Google sigue apuntalando su catálogo de productos para el hogar. Si en 2018 trajo a  España sus routers inteligentes, Google WiFi, ahora los ha renovado con Nest WiFi, un nuevo sistema de conexión en malla que mejoran en potencia, cobertura y funciones inteligentes. Sin embargo, la mayor sorpresa que podemos encontrar en la nueva generación de routers inteligentes de Google es que incorporan en su interior un altavoz inteligente, con lo que tendremos dos dispositivos en uno. 

Noticias relacionadas

El nuevo sistema Nest Wifi (259 euros) lo conforma un router (que conectaremos al de nuestra operadora) y un punto de acceso adicional. Al igual que la generación anterior, nos encontramos ante un sistema flexible y escalable. Es decir, en el momento que se desee podremos ir añadiendo nuevos puntos de conexión para amplificar la malla de red que tenemos en casa. De hecho, los nuevos puntos WiFi Nest son compatibles con la generación anterior, con lo que se podrá comprar uno de éstos y mejorar la red que ya teníamos instalada en casa.

Router Nest WiFi Chema Flores Omicrono

Más rápido, más lejos

La nueva generación de los routers inteligentes de Google van un paso más allá tanto en cobertura, como en velocidad de conexión y estabilidad de la misma. Mientras que la generación anterior necesitábamos dos unidades para cubrir entre 85 y 170 metros cuadrados, el pack de Nest WiFi de dos unidades llega ahora hasta los 210 metros cuadrados.

El nuevo router dispone del doble de transmisiones WiFi y más del doble de potencia de procesamiento, lo que proporciona hasta un 25% más de cobertura y velocidades más rápidas de hasta 2.2 Gb por segundo. Esto no sólo se traduce en que la conexión a internet nos llegará mejor a más parte de la casa, sino que está pensado para soportar la mayor carga posible de dispositivos inteligentes que seamos capaces de tener en casa.

En las primeras pruebas realizadas en OMICRONO, notamos una velocidad superior a la de la generación anterior así como han desaparecido algunos puntos negros de conexión que sí teníamos con los dispositivos anteriores. Lo cierto es que tiene fuerza suficiente para transmitir varios vídeos en calidad 4K de forma simultánea, así como la compañía promete que puede alojar a la vez más de 200 dispositivos domésticos.

Punto Nest WiFi y aplicación Home. Chema Flores Omicrono

Esta gestión de los dispositivos se realiza ahora desde la aplicación Home. Desde ella, que ahora es el centro absoluto de todos los dispositivos inteligentes vinculados a Google, podremos consultar el estado de la red y comprobar la velocidad; ver qué dispositivos tenemos conectados (y darle prioridad al que deseemos), así como establecer una red secundaria para los invitados o gestionar la conexión de los más pequeños de la casa estableciendo horarios o restringiendo el contenido. 

"Ok Google, pon música" 

Los nuevos puntos de acceso cuentan con una gran novedad que no teníamos en la generación anterior: son también un altavoz inteligente. Incorporan al asistente de Google, disponen de micrófonos de largo alcance para recoger los comandos que le digamos y suenan mejor de lo que cabría esperar de lo que a priori parece un simple router en malla. 

El punto Nest WiFi está equipado en su interior con el mismo altavoz del Nest Mini, de este modo el usuario podrá poner música creando grupos de dispositivos con otros altavoces inteligentes de la compañía así como con los diferentes puntos de acceso que disponga. Eso sí, cabe tener en cuenta que el router no cuenta con las bondades del Asistente, con lo que aquí no tendremos ni micrófonos ni altavoz. 

Google Nest WiFi Chema Flores Omicrono

La ventaja de contar con el asistente en los routers, además de que colocaremos un altavoz en sitios insospechados, es que podremos interactuar con ellos para no tener que entrar a la app para comprobar el estado de la red o poner música en otra habitación. Es un paso más en la aspiración de Google de tener una casa inteligente. En el caso de que deseemos apagar el micrófono, bastará con accionar la pestaña que encontraremos en la parte trasera a lo que el router cambiará de color. 

Este router pega con todo

Otro de los aspectos en los que Google más ha puesto el acento ha sido en el diseño. La compañía sostiene que "los routers no deberían estar ocultos entre una maraña de cables, debajo o dentro de un armario, ya que la señal de WiFi se debilita" es por ello que los Nest WiFi cuentan con un diseño cuidado y bastante más refinado que la generación anterior.

Aunque su tamaño es muy similar a la familia lanzada hace un par de años, la sensación visual que da es completamente distinta. Gracias a sus esquinas redondeadas da la sensación de ser más pequeño de lo que es en realidad. Recuerda a un elemento decorativo de cerámica sin embargo, el LED inferior le delata. 

Google WiFi y Nest WiFi Chema Flores Omicrono

Los puntos WiFi cuentan en su parte de abajo con una llamativa luz LED que reacciona cuando le estamos pidiendo comandos, gestionamos el volumen, se ha deshabilitado el micrófono o se está configurando. Aún así, se puede regular la intensidad de ésta o apagarse por completo si se desea. 

En la parte superior sin embargo, encontramos además de los cuatro micrófonos un panel táctil desde el que podremos subir y bajar el volumen en los lados así como pausar o iniciar la música tocando en el centro. El tacto es agradable, y se agradece la apuesta de Google en el tratamiento del plástico reciclado. 

Google Nest WiFi Chema Flores Omicrono

Una gran opción

Si la anterior generación era una de las mejores opciones del mercado a tener en cuenta si queríamos tener una conexión estable y fiable en casa, con la renovación de Nest WiFi Google da un salto de calidad a la hora de mejorar cómo nos conectamos y la gestión que podemos hacer de nuestra red. 

Va un paso más allá de los routers de la competencia -como Engenius o Amazon- gracias a incorporar el Asistente, una opción que sin duda marcará el camino del sector. Al aunar en un único equipo altavoz y punto de acceso a internet, ahorramos espacio y ganamos en posibilidades, un movimiento maestro que será un gran aliciente de los que buscan un hogar completamente conectado. 

Con respecto a su disponibilidad; en un primer momento ha llegado a la Google Store, aunque próximamente estará disponible en MediaMarkt, El Corte Inglés, Fnac o Pc Componentes. Se podrá comprar en un pack de router y punto WiFi por 259 euros, sólo router por 159 euros o sólo punto WiFi por 139 euros (aunque para esta opción hará falta un router Nest WiFi o Google WiFi).