El Español
Actualidad
|
Santiago

Recuperan en Países Bajos joyas olvidadas por una mujer en el aeropuerto de Santiago

Una vecina de la capital gallega dejó dos anillos y dos alianzas en la bandeja del control de seguridad que otra persona que viajaba en el mismo vuelo que ella cogió y, tras ser localizado por la Policía Nacional, devolvió
Exterior del Aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro.
Dreamstime.
Exterior del Aeropuerto de Santiago-Rosalía de Castro.

La Policía Nacional recuperó en Países Bajos varias joyas olvidadas por una mujer en el aeropuerto de Santiago de Compostela. La pasajera, vecina de la capital gallega, presentó una denuncia el pasado 27 de octubre en una comisaría de la Policía Nacional por una presunta apropiación indebida de los objetos en el control de accesos a la zona de embarque del Rosalía de Castro.

La mujer aseguraba que el 19 de octubre, cuando iba a coger un vuelo con destino a Países Bajos, realizó el control de pasajeros y se olvidó de dos alianzas y dos anillos en la bandeja. La denunciante aseguraba que esto le generó una "profunda tristeza" debido al elevado valor sentimental de las alianzas, que junto con los otros dos anillos tendrían un precio de unos 800 euros.

Funcionarios pertenecientes al Grupo de Hurtos de la comisaría compostelana iniciaron una investigación para identificar al presunto autor de la apropiación indebida de las joyas. Los agentes analizaron las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto y, con la colaboración de AENA, localizaron a la persona responsable: un ciudadano español con domicilio habitual en una localidad de Países Bajos que iba en el mismo vuelo de la denunciante.

La recuperación de las joyas

Los agentes lograron contactar telefónicamente con él y tras explicarle el motivo de la llamada, reconoció los hechos y se mostró dispuesto a colaborar con las autoridades para devolver las joyas. Los investigadores, siguiendo el protocolo establecido de colaboración con policías de otros países, trasladaron una petición formal de colaboración a la Interpol para que el cuerpo policial de Países Bajos facilitase la recuperación de los objetos.

La comisaría de Santiago de Compostela recibió el envío de las joyas y, el 12 de enero, su legítima propietaria pudo recuperarlas, sintiéndose enormemente agradecida a la Policial Nacional por la eficiente gestión de la investigación, su sensibilidad con el caso y el resultado obtenido. La intervención policial fue realizada por agentes del Grupo de Hurtos de la Brigada Local de Policía Judicial de la comisaría compostelana, quienes tras instruir las correspondientes diligencias policiales, pusieron los hechos en conocimiento de la autoridad judicial competente.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad