Todos los implicados quedaron sepultados por un amasijo de hierros.

Todos los implicados quedaron sepultados por un amasijo de hierros.

Reportajes

El kamikaze de Palma conducía haciendo eses, con un faro y en sentido contrario

El brutal choque se llevó por delante la vida de uno de los jóvenes que circulaban en dirección contraria. Iba de copiloto y sin cinturón. Los conductores están graves.

Ocurrió en la madrugada del pasado viernes. Un joven conductor kamikaze provocó un grave accidente en el cual se llevó por delante la vida de su hermano. El fallecido, de 18 años, le acompañaba en el coche sentado en el asiento de copiloto. La tragedia acaeció cuando el conductor comenzó a circular por el sentido contrario de la carretera en Inca, Mallorca. Ocurrió en el tramo de autopista que une Santa María del Camí con esta céntrica localidad balear. 

Algunos testigos, según recoge Diario de Mallorca, advirtieron cómo el vehículo en el que circulaban los dos hermanos, un Golf de color blanco, iba por el carril contiguo en el sentido contrario a la dirección de la vía. No solo eso. Esa madrugada, algunos de los que alertaron al 112, servicio de emergencias, presenciaron cómo el conductor realizaba su recorrido suicida haciendo eses con el vehículo. "Se cruzó con un par de coches y terminó chocando. Nosotros escuchamos el golpe, pero no vimos la colisión". 

Veinte minutos antes de lo ocurrido, varios ciudadanos alertaron de lo que el dueño de aquel automóvil estaba haciendo, la conducción temeraria hacia los coches que venían de frente. Un cuarto de hora después, varios conductores se cruzaron con el kamikaze en plena autopista pero no les pasó nada. El Golf blanco iba en sentido contrario con un faro apagado y roto, cerca de Consell, la localidad situada a medio camino entre Inca y Santa María del Camí. 

El kamikaze, solo herido

El fatal desenlace se produjo cuando se produjo la colisión frontal contra otro turismo que circulaba de forma correcta por esta vía rápida. Los dos hermanos que iban en el Golf de color blanco que causó el accidente eran de origen guatemalteco. El conductor, un joven de apenas 20 años, resultó herido de gravedad y fue trasladado en ambulancia al hospital Son Espases, en Palma. Su hermano pequeño, que viajaba en el asiento de copiloto, falleció en el acto. No llevaba puesto el cinturón.

En el coche contra el que impactaron en dirección contraria iba ocupado por una joven, también veinteañera, circulaba en un Seat Altea. También muy grave, tuvo que ser trasladada al hospital por los efectivos sanitarios desplazados esa madrugada hasta la zona. 

El choque fue de tal virulencia que los tres jóvenes quedaron atrapados en el interior de los vehículos. Cubiertos y aprisionados por un amasijo de hierros, totalmente desorientados, tuvieron que ser liberados por los bomberos y los agentes que se acercaron al lugar del accidente. 

Hay varias hipótesis que se manejan en torno al suceso en las dependencias de la Guardia Civil en la zona. Por un lado, que los jóvenes hermanos del Golf Blanco se equivocasen de salida y, una vez dentro de la vía contraria, tuvieran que ir forzosamente esquivando vehículos. De ahí la conducción en eses. Sin embargo, hay testimonios de diversas personas que circulaban en aquel momento por el mismo tramo de la autopista que contaron a los agentes la conducción temeraria que el Golf Blanco estaba llevando a cabo.