El Español
Actualidad
|
Galicia

Rueda avanza un "estilo propio" que consiste en "solucionar los problemas"

Alfonso Rueda ha afrontado su primera sesión de control en el Parlamento como presidente de la Xunta
El presidente da Xunta, Alfonso Rueda, responde a las preguntas de los grupos en el pleno de la Cámara gallega.
David Cabezón-Xunta
El presidente da Xunta, Alfonso Rueda, responde a las preguntas de los grupos en el pleno de la Cámara gallega.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha asegurado que durante su etapa al frente de Gobierno gallego no optará por los "sucursalismos" como, en su opinión, hace el PSdeG con el Gobierno de Sánchez. Además, ha avanzado un "estilo propio": "El estilo de solucionar los problemas".

Así se ha pronunciado en la sesión de control de la Cámara gallega, la primera que afronta desde que fue investido presidente de la Xunta de Galicia tras la marcha de Alberto Núñez Feijóo, durante su respuesta a la pregunta formulada por el portavoz parlamentario del PSdeG, Luis Álvarez, quien ha mostrado su preocupación por encontrarse ante un "presidente poco relevante, tutelado, sin política sanitaria, social y económica".

"En los diez días que llevo como presidente usted tiene una especial preocupación por saber si voy a tener un estilo propio a la hora de afrontar los problemas", ha señalado Rueda, que ha dejado claro que él tendrá un "estilo propio" a la hora de resolver los problemas de los gallegos.

Con todo, ha destacado que continuará las "cosas buenas" emprendidas por el anterior gobierno. "Fueron muchísimas y de las que me siento muy orgulloso, formaba parte de un gobierno que estaba afrontando los problemas", ha señalado para asegurar que atenderá todos los "nuevos retos" cogiendo "todo lo bueno".

"No es ninguna casualidad que fuésemos de las comunidades que mejor gestionamos la pandemia y que, inmediatamente, intentásemos salir con fuerza para aprovechar todos los empujes que salían de esa recuperación pese a que ustedes desde Madrid no lo están poniendo en absoluto fácil", ha sostenido.

Además, ha reprochado a los socialistas que le pidan un "estilo propio" cuando el PSdeG trae al Parlamento una iniciativa para apoyar a "pies juntillas" las iniciativas del Gobierno de Sánchez en relación a la guerra de Ucrania "sin posibilidad de hacer ninguna matización". "Es decir, que hagamos exactamente lo que usted dice que yo no puedo hacer", ha censurado.

"Sucursalimos no voy a hacer. Por lo tanto, a la hora de resolver los problemas sí que voy a tener un estilo propio, no tenga ninguna duda, el estilo de solucionar los problemas", ha incidido.

Por último, ha puesto en valor medidas emprendidas por la Xunta como el plan estratégico de recuperación 2022-2030 y ha subrayado que, entre otras cuestiones, seguirá "mejorando la educación pública, mejorando y blindando la sanidad, mejorando y blindando los servicios de bienestar y atención, mejorando y blindando la atención a las empresas, seguir mimando el emprendimiento y aprovechar el tirón del Xacobeo".

"Mi Gobierno le tiende la mano a su grupo parlamentario para que intentemos hacer cosas juntos, pero si ustedes hacen sucursalismo, si ustedes siguen defendiendo lo indefendible, siguen apoyando medidas que claramente nos están perjudicando, va a ser muy difícil", ha apuntado en un debate en el que ha acusado al PSdeG de tapar con "cortinas de humo" a un Gobierno central que "es un problema para Galicia".

El PSdeG le pide que "se ponga a trabajar"

Enfrente, el parlamentario socialista ha instado al nuevo presiente de la Xunta a "ponerse a trabajar" después de "tres meses de brazos caídos" desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, "decidió que Galicia tenía que cambiar de presidente".

Luis Álvarez ha asegurado que el proyecto de Rueda "arranca agotado, sin ambición de ningún tipo y hereda un panorama desolador del que fue corresponsable tras 13 años" en los que formó parte de los gobiernos de Feijóo y se ha mostrado preocupado por estar ante un presidente "poco relevante, tutelado, sin política sanitaria, social y económica".

Así las cosas, le ha pedido que "cambie el rumbo" de su predecesor y se reúna con el secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, así como con los ayuntamientos. "Aprendió bien de su jefe, a echar balones fuera, a culpar a los demás de la nefasta gestión y a vender como éxitos cosas que dependen de otros gobiernos", ha censurado.

Todo ello en una intervención en la que ha exigido a Rueda que revierta las listas de espera en la sanidad, que apueste por un sistema público de residencias e incorpore a los 10.000 gallegos demandantes de Dependencia que "no aparecen en las listas".

En este punto, ha aprovechado para advertir de la situación de la Dependencia en Galicia, al asegurar que está "a la cola del Estado" en inversión por persona potencialmente dependiente como, según ha indicado, se desprende de un informe publicado por la Asociación de directores y gerentes de servicios sociales.

Así, ha acusado a la Xunta de "hacer caja en 2021 con el incremento de los Presupuestos Generales del Estado, que empleó para aliviar las arcas autonómicas en lugar de incrementar la atención a personas dependientes".

Dispuesto a recibir al PSdeG y al BNG

Además, Rueda, ha avanzado su disposición a reunirse con la líder del BNG, Ana Pontón, y con el secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso.

En la sesión, el portavoz parlamentario del PSdeG, Luis Álvarez, volvió a reclamar al titular de la Xunta que recibiese al nuevo secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, quien no fue recibido por Feijóo desde su elección como jefe de filas de los socialistas gallegos.

Tras ello y en respuesta a la pregunta formulada por la nacionalista Ana Pontón, Rueda ha trasladado su disposición a mantener un encuentro tanto con el líder del PSdeG como con la portavoz nacional del BNG.

"Adelanto que, por supuesto, si ustedes me lo piden, entiendo que usted en los deberes que me puso, me pide que la reciba --en referencia a Ana Pontón--, lo haré; y si el líder del Partido Socialista me lo pide, también lo haré", ha señalado. "Es mi deber en ese espíritu institucional", ha apuntado.

Actualidad