Cuando se piensa en Google, lo primero que viene a la mente es su buscador. Sin embargo, la apuesta de la compañía por los dispositivos es cada vez más fuerte. Aunque los más populares sean el Chromecast o el Nest Mini, en su tienda de España pueden encontrarse desde sus routers Nest WiFi, móviles Pixel, altavoces Nest Audio o Nest Hub a termostatos y timbres. Sin embargo, el último lanzamiento llega para reforzar la división de audio personal: los Pixel Buds A.

Noticias relacionadas

Los Pixel Buds A son unos auriculares true wireless stereo (TWS) que se basan en el desarrollo de los Pixel Buds que Google lanzó al mercado el año pasado pero con un matiz fundamental: el precio. Cuestan 99 euros, la mitad que el modelo anterior sin hacer renuncias importantes. 

Google apuesta por recuperar todo lo bueno que tenía el modelo presentado hace un año para ofrecerlo en un formato más económico y competitivo, ¿le ha funcionado? Hemos probado los nuevos Pixel Buds A para comprobar si de verdad merecen la pena o es mejor optar por alguna de las otras alternativas que se pueden encontrar en el mercado. 

Diseño y calidad por bandera

El elemento diferencial para comprar los nuevos auriculares de Google es la relación entre la calidad y el precio. Los Pixel Buds A renuncian a alguna de las características de los Pixel Buds de 2020 para rebajar en 100 euros su precio y la fórmula funciona. Se pierde la carga inalámbrica o la capacidad de ajustar el volumen deslizando el dedo sobre ellos, sin embargo, los puntos fuertes que hacen tan buenos a los Pixel Buds siguen ahí. 

Google Pixel Buds A CFQ Omicrono

El primero es el diseño. Tanto los Pixel Buds como los Pixel Buds A cuentan con uno de los diseños más cómodos del mercado. Son compactos, no sobresalen de la oreja y tienen una buena superficie para interactuar con ellos con el dedo. Se ajustan muy bien a la oreja gracias tanto a las almohadillas (en tres tamaños) como a una protuberancia denominada arco estabilizador que lo que hace es fijarlo en la concha de la oreja y jamás se moverán. 

Este diseño permite hacer deporte con ellos de forma cómoda sin que se muevan (por lo que tienen resistencia al agua y al sudor), sellan bien la oreja sin hacer el vacío y al no sobresalir son perfectos para por ejemplo llevarlos a la cama y escuchar un pódcast o poner la radio antes de dormir. Son realmente cómodos. 

Google Pixel Buds A CFQ Omicrono

El otro gran punto fuerte de los Pixel Buds A es su calidad de sonido. Google ha decidido mantener los mismos transductores de dinámicos de 12 mm lo que se traduce en una buena experiencia de sonido general, mejor de lo que esperaríamos de unos auriculares en este rango de precio. Es cierto que existen opciones mejores en el mercado, pero también más caras. 

Los Buds A reproducen fielmente el sonido, especialmente medios y agudos, con buenos detalles y capacidad para apreciar realmente matices en la música que estemos escuchando. Quizá se echan en falta más recorrido en los graves, aunque ahí dispondremos de la opción de refuerzo de graves desde la app para potenciarlos. 

Google Pixel Buds A CFQ Omicrono

También son especialmente buenos tanto para escuchar pódcast o audiolibros, como para las llamadas de teléfono. La voz se aprecia nítida y los micrófonos recogen la de quien lo lleva de forma fiel. Eso sí, cabe tener en cuenta que los Pixel Buds A siguen sin traer cancelación activa de ruido, una funcionalidad que Google no ha adoptado todavía y por lo que es fundamental elegir bien qué almohadillas usamos. 

Con respecto a la batería, podremos tenerlos durante sesiones largas de música sin preocuparnos por ella. Google establece unas 5 horas de uso por cada carga y unas 24 horas totales con el estuche, que permite tener 3 horas con 15 minutos de recarga. El estuche es idéntico al modelo anterior solo que más ligero al perder tanto la carga inalámbrica como el led interior que certifica que los Buds están cargando correctamente.

La magia del software

Si Google lo ha hecho bien con estos auriculares en la parte del hardware, el verdadero músculo sale a relucir con el software y sus funcionalidades inteligentes. Lo primero de todo es Fast Pair, el sistema de Android que permite vincular al instante los auriculares con un móvil nada más abrir el estuche. Algo parecido a lo que hace Apple con sus AirPods y el iPhone. 

Si tenemos un móvil Android (en iOS no está disponible) es recomendable descargar la aplicación Pixel Buds. No sólo porque tengamos la posibilidad de reforzar los graves sino que sirve para sacar verdadero rendimiento a los Buds A.

Google Pixel Buds A CFQ Omicrono

Desde ella podremos establecer el sonido adaptable que optimiza el volumen de forma sutil y automática en función del ruido ambiente que nos rodee, buscar el dispositivo, controlar la detección auricular (que la música se pare si nos los quitamos y vuelva si nos los colocamos), recibir notificaciones y, sobre todo, usar el Asistente de Google. 

'Ok Google' o 'Hey Google' serán los comandos a usar para pedir cualquier cosa a nuestro móvil a través de los auriculares. Una opción que también está disponible dejando pulsado la parte exterior de ellos, con la que invocaremos al Asistente. Además, en los Buds A podremos pausar/reproducir música, pasar a la siguiente canción o a la anterior tocando los auriculares, pero no podremos controlar el volumen como sí pasa en los Buds lanzados el año pasado.

Google Pixel Buds A CFQ Omicrono

Entre las funciones inteligentes se mantiene la capacidad de usar los auriculares y nuestro móvil como un traductor en más de 40 idiomas, una funcionalidad que podría ser más fluida (pues obliga a tener el móvil) pero que puede salvar de un apuro. 

¿Me los compro?

Los Pixel Buds A son unos de los mejores auriculares que se pueden comprar actualmente. Son cómodos, tienen una buena calidad de sonido y son agradables de usar en el día a día. El recorte de precio que ha hecho Google con respecto a la generación anterior hace que sean una compra maestra y un dispositivo que realmente merece la pena.

Google Pixel Buds A CFQ Omicrono

Las renuncias a las que hace Google con respecto al modelo anterior (carga inalámbrica y ajuste de volumen principalmente) hacen que la experiencia global no cambie en la práctica. Por 99 euros tendremos prácticamente los mismos auriculares que los Buds más caros lanzados el año pasado. 

En suma, los Pixel Buds A son los mejores auriculares de Google para competir en un mercado que popularizó los AirPods y que cuenta con cada vez más opciones. Con estos nuevos Buds, Google coge el ritmo de la competencia y se destaca con una alternativa de calidad y precio ajustado.

También le puede interesar...