El Español
Deporte
|
Liceo

Un gran Liceo cae ante el todopoderoso Barcelona en A Coruña

Los de Juan Copa perdieron por dos goles a tres pero estuvieron en el partido hasta el último segundo ante un Palacio de los Deportes entregado
El Palacio de los Deportes de A Coruña antes del inicio del partido del Liceo contra el Barcelona.
@HockeyClubLiceo
El Palacio de los Deportes de A Coruña antes del inicio del partido del Liceo contra el Barcelona.

El Palacio de los Deportes vibró este miércoles con un Liceo que se dejó todo en la pista ante el todopoderoso Barcelona. Los de Juan Copa cayeron por dos goles a tres en un encuentro en el que derrocharon fuerza, pasión y trabajo pero no fue suficiente para sacar algo positivo.

El Liceo acusó más el parón mundialista que el Barcelona. La entrada a pista de los verdes no fue la mejor y Copa tuvo que pedir un tiempo muerto al poco de empezar. A partir de ahí el equipo empezó a encontrarse más cómodo sobre la pista.

Los coruñeses empezaron a generar ocasiones pero faltaba acierto. Todo lo contrario que su rival, un Barça que se adelantó gracias a un tanto de Pau Bargalló. El gol sentó mal a un Liceo que pronto encajó el segundo. El Liceo tuvo a su favor varias acciones de estrategia y faltas directas que no fue capaz de aprovechar.

Con ese 0-2 adverso se llegó al descanso. La desventaja era lo suficientemente importante como para que el Liceo se pudiera ir del partido. Sin embargo, si algo caracteriza a este equipo es la garra, el pundonor y la lucha hasta el final. Álex Rodríguez asumió la responsabilidad e igualó el choque con dos buenos goles.

El Palacio se vino arriba consciente de la importancia de un partido que podía colocar líder al Liceo. La polémica no podía faltar en este encuentro y el Barça logró el tercero en una jugada en la que se pidió falta de Marc Grau que los colegiados no concedieron. Los verdes buscaron el gol del empate hasta el último segundo pero Sergi Fernández estuvo imperial. Los liceístas reclamaron penalti en una jugada dentro del área blaugrana a falta de un segundo para el final pero los colegiados entendieron que no había nada.

Así finalizaba un encuentro que, a pesar del resultado, deja buenas sensaciones en un Liceo que se ha tenido que reinventar esta temporada ante la marcha de jugadores importantes como los hermanos Grau, Di Benedetto o Jordi Adroher entre otros.

Deporte