Jeremy Corbyn en el Parlamento británico.

Jeremy Corbyn en el Parlamento británico. Reuters

Europa

Los laboristas quieren que el Parlamento vote la opción de un segundo referéndum del 'brexit'

El partido de Corbyn defienden que el Parlamento debería pronunciarse sobre la posibilidad de una segunda consulta popular tras la derrota de Theresa May. 

El Partido Laborista británico ha dado un paso más para allanar el camino para un segundo referéndum sobre el 'brexit'. La formación de Jeremy Corbyn ha presentado una enmienda al plan alternativo que Theresa May presentó el lunes en el Parlamento para que los diputados puedan pronunciarse sobre la posibilidad de volver a consultar a los ciudadanos sobre la salida de la UE

Con el reloj en marcha hasta el 29 de marzo, la fecha establecida en la ley para que el 'brexit' se consume, el Reino Unido se encuentra en su crisis política más profunda.

Es la primera vez que los laboristas piden a la Cámara de los Comunes que considere la opción de una segunda votación popular, aunque el partido no se ha comprometido a apoyar el referéndum en el caso de que se vote si debe convocarse o no. En el documento se pide al Gobierno de May que someta a votación el plan alternativo laborista o "convocar un voto público sobre un acuerdo o propuesta de acuerdo" que tenga el apoyo de la mayoría.

El plan alternativo de los laboristas propone una renegociación del acuerdo en el que Reino Unido permanezca en la unión aduanera comunitaria y tenga una relación con el mercado único de la UE. Los derechos de los ciudadanos y las normas de consumo serían compatibles con los fijados desde Bruselas.

Después de que el acuerdo de divorcio de May fuera rechazado por 432-202 legisladores la semana pasada, algunos legisladores están tratando de tomar el control del 'brexit' del debilitado Gobierno.

El lunes, May propuso modificar su acuerdo, en un intento de ganarse a los legisladores conservadores rebeldes y al partido norirlandés que apoya a su Gobierno, pero los laboristas han acusado a May de intentar negar su aplastante derrota y quieren que el Parlamento se comprometa a implementar todas las medidas necesarias para descartar un 'brexit' duro.

La posibilidad de un nuevo referéndum tampoco reúne consenso entre los laboristas. Algunos de los diputados más cercanos a Corbyn se han mostrado escépticos ante la utilidad de una segunda votación y otros creen que es la mejor opción.