechos podrían ser delictivos si no estuvieran prescritos y el exjefe del Estado los hubiera cometido sin amparo de su inviolabilidad. Otro de los aspectos que se investiga en esta pieza es un encargo de Corinna a Villarejo para intermediar a favor de Ben Goldsmith, un empresario británico con problemas con la Hacienda española. Tanto el jefe del CNI, general Sanz Roldán, como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han denunciado que la aparición de las cintas tiene relación con la existencia de un presunto chantajeuna vez más, contra Juan Carlos de Borbón y Borbón.