El Español
Actualidad
|
Galicia

Covid-19: Sanidade insiste en pedir "prudencia" durante la desescalada en Galicia

La Xunta destaca el cumplimiento de las medidas en el sector de la alimentación y no descarta la apertura de las áreas sanitarias de Pontevedra y A Coruña a partir del próximo lunes
Una reunión del comité clínico.
Xunta de Galicia
Una reunión del comité clínico.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, insistió hoy en pedir "prudencia" a la ciudadanía de cara a que se suavicen las restricciones por coronavirus en la comunidad gallega durante la desescalada. El titular del departamento de Sanidade recordó que hace un año se comenzaron a detectar los primeros casos sospechosos, las primeras pruebas y los primeros EPI, que dieron paso a los "arcoíris en las ventanas" y a los posteriores meses de medidas para contener la propagación de la Covid-19.

El número de casos decrece y la situación "se va aliviando", pero no lo suficiente. "En las áreas de A Coruña y Pontevedra se dieron pasos importantes de cara a la normalidad", explicó Comesaña, que se remitió a las todavía altas tasas de ocupación de las UCI en estas zonas sanitarias para justificar que sigan sin cambios tras la última reunión del comité clínico. El conselleiro indicó que si los datos siguen mejorando hasta la reunión del subcomité clínico del próximo viernes, A Coruña y Pontevedra podrían abrir a partir de las 00.00 horas del lunes 8.

Las cifras que motivaron la decisión del comité

El comité clínico acordó ayer la apertura del área sanitaria de Ferrol, mientras que las de A Coruña y Pontevedra continúan en el mismo nivel debido a que la situación "es buena" pero es necesario ser "prudentes" por la ocupación de la UCI, de alrededor del 25%. Soutomaior es el único ayuntamiento que permanece cerrado perimetralmente de forma aislada. Algunos de los parámetros que llevaron a Sanidade a tomar esta decisión fueron que el municipio pontevedrés tenía una incidencia acumulada de 269 a 7 días y un porcentaje de PCR positivas de 10,3%, el doble de lo recomendado por la OMS, y un número de casos "importante".

La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, explicó que el número reproductivo instantáneo bajó "de forma muy importante" y actualmente es de 0,8. Un total de 91 ayuntamientos gallegos no han tenido ningún caso en los últimos 14 días, mientras que el número de municipios sin casos en los últimos 7 días pasó de 107 de la semana pasada a 165 de esta. La incidencia acumulada en Galicia a 7 días de casi 51, que a 14 días aumenta a 127 casos por cada 100.000 habitantes, lejos de las cifras de finales de enero cuando se endurecieron las restricciones.

La tasa de positividad de las PCR realizadas en la comunidad gallega es de un 3,7%, un 6,2% menos que hace una semana y por debajo de la media española, del 6,4%. Ningún área sanitaria presenta una tasa superior a 250 a 14 días: la de A Coruña es la mayor, con 183, y la menor es la de Ourense, con 68,2 casos por cada 100.000 habitantes.

Galicia confirmó 90 casos de la variante británica, uno de la sudafricana y estudia un posible positivo de la brasileña, que podría convertirse en el primero de esta cepa en la comunidad. Además, la Xunta continúa con la realización cribados para detectar posibles casos asintomáticos de coronavirus entre diferentes segmentos de la población.

La vacunación y el cumplimiento de las medidas

La rueda de prensa también dio lugar a un repaso a las cifras de la campaña de vacunación, que comenzó el pasado 27 de diciembre. Comesaña indicó que 24.594 de los alrededor de 234.000 gallegos mayores de 80 años recibieron la primera dosis.

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) sigue adelante con la vacunación de los grandes dependientes, de los docentes menores de 55 años, de las trabajadoras de ayuda en el hogar y del personal sanitario de los centros privados. La Xunta prevé comenzar en breve a inocular la vacuna al personal no docente de los centros educativos y anunció que ya empezó a administrar las primeras dosis en las residencias psiquiátricas de ámbito privado y a los bomberos, policías y funcionarios de prisiones, entre otros profesionales.

Carmén Durán hizo referencia en una intervención a la campaña de refuerzo para el cumplimiento de las medidas Covid-19, de la que forman parte más de 200 inspectores de salud pública ubicados en las cuatro provincias. Los controles se realizaron durante las tres primeras semanas de febrero: los inspectores hicieron 4.107 visitas, de las cuales más de 2.000 fueron en supermercados, hipermercados y tiendas de ultramarinos y 765 a establecimientos de hostelería.

Un 38% de los establecimientos cumplen con todas las medidas, según las cifras proporcionadas por la Xunta, mientras que en un 31% de los locales se encontraron deficiencias o incumplimientos, estableciéndose plazos para corregir los errores, algo que ocurrió en más del 90% de los casos. Durán destacó el alto grado de cumplimiento de las medidas Covid en el sector de la alimentación y citó como los incumplimientos más habituales los relacionados con el aforo, la ventilación (13%) u otros como la falta de gel hidroalcohólico o su colocación lejos del acceso de los usuarios.

Actualidad