El Español
Vivir
|
Mascotas

Liberados dos perros tras meses encerrados en un piso de la Ronda de Outeiro, en A Coruña

El dueño, según los vecinos, tenía tres canes pero solo se llevó dos esta tarde. Pacma recomienda avisar al juzgado de guardia ante este tipo de situaciones para que la intervención se realice lo antes posible

Dos perros han sido liberados esta tarde de un piso situado en el número 239 de la ronda de Outeiro de A Coruña. Los dueños, según los vecinos, se fueron en otoño dejando tres canes en el interior y, tras varias denuncias y numerosas quejas, un varón acudió esta tarde a llevarse a dos de los animales. De la suerte del tercero no se sabe nada.

La coordinadora de Pacma en A Coruña, Manuela García, se enteró de lo que ocurría ayer y comenzó a investigar. Así, se puso en contacto con la Policía Local, que le dijo que no podía hacer nada, y le envió un correo a la Patrulla Verde. "Les dije que me iba a presentar en el inmueble con los medios de comunicación y que iba a ir al juzgado de guardia con toda la documentación que tienen los vecinos de las denuncias", explica García.

Esto, sin embargo, no fue necesario. La coordinadora de Pacma envió el correo sobre las 14:00 horas y a las 15:30 horas, cuando llegó al edificio, una vecina le confirmó que el dueño se había llevado a los perros. García se dirigió entonces al nuevo domicilio de los propietarios, un matrimonio con un hijo, para comprobar como están los animales, pero nadie le abrió la puerta.

Nueve expedientes del ayuntamiento y la Xunta

"Está denunciado desde hace mucho tiempo, pero no sirve porque se dilatan en el tiempo. Tenemos la nueva dirección y habrá que investigar como están los perros", indica la responsable de Pacma en A Coruña. García explica que los vecinos aseguran que alguien iba de noche a llevarles de comer a los canes, que ladraban y aullaban a menudo en la soledad del apartamento. El hombre se llevó esta tarde a un pitbull y a otro can cuya raza no ha podido ser concretada, mientras que del tercero no se sabe nada.

Fuentes municipales confirman a Quincemil que constan nueve expedientes abiertos por el caso de la Ronda de Outeiro, tanto del ayuntamiento como de la Xunta. Los propietarios, ya sancionados, tienen la obligación de cuidar de los animales y de permitir el descanso de los vecinos, algo que no estaban cumpliendo, según indican las mismas fuentes.

Esta situación, lamentablemente, no es un caso aislado, ya que en las dos últimas semanas hubo cuatro casos similares: otro en A Coruña y dos en Santiago. García lamenta que se abandonen de este modo los perros y recomienda a los ciudadanos que tengan conocimiento de este tipo de situaciones que avisen al juzgado de guardia, que es el único que puede ordenar que la Policía entre en el inmueble para rescatar a los animales lo antes posible.

Vivir