El Español
Actualidad
|
Santiago

Las murallas de Castro Lupario en Rois (A Coruña) quedan al descubierto gracias a voluntarios

Los jóvenes que participaron en las tareas de conservación llegaron de lugares como Italia, México, Cantabria o Sevilla
El alcalde de Rois con los voluntarios en Castro Lupario
Cedida
El alcalde de Rois con los voluntarios en Castro Lupario

Un grupo de voluntarios internacionales ha llevado a cabo la limpieza en los alrededores del Castro Lupario, el yacimiento arqueológico localizado en Rois (A Coruña), dejando en descubierto las murallas defensivas, que en el pasado llegaron a tener 4 metros de altura.

El alcalde del municipio, Ramón Tojo, visitó el yacimiento para interesarse por los trabajos que han llevado a cabo los once jóvenes, que consistieron sobre todo en labores de limpieza y acondicionamiento del recinto.

El regidor acompañó después a los participantes al pazo de Faramello para hacerles entrega de unos obsequios y agradeciéndoles sus contribuciones. "Para que lembredes a vosa estadía entre nós, nunha contorna que non podemos menos que cualificar de privilexiada e que agardamos que levedes para sempre no corazón", señaló Tojo durante el acto.

Los participantes son parte de un voluntariado internacional que llevaban realizando prácticas de arqueología en el castro desde el día 8 de agosto. Ayudaron a acondicionar la zona limpiándola de vegetación y talando los árboles que estaban dañando las estructuras.

Todo ello ha contribuido a facilitar las tareas para futuras excavaciones así como a distinguir las dos líneas de murallas defensivas. La limpieza permite a los visitantes hacer el recorrido más fácilmente por el yacimiento, aumentando su valor patrimonial.

El arqueólogo David Fernández Abella ha sido un año más el encargado de dirigir las intervenciones en el castro, junto con sus compañeras Goretti López y Fátima Sánchez. Los voluntarios también ayudaron en las tareas de conservación del yacimiento de A Capela, el castro Socastro, los petroglifos del Monte Pedra y de Faramello.

Los jóvenes, de edades comprendidas entre los 18 y los 25 años, llegaron desde lugares como Italia y México, y sitios de la península como Cantabria, Sevilla, Málaga o Zaragoza. Son estudiantes de diversas titulaciones, como Medicina, Ingeniería o Económicas. Aprovecharon su estancia para visitar otros lugares de la región como Santiago, Padrón, Fisterra o Catoira.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad