Theresa May declarando en el Parlamento.

Theresa May declarando en el Parlamento. Reuters

Europa

May ignora la conspiración para destituirla y rechaza una tercera votación del 'brexit'

Jeremy Corbyn tacha de "vergüenza nacional" la situación de bloqueo y la primera minista británica insta a los diputados a aclarar su posición. 

La primera ministra británica, Theresa May, admitió este lunes que todavía no cuenta con suficientes apoyos en la Cámara de los Comunes para que sea aprobado su acuerdo para la salida de la Unión Europea (UE), rechazado ya en dos ocasiones.

Por este motivo, la líder conservadora no prevé de momento someter el texto a votación parlamentaria por tercera vez, después de que ya fuera descartado con contundencia el 15 de enero y el 12 de marzo

En un nuevo discurso ante el Parlamento británico, May ha ignorado por completo las informaciones de la prensa británica que hablaban de una operación para descabalgarla del poder. May tampoco ha hecho mención a la posibilidad de sacrificarse con su dimisión si los diputados aprobaban finalmente el acuerdo de divorcio

El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, ha calificado de "vergüenza nacional" la situación del brexit y desprecia las negociaciones del gobierno conservador con Bruselas, que por el momento se retrasa hasta el 12 de abril hasta la próxima pirueta del Gobierno y el Parlamento británico.

Pasos a seguir

En cambio, los diputados votarán esta tarde una moción gubernamental neutra que podrán enmendar a fin de determinar cuáles son sus preferencias en cuanto a los siguientes pasos a seguir en el proceso, si bien sus decisiones no será vinculantes.

May compareció ante los Comunes para informar del Consejo Europeo de la semana pasada, cuando los Veintisiete accedieron a retrasar la fecha del brexit del 29 de marzo al 22 de mayo -si el Parlamento de Londres aprueba un acuerdo de retirada- y hasta el 12 de abril si no hay pacto, cuando el Reino Unido deberá proponer un plan alternativo si quiere evitar una salida abrupta.

La primera ministra adelantó que esta semana la Cámara deberá votar una modificación en la ley británica de retirada de la UE para autorizar esa prórroga, y advirtió de que, aunque los parlamentarios se opusieran, prevalecería la legislación comunitaria y este país ya no dejará el bloque el 29 de marzo.

Al empezar el debate sobre la moción neutra a las 17:30 GMT, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, seleccionará las enmiendas que se someterán a votación, de siete que han presentado los diferentes grupos parlamentarios.

La que tiene más posibilidades de prosperar es una multipartita que propone que el miércoles los diputados voten sobre diferentes alternativas no vinculantes en el proceso de brexit.

May se mostró este lunes "escéptica" de que este procedimiento sirva para aclarar las cosas, e invitó a sus colegas conservadores a rechazarla.

Otra del Partido Laborista pide tiempo para votar sobre varias opciones, entre ellas el plan de salida de la UE propuesto por este partido y la celebración de otro referéndum, después del que dio la victoria al brexit en junio de 2016.

La moción gubernamental ya enmendada se votará en torno a las 22 GMT.

La cuestión de Irlanda del Norte

Tras reunirse el fin de semana con algunos colegas euroescépticos para tratar de que apoyaran su pacto, May mantuvo hoy conversaciones con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte -socios parlamentarios de los "tories"-.

Esta formación declaró que "su posición no ha cambiado" y mantiene de momento su rechazo al texto gubernamental.

Mientras Londres continúa sumido en un caos parlamentario, la Comisión Europea ha anunciado que ha concluido sus preparativos para un brexit sin pacto, que se produciría el 12 de abril si el Reino Unido no ofrece una alternativa.