NYT

NYT

The New York Times

LA DEMOCRACIA A EXAMEN

Nuestro error de confianza para distinguir noticias reales de falsas

Cuando George Washington dio su Discurso de Despedida en 1796, animó al pueblo americano a “estar siempre despierto” ante el riesgo de la influencia extranjera. A la vista de la interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016, la advertencia del presidente resuena con escalofriante frescura.

El debate en Estados Unidos sobre interferencias extranjeras se concentra en quién hizo qué para influir en las elecciones del año pasado y la necesidad que tienen las democracias de reforzar su ciberseguridad en correos electrónicos, infraestructuras críticas y plataformas de votación. Pero debemos prestar bastante más atención a otra vulnerabilidad: los intentos de nuestros adversarios de subvertir nuestros procesos democráticos a través de falsedades dirigidas a subsegmentos escogidos de nuestra población, y no sólo durante las elecciones.

NYT

NYT

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Imagen obtenida por EL ESPAÑOL de un narco en Campo de Gibraltar el mes pasado.

Sánchez implica a ocho ministros en un plan para el Campo de Gibraltar y contra el narcotráfico

Siguiente