El Español
Vivir
|
Salud

Galicia ya cuenta con la versión final del protocolo para casos de sumisión química

Establece procedimientos de actuación entre las asistencias sanitarias, el juzgado de guardia del área sanitaria y el Imelga

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Galego de Violencia de Xénero aprobó este miércoles la última revisión del protocolo elaborado por el Sergas para la atención integral a las víctimas por sumisión química. Así lo ha anunciado el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, que ha comparecido ante la Comisión 5ª de Sanidade, Política Social e Emprego del Parlamento a petición del grupo popular.

Tal y como han relatado, el documento autonómico parte del elaborado por el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, el primer centro en crear un hoja de ruta para este tipo de agresiones. En base a esto, explica Aboal, se elaboró un documento llamado 'Procedemento de actuación del Sergas ante casos de sospecha de sumisión química', "sistematizado y adaptado para poder ser implantado en todas las áreas sanitarias, también en atención primaria".

Una vez elaborado fue remitido, su versión inicial, al Imelga y a la gerencia de las áreas para su consideración. Esta versión fue publicada el 10 de agosto de 2022 en la página web del Sergas y remitida a las áreas "para su conocimiento, traslado y divulgación a todas las categorías profesionales".

Ese mismo día, la guía y el 'Procedemento de actuación para mujeres víctimas de agresión sexual' fueron trasladados a la Consellería de Igualdade y al Observatorio Galego de Violencia de Xénero, también para su estudio y la presentación de alegaciones.

Sistematización y coordinación

Los objetivos de este protocolo son, principalmente, establecer procedimientos de actuación entre las asistencias sanitarias, el juzgado de guardia del área sanitaria y el Imelga "para sistematizar la sospecha, el diagnóstico y el tratamiento a las víctimas". Por otra parte, busca proporcionar "una estructura única que coordine las actuaciones, mejorando el correcto tratamiento de la víctima y garantizando sus derechos y una respuesta integral".

El protocolo, ha detallado, define las pruebas a realizar y cómo deben hacerse; quién y cuándo puede acompañar a la víctima; y cómo reflejar en la historia clínica la declaración. Incluye además la obligatoriedad de realizar parte de lesiones y de enviarlo al juez de guardia, y recoge el acompañamiento posterior a la exploración -salud mental y asistencia jurídica, entre otros aspectos-.

Tras varias revisiones y aportaciones, el 3 de octubre la Secretaría xeral de Violencia de Xénero dio traslado de la versión final al Observatorio, que aprobó este miércoles el protocolo en Pleno. Aboal ha destacado que Galicia es la primera comunidad del servicio sanitario español en poner en marcha un protocolo sistematizado a este respecto.

Vivir