El Español
Economía
|
Sostenibilidad

Esturirafi: El proyecto de dos hermanas gallegas que te guían hacia la sostenibilidad

Nahir y Rut Abraín promueven un estilo de vida ecológico, sostenible y saludable a través de su blog y proporcionan a sus clientes todos los productos necesarios para lograr el residuo cero en casa
Las responsables de Esturirafi, Nahir y Rut Abraín Sánchez.
Cedida
Las responsables de Esturirafi, Nahir y Rut Abraín Sánchez.
Ofrecido por:

Todo empezó en 2014, cuando Nahir y Rut Abraín Sánchez comenzaron un blog sobre un estilo de vida ecológico, sostenible y saludable. "Compartíamos de todo: hacíamos recetas, tutoriales, manualidades con materiales reutilizados, yoga... Y poco a poco descubrimos la moda sostenible, la cosmética ecológica y el residuo cero, fuimos aprendiendo", asegura Nahir Abraín sobre el origen de su proyecto.

La americana Lauren Singer y la francesa Bea Johnson les descubrieron las ventajas de un estilo de vida cero waste partiendo de la reducción del consumo y de los residuos. Discos desmaquillantes reutilizables, botellas reutilizables, copa menstrual... Estos objetos de uso común generaron un gran interés en las redes sociales de las emprendedoras, que se percataron de que en 2015 no era sencillo encontrar un lugar donde adquirirlos. Tres años después nació la tienda online de Esturirafi con el objetivo de reunir todos los productos precisos para facilitar el cambio de los consumidores hacia un modo de vida con menos residuos, algo que es posible con consciencia, esfuerzo y persistencia.

Las creadoras de Esturirafi, Nahir y Rut Abraín Sánchez (Cedida).

¿Y por qué ese nombre? Esturirafi es un nombre inventado por el padre de Nahir y Rut para referirse a uno de los ayudantes de los Reyes Magos. "Rescatamos este personaje de nuestra infancia y le dimos un nuevo significado, convirtiéndolo en el embajador de la vida ecológica, sostenible y saludable", explica una de las responsables de la marca.

Productos testados y de proximidad

"Antes de incluir cualquier producto en la tienda lo probamos. Contactamos con la marca para que nos envíe una muestra o directamente, como personas anónimas, hacemos una compra para probarlo", explica Abraín. No todas las cremas y champús son buenos para ellas, pero una vez testan un producto de una marca determinada que les da buen resultado, le dan su confianza e incorporan otras opciones para ofrecer más posibilidades a sus clientas.

Una pastilla de jabón sobre una luffa (Cedida).

Esturirafi trabaja con marcas gallegas como Naturavia o las esponjas de luffa de Iberluffa. "La esponja de luffa es un calabacín que se cultiva en Caldas de Rei. Todo el proceso de secado y de manipulado se realiza aquí en Galicia. Intentamos apostar por marcas gallegas, del resto de España y Portugal, buscamos la cercanía", explica Abraín.

Detergente para la lavadora (Cedida).

La marca tiene proveedores de otros países como Alemania o Francia pero rechaza los que puedan llegar desde zonas más lejanas, como Australia o Estados Unidos. "No es una opción para nosotras", aseguran las hermanas. El objetivo es reducir la huella de carbono y, conocedoras de la fuente de contaminación que supone el transporte, intentan que el desplazamiento del producto sea el mínimo posible.

Una gran variedad de productos para ser más sostenibles

"Buscamos una solución para cada residuo que se genera en casa", explica Nahir Abraín, que estudió marketing y turismo, mientras que su hermana es bióloga. La selección de productos de Esturirafi crece a medida que los clientes demandan nuevas propuestas o incluso según las necesidades de estas emprendedoras. Así, tras una reciente mudanza, están buscando pastillas ecológicas para el lavavajillas que se vendan a granel y sin envase de plástico e incorporaron recientemente un fertilizante ecológico para plantas.

Los más populares son los cepillos de dientes de bambú, que deben cambiarse cada dos meses; los estropajos de luffa para fregar la loza y que no están hechos con plástico, por lo que se evita que las micropartículas generadas con su uso vayan a parar a un río o al mar; y los salva slips de tela, ecológicos y reutilizables, de los que cada persona suele adquirir varios. Todos estos son cambios sencillos, económicos y amables con el medio ambiente que cualquier persona puede hacer.

Un neceser básico de una persona con estilo de vida cero residuos (Cedida).

¿Y qué productos son básicos para una vida más sostenible? Depende de si se trata de una sola persona o de una familia numerosa, por ejemplo, pero todo cambio comienza analizando la basura generada en casa para saber qué plásticos son los que más abundan y buscar una alternativa. "A nivel básico, para empezar, llevar una botella de agua reutilizable; evitar todos los productos envasados que puedas ir cambiando, por ejemplo, el gel por una pastilla de jabón y el champú por champú sólido; un cepillo de dientes de bambú; olvidarte de todos los desechables como pajitas o platos; y buscar alternativas", indica Abraín.

Cada vez más competencia

La vida sostenible y la ecología son dos temas que generan cada día más interés entre los ciudadanos. Abraín asegura que cuando comenzaron apenas había tiendas que comercializasen este tipo de productos y que, con el paso de los años, la competencia de esta marca gallega con sede en Vigo ha ido aumentando.

No solo los pequeños negocios vinculados a un estilo de vida más sostenible crecen. Las grandes empresas intentan adaptarse a este nuevo modo de consumo, aunque no siempre de la mejor forma: "Copian el producto, pero no siempre lleva consigo la sostenibilidad". El margen de beneficio de las grandes firmas es mayor que el que obtienen emprendedores como las hermanas de Nigrán debido, entre otras razones, al dónde, cómo y cuánto producen.

Un modo de organizar alimentos de forma sostenible (Cedida).

El acceso a información relacionada con este tipo de productos es fundamental para que los clientes entiendan no solo lo que compran sino la importancia de sus compras. Esturirafi tiene un blog desde 2014 en el que realiza una labor de divulgación: "Intentamos escribir los post tanto para una persona que ha leído mucho sobre el tema como para una que aterriza en un contenido que le habla de residuo cero. Nos ponemos siempre en la piel de alguien que no ha oído hablar del tema". Este trabajo se ve ahora reflejado en sus redes sociales, donde acumulan miles de seguidores que aprenden con ellas a ser más sostenibles.

https://www.instagram.com/p/CQbGHH5Ay2w/

"Como todo cambio de hábitos, requiere un esfuerzo. Si te quieres poner en forma, vas a tener que hacer el esfuerzo de hacer ejercicio; y si quieres cuidarte y comer más sano, tendrás que hacer el esfuerzo de cocinar más o comprar comida más saludable", explica Abraín. Lo importante es ser consciente de la importancia de estos cambios de hábitos y de los beneficios que reportan, como una mejora de la salud tanto personal como del planeta.

La información es fundamental también para que la sociedad sea consciente de la repercusión real de cada una de sus acciones. "A nivel mundial solo se recicla el 9% del plástico que se produce. El reciclaje no es la solución", explica una de las responsables de Esturirafi, que apuesta por reducir los plásticos de nuestro día a día con el uso, por ejemplo, de botellas reutilizables para llevar la bebida. Y, desde luego, Rut y Nahir son de gran ayuda para todas aquellas personas que quieran mejorar sus hábitos y hacerlos no solo más sostenibles sino también más respetuosos con el medio ambiente.

Economía