Google presentado su nuevo smartphone de gama media, el Pixel 4a. Un móvil de reducidas dimensiones y bajo precio (389€ en España) pero que llega con un gran argumento bajo el brazo: fotografías como si de un gama alta se tratara. 

Noticias relacionadas

El Pixel 4a responde así a una de las grandes peticiones de los consumidores españoles. Ser un móvil barato pero que hace buenas fotos. Y qué fotos. Google vuelve a hacer magia con su cámara que, gracias al software, es capaz de poner en serios aprietos a algunos de los mejores teléfonos del mercado a una tercera parte de su precio.

Más allá de la cámara a éste teléfono le rodea una experiencia sobresaliente. Es rápido, cuenta con un diseño manejable, una batería correcta pero sobre todo la integración con el sistema y las aplicaciones de Google hacen que todo gire en torno hacer la vida del usuario más fácil. 

Eso sí, para tenerlo habrá que esperar, pues aunque se anuncie hoy el teléfono no estará disponible para reserva en España hasta el 10 de septiembre y no se podrá comprar hasta el 1 de octubre.

Google Pixel 4a Chema Flores Omicrono

Una cámara de infarto

La cámara es el principal reclamo del Pixel 4a. Y no es para menos. Google va contra la tendencia del mercado e incluye una única lente en la parte trasera. Ésta dispone de un sensor de 12,2 megapíxeles con tecnología Dual Pixel, una anchura de píxel de 1,4 μm, apertura f/1,7, un campo de visión de 77 grados, autoenfoque y detección de fase así como estabilización de imagen óptica y electrónica.

De este modo, el Pixel 4a equipa la lente principal de su hermano mayor, el Pixel 4. O lo que es lo mismo, una evolución menor con respecto al modelo anterior, el Pixel 3a. En cualquier caso, no importa. El nuevo smartphone de Google equipa las principales novedades en el apartado fotográfico del Pixel 4 y su calidad de fotos quita el hipo. 

Google Pixel 4a Chema Flores Omicrono

La cámara del Pixel 4a incluye HDR+ en tiempo Real, controles de exposición dual, Visión Nocturna con Astrofotografía, zoom digital de alta resolución así como un modo retrato y unas tomas a baja luz que siguen siendo la estrella. En ambos apartados el resultado no deja indiferente pensando en que es un móvil de menos de 400 euros. 

Y es que para Google no es tan importante la lente, como lo que puede hacer con ella. El software que optimiza la imagen consigue que tengamos verdaderas fotografías espectaculares sin preocuparnos en saber cómo se hace una buena foto. Bastará con encuadrar y disparar; Google hace el resto. 

Esta máxima también se aplica a la lente frontal. Ubicada en un agujero en la parte superior izquierda de la pantalla, cuenta con un sensor de 8 megapíxeles, con un tamaño de píxel de 1,12 μm, apertura f/2,0, enfoque fijo y un campo de visión de 84 grados. Tendremos buenos selfies aunque la del Pixel 4 está un paso por delante. 

Con respecto a la grabación de vídeo, la cámara trasera graba a un máximo de 4K a 30 fps, 1080p a 120 FPS y 720p a 240 FPS mientras que la frontal no alcanza más de 1080p a 30 FPS.

Google Pixel 4a Chema Flores Omicrono

Google a tu servicio 

El otro gran punto fuerte de este teléfono es Google. Es un teléfono con el que sacar el máximo partido a Android y al potencial del Asistente. Con el Pixel podremos dejar que la compañía nos ayude a controlar aplicaciones, gestionar los mensajes o usar una de las apps más deseadas por los periodistas con entrevistas internacionales, una grabadora que transcribe y clasifica de forma automática.

Cabe tener en cuenta que todas las optimizaciones que podamos presuponer en una aplicación de Google están en este Pixel 4a. Así por ejemplo, con la pantalla siempre activada podremos saber qué musica suena, sin necesidad de desbloquearlo o tener subtítulos automáticos para vídeos en inglés. El teléfono incluye además todas las aplicaciones de la compañía y ofrece pruebas gratuitas de sus servicios premium en YouTube, One o Play Pass.

Google promete actualizaciones durante un mínimo de 3 años, lo que garantiza no sólo que sea seguro utilizarlo durante ese tiempo, sino que irá recibiendo novedades antes que otros terminales de la competencia. 

Google Pixel 4 junto al Pixel 4a. Chema Flores Omicrono

Diseño y potencia

Una de las ventajas de que Google haya diseñado tanto Android como el Pixel 4a es la misma que quien se hace un traje a medida, le va perfecto. Es por ello que al smartphone no le hace falta tener el último procesador del mercado para ir rápido, hacer mejores fotos o que la batería rinda. 

El Pixel 4a monta el Snapdragon 730 de Qualcomm, el chip de seguridad Titan M, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Potencia y capacidad suficiente para que la experiencia de uso con él los días que lo hemos podido probar haya sido muy satisfactoria. 

También se ha comportado bien su batería. Quizá algo corta si le damos un uso muy intenso pero que pese a todo ha conseguido que acabásemos el día. Un reto que no nos creíamos al ver en la hoja de especificaciones ya que dispone de 3.140 mAh, considerablemente menos que rivales directos como el OnePlus Nord, que tiene 4.115 mAh. También se queda algo atrás en carga rápida con 18W frente a sus rivales.

Google Pixel 4a Chema Flores Omicrono

Uno de los motivos de esta pequeña batería es su tamaño. La pantalla OLED FHD+  (1080x2340) es de 5,81 pulgadas, lo que le permite tener unas dimensiones de 144 mm de alto, 68,4 mm de ancho, 8,2 mm de grosor y 143 gramos de peso. El Pixel 4a es ligero y manejable, da gusto tenerlo en la mano y llevarlo a cualquier lugar. Y es que se agradecen los móviles que van contra la tendencia del mercado y apuestan por las dimensiones reducidas. 

Su terminación puede no gustar a todo el mundo. Acabado en policarbonato de color negro a nivel diseño puede quedar un poco insulso y poco atrevido. Asimismo, aunque el tacto es agradable y, recuerda a los Pixel Buds, la falta de ambición en la parte estética devalúa un poco todo lo bueno que es capaz de hacer el móvil. En la parte trasera encontramos además un lector de huellas, rápido y preciso, pero se echa en falta un reconocimiento facial que acelere el proceso. Detalles menores pero que impiden redondear una experiencia sobresaliente. Eso sí, dispondremos de toma de auriculares, yendo a contracorriente. 

Google Pixel 4a junto a los Pixel Buds. Chema Flores Omicrono

¿Me lo compro?

Si estás buscando un teléfono de bajo precio pero quieres tener una de las mejores cámaras del mercado, ni te lo pienses, el Pixel 4a es tu teléfono. Has de ser consciente de que vas a renunciar a una terminación premium o a una batería que en la competencia puede ser mejor. A favor cabe tener en cuenta que ningún teléfono va tan bien con Android como los Pixel de Google, con lo que la experiencia global será satisfactoria. 

Además, si estás un poco harto de los móviles grandes en la gama media, el Pixel 4a puede ser tu aliado. Es agradable de usar, cómodo de manejar y el tamaño reducido hace que, si no vamos a estar viendo series todo el día, sea idóneo apostar por este formato.