Lacoste

Lloviendo Pedros

Cuando le saludo, ni siquiera pestañea. Se hace el estrecho. Percibo, enseguida, que le entra el complejo de politicastro pillado in fraganti en la...

La historia de un hombre y su cocodrilo

Ahora que se celebra Wimbledon, donde el protocolo exige el color blanco en la indumentaria, a todos los jugadores, y de la cabeza a los pies, a muchos...
Sara Vioque