El Español
Economía
|
Comercio local

La Revolución de los Graneles: la limpieza sostenible y a granel

Un ourensano abre en los Mallos una tienda de limpieza y cosmética con productos a granel que promueve la reducción del uso de los envases de plástico.
Daniel Rocha, propietario del local
Luis Azpiazu
Daniel Rocha, propietario del local
Ofrecido por:

Cada vez son más las personas concienciadas con la reducción del consumo de plástico. Muchos supermercados ya han eliminado las bolsas de plásticos y otros han apostado por cobrar por ellas para intentar así reducir su consumo. Está claro que la sociedad está cambiando y los negocios lo saben, y por eso son cada vez más sensibles a la sostenibilidad. Es el caso de La Revolución de los Graneles, la primera tienda de productos de limpieza a granel en A Coruña. Aquí no hay nada nuevo, todo es reutilizado.

Detrás de esta idea se encuentra el ourensano Daniel Rocha, un joven que tras haberse dedicado un tiempo al periodismo y a la aviación, abandonó Madrid y se vino para la ciudad originaria de su pareja. Aquí, en el barrio de los Mallos abrió el 17 de junio La Revolución de los Graneles.

La Revolución de los Graneles. Daniel Rocha de La Revolución de los Graneles 4eco nos cuenta su idea Léelo:...

Posted by Quincemil on Friday, July 5, 2019

Rocha ha montado este negocio tras varios años viajando por el mundo y concienciándose cada día más con los problemas del medio ambiente. "Yo llevaba tiempo reduciendo plásticos en el día a día, y me llamaba la atención lo fácil que es cargarse de un plumazo el 70% del plásticos que usamos día a día", cuenta este emprendedor.

En su estancia en Madrid, hasta el pasado mes de febrero, era consumidor de una empresa proveedora de artículos de limpieza a granel, que a día de hoy es quien le proporciona muchos de los productos que él mismo ha comenzado a comercializar. 

Apuesta por la reutilización

Detergentes, productos para la limpieza del hogar, artículos de cuidado personal e incluso algunos comestibles veganos conforman la variedad de productos de una tienda que apuesta "por la reutilización, más que por el reciclaje".

La filosofía que sigue esta tienda local es darles "una segunda vida" a los viejos recipientes. Por ello, para ser parte de esta iniciativa, solo es necesario acudir con un envase o recipiente vacío al establecimiento, y rellenarlo con el producto y la cantidad deseado.

Recipientes a granel

"Comprar un jersey, usarlo y tirarlo nos parecería una chorrada; pero con el plástico, no", dice Rocha, que asegura que el plástico es muy duradero y puede ser reutilizado en muchas ocasiones. Además, en el exterior del establecimiento, han colocado una caja en la que invitan a los vecinos que por allí pasen a que depositen los envases que ya no usen. 

Estos productos son biodegradables entre un 91 y 98%, afirma Daniel Rocha, que añade que la intención es que acabar con "la autopista del consumo hasta el infinito" y ofrecer una "herramienta" a la gente para reutilizar sus botes de plástico. Y es que, según Rocha, "hay mucha gente que quiere hacerlo, pero no había una herramienta".

Más de 400 botellas en menos de un mes

Rocha asegura que hay demanda y pone como ejemplo las cifras logradas en menos de un mes de funcionamiento de la tienda. Y es que desde el 17 de junio ya han logrado reutilizar más de 400 botellas. Una cifra que, según las estimaciones de la empresa, podría alcanzar una media anual de 14.000 botellas reutilizadas.

Este emprendedor, que inicialmente tenía previsto abrir esta tienda por la zona de Malasaña en Madrid, se muestra "encantado" con la acogida que esta teniendo la tienda en el barrio de los Mallos, pese a las dudas que tenía al principio. Sin embargo, está "por encima de lo que yo esperaba", confiesa.

Decoración de la tienda

Desde su apertura, los productos más demandados están siendo los champús sólidos, tanto para personas como para perros; el cepillo de dientes de palo de bambú y las galletas veganas.

En esta tienda se respira reciclaje por todas las esquinas, y es que la decoración y el mobiliario del local están hecho con productos reciclados o reutilizados. El mostrador, las mesas, las estanterías... Absolutamente todo.

"Yo monté esta tienda con dos ideas: acabar con la creencia de que reutilizar es algo caro y difícil", señala Rocha, que busca darle el mayor uso posible a los envases existentes y evitar que se compren nuevos con productos. De hecho, defiende, "si comparamos kilo a kilo, somos más baratos que las grandes marcas comerciales".


Economía