Agentes de la policía de Israel detienen a un manifestante palestino

Agentes de la policía de Israel detienen a un manifestante palestino Ammar Awad Reuters

Oriente Próximo Conflicto

Al menos tres palestinos muertos durante una batalla campal en Jerusalén

La policía ha cargado contra los manifestantes que protestaban por la instalación de detectores de metales en la Explanada de las Mezquitas. 

Al menos tres palestinos han muerto y casi doscientos han resultado heridos en enfrentamientos en Jerusalén Este y Cisjordania por las protestas de musulmanes contra las medidas de seguridad israelíes en torno a la Explanada de la Mezquitas.

Mohamed Setiani, portavoz de la Media Luna Roja (equivalente musulmán de la Cruz Roja), confirmó a Efe los dos fallecimientos e identificó a una de las víctimas como Mohamad Sharaf, un joven de 18 años del barro jerosolimitano de Ras Al Amoud que falleció tras recibir un disparo en el cuello.

El segundo muerto fue identificado por el diario israelí Haaretz como Mohamad Hasan Abu Ganem, de 19 años, fallecido en enfrentamientos registrados en el barrio de A Tur. La enorme concurrencia de fieles musulmanes en las inmediaciones de la Explanada de las Mezquitas derivó en incidentes violentos en las últimas horas.

Cerca de las murallas se han producido cargas policiales y detenciones de los fieles que, finalizado el rezo en las calles, lanzaron botellas de agua a los agentes que cortaban el acceso a la ciudadela amurallada, donde solo se permitía el paso por los puntos más cercanos a la explanada a los hombres mayores de cincuenta años y las mujeres.

Los disturbios se repitieron en distintos barrios del este de Jerusalén (territorio ocupado) y en varios puntos de Cisjordania, incluidas las localidades de Qalandia, Hebrón, Belén y Tulkarem.

La Media Luna Roja atendió a al menos dos centenares de heridos, la inmensa mayoría leves y alrededor de una decena de gravedad.

Cerca del mediodía, miles de musulmanes se congregaron a las afueras de la Explanada, tercer sitio sagrado para el islam y primero para el judaísmo, en rechazo a los detectores de metales instalados por Israel tras el ataque cometido el pasado día 14 por tres árabes israelíes que asesinaron a dos policías israelíes tras lo que fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.