El Español
Deporte
|
Deportivo

El Racing de Santander pide aplazar el partido ante el Deportivo a causa de dos positivos

El técnico del equipo cántabro reconoce que han pedido el aplazamiento a pesar de tener tan solo dos casos Covid confirmados hasta ahora
Lance de juego en el partido de la primera vuelta entre Racing de Santander y Deportivo.
Fernando Fernández
Lance de juego en el partido de la primera vuelta entre Racing de Santander y Deportivo.

El partido entre el Deportivo y el Racing de Santander está en el aire. El conjunto cántabro cuenta con dos casos Covid en este momento y tal y como ha reconocido su entrenador en rueda de prensa, "se ha pedido el aplazamiento del partido ante el temor de que haya un brote más grande dentro de la plantilla".

Todo comenzó el pasado miércoles en el encuentro entre el Racing de Santander y el Racing de Ferrol. El delantero Patrick Soko entró en la segunda mitad en el terreno de juego. Al día siguiente el conjunto cántabro anunciaba el positivo de su jugador que estuvo, como es lógico, en el vestuario y en contacto con el resto de compañeros tras el partido.

Ese positivo provocó que el club hiciera nuevas pruebas a su plantilla y se ha detectado un segundo positivo. Se trata de Íñigo, otro futbolista importante. A estas dos bajas se añaden las de otros dos futbolistas que arrastran molestias físicas. Aunque por el momento el resto de integrantes de la plantilla han dado negativo, el club cántabro intenta por todos los medios aplazar el choque.

Ahora toca esperar a la decisión de la RFEF, pero en este momento es complicado de entender que el partido se pueda suspender. La norma y el protocolo son muy claros y en esta misma temporada, otros equipos han jugado con más bajas encuentros de la competición. La norma indica que con trece futbolistas entre la primera plantilla y sus equipos dependientes, el encuentro se debe jugar.

El del domingo es un partido que puede marcar la pelea por la primera posición. El Dépor es líder con seis puntos de ventaja sobre el Racing de Santander. Además el calendario está muy comprimido y no hay ningún fin de semana más de parón de aquí a final de temporada. En caso de aplazamiento, el partido debería disputarse entre semana, un hecho que sin duda provocaría una menor asistencia y un menor ambiente del que se vivirá el domingo.

Deporte