En 2016 Apple decidió quitarle el cable a sus EarPods. Nacieron los AirPods. Desde entonces, los auriculares inalámbricos de la compañía de Cupertino se han convertido en referencia del mercado y en los que mejor se entienden con sus iPhone. Ahora, Google ha lanzado al mercado español los Pixel Buds, su respuesta al concepto de los AirPods y que llegan para reinar en el ecosistema Android. 

Noticias relacionadas

Los Pixel Buds están disponibles en la tienda española de Google a un precio de 199 euros, una cota intermedia entre lo que se suele encontrar a los AirPods de segunda generación y los AirPods Pro. Y no es casual. A nivel de calidad de sonido, los Pixel Buds llegan a mitad de camino entre los AirPods y el modelo Pro. Contamos con un almohadilla aislante pero sin cancelación de ruido. Aún así, podemos sumergirnos en el sonido de forma cómoda y fácil porque los Pixel Buds buscan eso, tecnología sin complicaciones. 

La segunda generación de los Pixel Buds pone el acento en tres pilares principales: comodidad, experiencia de uso e integración con el Asistente de Google que lo vitamina hasta tal punto que los podemos concebir como un manos libres completo. 

Comodidad

Google Pixel Buds Chema Flores Omicrono

Lo primero que llama la atención de los Pixel Buds es su diseño. Con una terminación blanca mate muy en la línea de los productos Made by Google, como son su teléfono Pixel o sus routers inteligentes Nest, hace que el producto sea bonito, agradable y compacto. De hecho, son sorprendentemente pequeños para la calidad de sonido que tienen y lo cómodos que son.

Apenas sobresalen de la oreja, pesan poco más de 5 gramos por auricular y se ajustan sorprendentemente bien a la oreja. Para hacerlo cuentan con una almohadilla que entra por el conducto auditivo y un arco estabilizador que se ajusta a la concha de la oreja. Quedan sujetos, y no se mueven nada, con lo que resultan ideales para hacer deporte -porque además son resistentes al sudor-.

Pixel Buds, Pixel 4 y Nest Wifi Chema Flores Omicrono

Pese a quedar perfectamente ajustado en la oreja no da la sensación de tapón que sí sucede con otros modelos con terminación de goma. Esto es gracias una ventilación que reduce la sensación de tener los oídos taponados y ayuda a oír lo que ocurre a tu alrededor. Al final, te olvidas de que los llevas puestos. 

El estuche es pequeño y manejable. De unos 65 gramos, ocupa poco más que el de los AirPods Pro, con lo que podremos echarlo al bolsillo de las monedas y nos olvidaremos de que está ahí. Cuenta con carga inalámbrica y una autonomía de 24 horas con una única carga. Los auriculares por su parte cuentan con una autonomía de unas 5 horas, no es excesiva pero tampoco es un drama. 

Google Pixel Buds Chema Flores Omicrono

Hazlo simple

Si los AirPods han triunfado porque son los que mejor se integran con los iPhone, Google busca con los Pixel Buds hacer lo propio. Son fáciles de usar, de emparejar y de poner en marcha. Simplemente funciona y, a veces, incluso recuerda a esa magia que se produce cuando los productos se entienden entre sí mejor de lo que pensamos. 

El proceso de emparejado es tremendamente fácil gracias al sistema Fast Pair. Al abrir la tapa del estuche aparecerá una notificación en teléfono, pulsar y listo. Se acabó el engorro de ir al menú de bluetooth, buscar y emparejar. Bastará pulsar una vez sobre la pantalla. Disponen de Bluetooth 5.0 de largo alcance, lo que permiten movernos por casa en diferentes habitaciones y no perder la conexión.

Google Pixel Buds Chema Flores Omicrono

Tan simple como el emparejamiento es usarlos. Bastará insertarlos a la oreja para que la música comience a sonar. Lo hace con una buena calidad de sonido,  graves profundos y destacados agudos, gracias a unos altavoces dinámicos de 12 mm diseñados a medida. Eso sí, si somos sibaritas del sonido será mejor irnos a los AirPods Pro, los Sony WF-1000XM3 o a los EAH-AZ70W de Technics. Suenan bien, sin alardes. 

Pese a que haya otras alternativas mejores de sonido y cancelación de ruido, los Pixel Buds aíslan bien y vienen con dos características notables en la experiencia de usuario. Por un lado el sistema Adaptive Sound ajusta el volumen automáticamente para adaptarlo al entorno que nos rodea sin que tengamos que hacer nada; mientras que por otro cuenta con micrófonos y sensores para realizar llamadas sin importar cómo de bulliciosa es la cafetería en la que nos encontramos. Nos escucharan alto y claro.

Asistente de Google, aliado

Pixel Buds Chema Flores Omicrono

Para controlarlos tendremos dos formas de hacerlo: a través de gestos o con la voz. La parte externa de los Buds es un panel táctil y desde el cual podremos reproducir la música, pasar de canción, gestionar el volumen o convocar al Asistente. Sin embargo, si no tenemos las manos libres, siempre podremos realizar cualquier petición gracias a la integración con el Asistente de Google. 

"Ok Google" serán las palabras mágicas para sacar todo el jugo a los Pixel Buds. Con ellas podremos pedirle que reproduzca música, que nos haga una llamada, nos lea las notificaciones o vaya un paso más allá con traducciones en tiempo real.

Pixel Buds Chema Flores Omicrono

Gracias a la integración con el ecosistema de Google, podremos traducir una conversación gracias a nuestro móvil y nuestros Buds. El sistema funciona bien lo que puede salvarnos de más de un apuro si nos pilla de viaje. Es fácil de usar y tremendamente intuitivo. 

Además, los Buds vienen con otras opciones como Find My Device que nos permite localizar los auriculares si los hemos perdido, así como nos avisará en tiempo real si uno se nos ha desprendido de la oreja. Además, la compañía explica que los irá actualizando para irle añadiendo nuevas funcionalidades.

¿Me los compro?

Pixel Buds Chema Flores Omicrono

Por la mesa de análisis de OMICRONO han pasado decenas de auriculares y los Pixel Buds son realmente diferentes a muchas de las alternativas. Aportan ese algo especial que hace que no te los quieras quitar. Su calidad de sonido es correcta y son tremendamente cómodos.

Aunque es compatible con todos los dispositivos con bluetooth, realmente tiene sentido si lo vamos a usar en un teléfono Android. Sucede lo mismo que los AirPods con iPhone, aunque funcionan, la experiencia es verdaderamente completa con su sistema operativo.

El precio de 199 € puede ser un handicap de más de un usuario para dar el salto cuando los Honor Earbuds se pueden encontrar a mitad de precio y tienen cancelación de ruido. Sin embargo, la integración de los Pixel Buds con el Asistente de Google y su comodidad en la oreja hacen que sean muy fáciles de recomendar.