Imagen del detenido y las dos víctimas del crimen de Susqueda.

Imagen del detenido y las dos víctimas del crimen de Susqueda.

Reportajes

Los Mossos detienen al presunto autor del doble homicidio en el pantano de Susqueda

Las primeras informaciones policiales apuntan a que el criminal es un vecino de unos 50 años de la localidad de Santa Coloma de Farners que fue condenado a quince años de cárcel por matar a su esposa en 1997.

Noticias relacionadas

Los Mossos d'Esquadra han detenido esta mañana al presunto autor del doble homicidio de Susqueda (Girona). Las víctimas, Marc Hernández y Paula Mas, de 23 y 21 años, fueron asesinados en las inmediaciones del pantano y sus cuerpos fueron arrojados al agua. Los Mossos también han detenido al hijo del presunto asesino en Salt, donde han procedido a registrar su domicilio.

Las primeras informaciones policiales apuntan a que el criminal es un vecino de unos 50 años de la localidad de Santa Coloma de Farners. Según fuentes de la investigación se trataría de Jordi. M.G., condenado a quince años de cárcel por matar a su esposa en 1997. 

El detenido, que tiene dos hijos mayores de edad, uno de ellos también detenido en la mañana de este lunes, según ha adelantado la Cadena Ser. El primer detenido fue condenado en 1999 a quince años de cárcel por la Audiencia de Girona por haber matado dos años antes a su esposa, en su casa de Anglès.

Detenido el presunto autor de la muerte de dos jóvenes en el pantano de Susqueda

La detención se ha producido tras meses después de profunda investigación por parte de los Mossos. Los agentes han llegado hasta él siguiendo el rastro que dejó con su vehículo, un todoterreno blanco con el que se movió por el pantano.

El crimen se cometió el pasado mes de agosto, cuando Marc y Paula, vecinos de los municipios barceloneses de Arenys de Munt y Cabrils, se desplazaron hasta las inmediaciones del pantano para disfrutar de unas jornadas de montañismo y de kayak.

Las últimas imágenes de la pareja fueron registradas por la cámara de seguridad de un cajero. Poco después, nada se supo de ellos. Sus familias, al no tener noticias de ellos, denunciaron la desaparición.

Desde entonces los Mossos coordinaron un dispositivo de búsqueda por las inmediaciones del pantano, en un rastreo terrestre y acuático. Los esfuerzos culminaron con el hallazgo a los pocos días del coche -un Opel Zafira azul- y del kayak de los dos jóvenes, hundidos en el fondo del pantano y con varias piedras a bordo.

A finales de septiembre, los agentes localizaron los dos cuerpos, atados y sin ropa, lastrados también por piedras. Los informes forenses dictaminaron que presentaban heridas de bala de un calibre 9mm.

En sus pesquisas, los Mossos determinaron el punto exacto en el que la pareja fue asesinada gracias a una prueba pericial sonora, contrastando las informaciones ofrecidas por los testigos que habían escuchado disparos. El paraje era conocido con el nombre de Fuente del Borni.

Desde entonces, los investigadores siguieron el rastro de un todoterreno de color blanco, filmado por algunas cámaras de seguridad y percibido por algunos testigos. De acuerdo a los movimientos registrados aquel día en el pantano, el conductor del vehículo tenía muchas opciones de ser el autor criminal.

Este lunes, la policía autonómica ha detenido a este vecino de 50 años, que no tenía ninguna relación con los dos jóvenes asesinados.