Cassol. Así se llama la agencia de detectives que, los días posteriores a la violación de San Fermín del 7 de julio de 2016, espió a la joven madrileña de 18 años que presentó la denuncia. La contrató la familia de uno de los cinco sevillanos que desde este pasado lunes se sientan en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Navarra.

Fuentes judiciales confirman a EL ESPAÑOL que Cassol es el nombre que aparece en el informe presentado al tribunal encargado de juzgar el caso por Agustín Martínez, abogado de tres de los encausados por la presunta agresión sexual.

Al frente de Cassol está Dolores Castro Cuadrado, quien posee el registro del dominio cassol-detectives.com, web que en la actualidad se encuentra fuera de servicio aunque la empresa sigue operando a fecha de hoy. Castro Cuadrado reside en Sevilla y, según muestra ella misma en su perfil de una red social, tiene formación como perito calígrafo y ha cursado estudios en la Universidad de Sevilla y en la Pablo de Olavide, también en la capital andaluza.

Imagen en la que señala que Dolores Castro es propietaria del dominio Cassol Detectives.

Imagen en la que señala que Dolores Castro es propietaria del dominio Cassol Detectives.

Este periodista se puso en contacto con ella este pasado viernes. Dolores Castro Cuadrado no quiso confirmar o desmentir su vinculación con dicho informe, pero sí se quejó de que “se haya filtrado” el nombre de Cassol.

Este periódico ha conocido los precios que Dolores Cuadrado ofrece a sus clientes por un día de trabajo. La minuta por una jornada entera de seguimiento a una persona es de 350 euros (mañana, tarde y noche). Eso incluiría, en caso de ser necesarios, seguimientos en moto a la persona señalada.

Dolores Castro Cuadrado también lanza ofertas a su clientela: si se le contrata tres días se muestra dispuesta a rebajar sus honorarios a 700 euros, lo que en la práctica supondría no cobrar una jornada de trabajo. Eso sí, advierte que, si el encargo conlleva gastos como hospedaje en hoteles, el coste de sus servicios se incrementaría.

La agencia Cassol redacta informes en varios campos: infidelidades, bajas laborales fingidas, divorcios, tutela de menores, falsificación de firmas, amenazas… Y ahora se sabe que también sigue el rastro de quienes denuncian violaciones.

La detective Dolores Castro en uno de sus perfiles en redes sociales.

La detective Dolores Castro en uno de sus perfiles en redes sociales.

Para ser una detective, a quienes se les suele pedir discreción, Dolores Castro se muestra muy activa en las redes sociales. En su perfil de Twitter suele retuitear entradas de la propia empresa en la que trabaja, Cassol Detectives, dejando ver la relación que existe entre sí.

¿VINCULACIÓN CON LA MUJER DE UN ABOGADO?

Tras presentar el informe ante la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, se especulaba con que detrás de él estuviera Manuela Martín Salinas, mujer del abogado Agustín Martínez. Manuela Martín también dirige una agencia de detectives, en concreto Manel Detectives, con sede en Sevilla.

En conversación telefónica con EL ESPAÑOL, la propia Martín Salinas, que además de ejercer como detective es abogada, niega “cualquier relación” con Cassol y con la autoría del informe presentado por su marido ante el tribunal.  “Es mentira”, señala.

Sin embargo, en un descuido, Manuela Martín Salinas reconoce que, antes de la llamada que le hizo este reportero, la propia Dolores Castro Cuadrado se había puesto en contacto con ella para advertirle de que horas antes EL ESPAÑOL la había llamado por su vinculación con Cassol.

Agustín Martínez, abogado de tres de los cinco sevillanos acusados de violación.

Agustín Martínez, abogado de tres de los cinco sevillanos acusados de violación. EFE

EL TRIBUNAL SÓLO ACEPTA UNA FOTO

El tribunal encargado del caso de la Manada, presidido por el magistrado José Francisco Cobo Sáenz, sólo ha aceptado incluir en la documentación del juicio una imagen extraída de una red social de la chica que acusa de violación a los cinco jóvenes sentados en el banquillo. Se trata de una fotografía subida recientemente por C. a Instagram. En ella aparece con una camiseta estampada. Fue el propio letrado Agustín Martínez, que ejerce la defensa de tres de los miembros del grupo, quien solicitó que se incluyera esa imagen en concreto.

Lo sustancial para el abogado y que justificaría su importancia sería el mensaje que lleva dicha prenda de ropa: “Hagas lo que hagas, quítate las bragas”, contaba EL MUNDO.es este pasado viernes. La denunciante, que hoy tiene 20 años, no luce la camiseta en la fotografía, sino un maniquí, y la frase es muy popular entre los seguidores del 'reality show' Super Shore, en el que una de sus participantes, Karime, lo ha convertido en lema.

La secretaria del Área de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, lamentó este viernes que, a la situación "absolutamente trágica" de una supuesta violación, se le añada también el "insulto que supone la vigilancia de una mujer".

Tras manifestar su respeto a las actuaciones judiciales que llevan el caso, precisó que desde el plano "cívico y ciudadano es intolerable" que se le ponga "más machismo en lo alto". "Estamos mirando cómo se administra la Justicia porque estamos delante de una situación absolutamente insoportable para la democracia", afirmó.

PRIMERA SEMANA DE JUICIO

Este viernes se celebró la quinta sesión del juicio, tras arrancar el pasado lunes. Ese día, antes del inicio de las comparecencias posteriores, se declararon inocentes los cinco acusados: José Ángel Prenda; Ángel Boza; el peluquero Jesús Escudero; el militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, y el guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero.

Al día siguiente, martes 14 de noviembre, compareció la víctima, que se reafirmó en que en “ningún momento” quiso mantener relaciones sexuales con los cinco miembros de la Manada. La chica sí reconoció, a diferencia de su testimonio inicial ante la Policía y ante el juez instructor, que no entró a la fuerza agarrada de las muñecas al portal número 5 de la calle Paulino Caballero de Pamplona.

Antonio M. Guerrero (D1), Alfonso J. Cabezuelo (D4), Jesús Escudero (D5), Ángel Boza (D2) y José Ángel Prenda (D3).

Antonio M. Guerrero (D1), Alfonso J. Cabezuelo (D4), Jesús Escudero (D5), Ángel Boza (D2) y José Ángel Prenda (D3).

Durante la primera semana de juicio también han comparecido varios de los agentes de Policía que recogieron la denuncia realizada por la joven minutos después de ser violada y de que una pareja la encontrase llorando en un banco. Los policías señalaron que la joven nunca titubeó en su relato y que su actitud no era fingida.

El tribunal ha decidido que la última sesión del juicio, prevista para el viernes 24, sea a puerta abierta. Este próximo miércoles comparecerán los cinco encausados, quienes basarán su defensa en la idea de que lo sucedido dentro de aquel portal fue sexo consentido y que la chica nunca se negó a ello.